Viernes 4 de diciembre, 2020

SOCIEDAD | 20-03-2020 19:00

Preocupación por la falta de suministros y médicos en provincia de Buenos Aires

El ministerio de Salud bonaerense confirmó que se incorporarán entre 1800 y 2000 profesionales. Pero desde CICOP insisten en que ese número debería ascender a 2500 y en acelerar la contratación.

Tenemos un problema de recursos humanos. Desde hace dos años tenemos cargos disponibles y no conseguimos postulantes por sueldos de $37 mil. El bajo salario y el desgaste laboral hace que los profesionales no se incorporen al sistema público. Y ahora, en el marco de una pandemia, ese desgaste va a aumentar”. Pablo Maciel, el secretario gremial de la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires (CICOP), aseguró a NOTICIAS que se vienen meses difíciles y que, a pesar de que el decreto nacional de aislamiento social preventivo y obligatorio es positivo, hay un tema en el que las autoridades bonaerenses deben pisar el acelerador: la falta de profesionales y suministros sanitarios capaces de afrontar de forma adecuada el avance del coronavirus. 

Según un relevamiento que hizo CICOP, en la provincia de Buenos Aires hacen falta entre 2000 y 2500 profesionales de la salud. El faltante más grande se registró en el conurbano. Desde el ministerio de Salud bonaerense, conducido por Daniel Gollán, están al tanto de la situación y ya confirmaron la incorporación de profesionales. Según fuentes oficiales “se van a sumar entre 1800 y 2000 trabajadores nuevos al sistema. Todavía estamos en proceso de contratación. Se están incorporando a los hospitales de mayor demanda”. Sin embargo, para Maciel, la clave está en acelerar el proceso: “Se está avanzando, pero desde nuestro punto de vista es demasiado lento. Por eso estamos presionando. Al día de hoy, viernes 20, detectamos muchos hospitales que todavía no tienen los insumos suficientes. Esto recién empieza”, aseguró. 

CICOP, que mantiene reuniones diarias con directores de hospitales bonaerenses, le transmitió la preocupación a las autoridades políticas y llevaron una propuesta: que los mil profesionales que culminarán su residencia en mayo sean incorporados al sistema de forma inmediata: “Tenemos un sistema de residencia que es el mejor sistema de posgrado de todas las especialidades. Son residentes que hoy están en los hospitales, que conocen el funcionamiento. Habitualmente se incorpora un pequeño porcentaje pero proponemos que, en este contexto, se incorporen a todos. Es nuestro mayor ejército de reserva”, sostuvo.

La posibilidad está siendo contemplada desde el gobierno provincial al igual que “la posibilidad de traer médicos de otros lugares donde la pandemia no se haya desarrollado. Vamos a apelar a todos los recursos por si la situación empeora”, agregaron los voceros. Además, desde el ministerio le transmitieron a CICOP la intención de aumentar en un 20% las camas para pacientes de terapia intensiva.

Estructura. Maciel insistió en que las medidas generales adoptadas son positivas, pero asegura que los viejos problemas hoy pueden representar un obstáculo para contener la pandemia: “El sistema de salud viene muy golpeado, con un desfinanciamiento progresivo en la última década y llegando a un extremo en el 2019, con el presupuesto más bajo en toda la historia de la provincia de Buenos Aires”

Los suministros fundamentales para afrontar el avance del Covid-19, sostuvo el titular de CICOP, son escasos. "Estos insumos se deben dividir en dos: por un lado están los insumos básicos para la atención adecuada a los pacientes y de protección para el personal de salud. Ahí tenés barbijos N95 y barbijos quirúrgicos, protectores faciales, camisolines impermeables, guantes y alcohol en gel. Por otro lado tenés la aparatología, que son los respiradores, filtros o la adecuación de las salas”. Sin embargo, insistió, el problema más grande siguen siendo los recursos humanos: “Por ejemplo, por cada cama de terapia intensiva que vos quieras generar, necesitás un terapista avezado en el uso de respirador; cada dos camas, debería haber un enfermero o una enfermera capacitada. Además, tenés que contemplar el personal de limpieza y administrativo. El recurso humano es un cuello de botella por más que comprés todos los respiradores”, explicó.

El relevamiento de CICOP contempla a los profesionales que debieron ser licenciados por formar parte del grupo de riesgo. Y si bien la postura de la organización no es de una crítica descarnada hacia las autoridades provinciales, insisten en que hay que actuar antes de que que pase lo mismo que en otros países: “Nos llega información de Italia, donde hay traumatólogos atendiendo en terapia intensiva y que jamás usaron un respirador en su vida”, describió Maciel para poner en evidencia lo que no debería pasar en Argentina.

También te puede interesar

Galería de imágenes

Giselle Leclercq

Giselle Leclercq

Comentarios