Domingo 16 de mayo, 2021

SOCIEDAD | 15-03-2020 14:01

Policías custodian en su casa al hombre que agredió al portero

El encargado del edificio, que terminó con el tabique roto por los golpes, venía denunciando que el vecino no cumplía el aislamiento desde el jueves.

Las imágenes fueron registradas por las cámaras de seguridad: ayer por la noche, en un edificio de Vicente López, un hombre identificado como Miguel Ángel Paz se metió en la sala de seguridad y empezó a golpear de forma salvaje al encargado, Gustavo Granucci. El portero había denunciado que el vecino, que regresó de Estados Unidos el jueves, no cumplía con el aislamiento obligatorio que dispuso el Gobierno para contener el avance del coronavirus. La situación de violencia demencial terminó con una denuncia por agresiones y una consigna policial permanente en la puerta del lugar, ubicado en Rosales 2793, en Olivos, para evitar que el agresor vuelva a salir hasta que se descarte un posible diagnóstico positivo.  

En diálogo con NOTICIAS, Javier Díaz, el jefe de Operaciones de Defco, la empresa de seguridad que presta servicios en el edificio, contó: "Nosotros ya habíamos denunciado anteriormente las salidas de esta persona a través de las líneas rotativas de sanidad, que están colapsadas. Ayer llamamos al 911 para dar notificación. Cuando esta persona volvió, llamó primero a Gustavo por teléfono a la guardia, lo amenazó, lo insultó. No le bastó con eso que bajó y lo empezó a golpear"

El encargado, que terminó con el tabique quebrado y por estas horas permanece en reposo, recibió las primeras atenciones en el Hospital de Vicente López: "Le hicieron radiografía y tomografía por los golpes que recibió en la nuca y parece que está todo bien. Después de eso se radicó la denuncia en la comisaría de Vicente López y también fue atendido por la ART, como corresponde cuando hay un accidente de trabajo", agregó Díaz. 

Además, el hombre relató que "en el día de hoy se presentó en el edificio la Policía con una ambulancia del SAME y tendieron a la familia entera (del agresor)". En principio, se les realizó el test para saber si alguien del grupo familiar tiene un diagnóstico positivo o no de Covid-19. En el departamento viven dos adultos y dos menores de edad. "El comisario dejó una consigna policial en la puerta por si se quiere retirar nuevamente", agregó Díaz.

A Granucci, por el momento, se le dio una licencia laboral debido a los golpes y solo deberá tener otro tipo de atención si el test del agresor resulta positivo. El hombre, que tiene 35 años y un hijo, se encuentra en reposo en su casa de San Martín, donde vive junto a sus padres.  El edificio donde sucedió la paliza tiene tres torres en el que alrededor de 100 familias comparten un palier.  Según Díaz, todos los vecinos se solidarizaron con el trabajador: "La verdad, las personas que viven en el edificio están constantemente llamando y preguntando por Gustavo. También las autoridades sanitarias, del ministerio de Salud y el personal policial también prestó compañía", detalló.

Las imágenes de las cámaras de seguridad se viralizaron de forma inmediata debido a la reacción demencial del vecino. El impacto del episodio fue tal que hasta el propio presidente, Alberto Fernández, se mostró indignado: "Estoy buscando donde vive ese señor para encerrarlo personalmente yo, para que todo el mundo entienda que no se puede ser tan estúpido y poner en riesgo a la gente", dijo en declaraciones radiales esta mañana. 

  

 

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Giselle Leclercq

Giselle Leclercq

Comentarios