Martes 27 de octubre, 2020

SOCIEDAD | 19-08-2020 15:05

Pediatras vs. Viviana Canosa: los mortales efecto del dióxido de cloro

Elda Cargnel, médica pediatra y toxicóloga del Hospital de Niños, alertó sobre las graves consecuencias en la ingesta del desinfectante ambiental.

El fin de semana un niño de cinco años que murió en la localidad de Plottier, en Neuquén, luego de que sus padres le suministraran dióxido de cloro al sospechar de que se había contagiado de coronavirus. Y disparó una serie de denuncias contra Viviana Canosa, que había recomendado su ingesta en su programa de Canal 9.

Se está usando el dióxido de cloro como medicamento y como suplemento dietario, y es un error grave, y eso es importante decirlo”, marcó Elda Cargnel, médica pediátra y toxicóloga del Hospital de Niños, y miembro del Comité Nacional de Salud Infantil y Ambiente de la Sociedad Argentina de Pediatría.

Ahora estallo porque está el Covid, y lo están utilizando para eso, pero ya lo venían utilizando para otras enfermedades que están relacionadas con chicos, como el síndrome del espectro autista. Y no tiene ningún asidero científico para darlo en ningún tipo de enfermedad. Esta sustancia no tiene ningún efecto positivo cuando se lo ingiere y por el contrario tiene muchos graves”, reforzó la pediatra y toxicóloga.

Documento contra el consumo de dióxido de cloro

“Es especialmente peligroso cuando se va a dar para tratar en enfermedades que impactan sobre las vías respiratorias. Va a afectar el pulmón porque cuando uno lo toma también lo está inhalando, al inhalarlo se transforman en clorito, que daña los alvéolos pulmonares y ocasiona dificultades respiratorias, broncoespasmos y bronquitis, y hasta una insuficiencia respiratoria”, advirtió Cargnel.

“Y en los chicos esto es mucho más agudo, porque va a desplazar más rápidamente el oxígeno de la sangre, y le va a originar una hipoxia, que puede requerir de una asistencia respiratoria de tipo mecánico. También irrita el aparato gastrointestinal desde la boca, pasando por el esófago que se daña, hasta el intestine. El paciente puede tener vómitos, náuseas, dolor abdominal y hasta diarrea”, agregó sobre los fatales efectos del dióxido de cloro, usado habitualmente como desinfectante.

“No hay evidencia científica de que pueda curar alguna de estas enfermedades, y no se lo ha aprobado como medicamento. Pero sí hay ensayos clínicos hechos. La FDA (en EE.UU. es la Administración de Medicamentos y Alimentos) alerta que no solamente afecta los pulmones y las vías digestivas, pero también altera el metabolismo del calcio del fósforo, y puede causar arritmias cardíacas e insuficiencias hepáticas y renales”, concluyó la pediatra.

Documento contra el consumo de dióxido de cloro

 

También te puede interesar

por R.N.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios