Jueves 15 de abril, 2021

SOCIEDAD | 08-05-2020 16:30

Hiperconectados por el aislamiento: cómo evitar la adicción al celular

Una especialista en dependencia a las nuevas tecnologías da consejos para prevenir un uso excesivo. Cuándo alarmarse y qué consecuencias puede tener.

Aumento de horas en el teléfono, estar en más de una pantalla al mismo tiempo, y necesitar Internet para resolver cuestiones de la vida cotidiana. La cuarentena obligó a que gran parte de las actividades se realicen virtualmente y como consecuencia surgió la preocupación por estar todo el día conectados. Laura Jurkowski, psicóloga y directora de “Reconectarse”, un centro especializado para la adicción a Internet, da algunas ideas para administrar el tiempo en pantallas durante el aislamiento.

Consejos. En primer lugar, Jurkowski recomienda discriminar los diferentes tipos de actividades que uno puede hacer en las pantallas: no es lo mismo trabajar, navegar indefinidamente por alguna red social, ver videos para hacer una clase o receta, o jugar. 

“Frente a determinadas cosas uno está en una posición mucho más pasiva que en otras donde simplemente Internet es una guía para realizar otra actividad frente a la pantalla en la que ponemos en funcionamiento el cuerpo, el cerebro, todo, para hacer algo”, explica la especialista.

Es por eso que sugiere, por un lado, organizar el día y dentro de la organización ir fijando actividades. Algunas pueden incluir pantallas pero también hay que obligarse a tener momentos en las cuales se dejen de lado. “Por ejemplo, si uno está trabajando con la computadora, lo ideal dejar el celular en otro lugar de la casa y ponerse momentos del día en el cual ir a chequear las notificaciones. Si necesitamos WhatsApp o el mail podemos verlo en computadora. Entonces, dejar el tema de revisar redes sociales y demás para algunos momentos del día que uno destine, que no sea todo a libre demanda”, señala.

Por otro lado recomienda variar los usos que se hacen en la pantallas y no estar muchas horas seguidas haciendo lo mismo: aunque sea con la tecnología, ir alternando entre las distintas posibilidades que ofrece.

Además propone estimar un tiempo determinado para cada aplicación (siendo realistas y planteando opciones que cada uno va a poder sostener) y poner un recordatorio para que, cuando se llega a ese límite, se deje de usar esa app -muchas tienen esta opción incorporada-. “Esto nos ayuda a administrarnos y hacer un balance de cuánto tiempo le vamos a dedicar a las redes sociales en el día, para qué otras cosas vamos a usar las pantallas y qué otra actividad vamos a hacer que es fuera de la pantalla”, explica Jurkowski. En esa línea, considera que es mejor sacar las notificaciones, sobre todo a la noche, para no generar dependencia

Alarmas. En un contexto en que el tiempo destinado a la tecnología es difícil de distinguir, ya que se mezcla lo laboral con el ocio, Jurkowski indica algunas formas para darse de cuenta de si hay un exceso. 

“Cuando vemos que nos distraemos mucho, que nos dispersamos, que no estamos pudiendo terminar las tareas que nos proponemos porque en la mitad empezamos a chatear o a ver las redes sociales puede haber un problema”, explica la psicóloga. Otro indicador puede ser cuando, frente a un momento de angustia o ansiedad, alguien intenta olvidarse del tema conectándose a redes sociales o mirando contenido en la web.

En esa línea, cada vez le llegan más  comentarios o preocupaciones por este tema, de gente que se alarma porque termina mucho más cansada, con dolores de cabeza o distintas dolencias.  “No es que todo el mundo se va a volver adicto después de esto pero sí van a cambiar mucho las formas de trabajo, las relaciones sociales y demás. Y va a haber mucha gente a la que le va a costar dejar de ser tan dependiente de las pantallas. Quizás no llega a un tema de adicción pero sí que van a empezar a tener determinados problemas por no poder poner límites”, concluye.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Delfina Tremouilleres

Delfina Tremouilleres

Periodista de Información General.

Comentarios