Jueves 26 de enero, 2023

SOCIEDAD | 31-12-2022 00:31

Lionel Messi: resiliencia hacia la gloria

Tuve el honor y el orgullo de conocer a Leo en el predio de AFA en 2004 donde trabajaba desde el año 2000. También a sus padres. Fue con motivo del amistoso que se armó para que no se lo lleve España. Estuve trabajando con él y otros cracks hasta el Mundial de Alemania 2006.

El 2 de julio del año 2005 Messi obtiene el título de campeón mundial sub 20, goleador y figura del mundial y hace los dos goles en la final, en Países Bajos. El 18 de diciembre del 2022 Messi obtiene el título de campeón mundial de mayores en Qatar, recibe el premio de mejor jugador del Mundial y convierte 7 goles en 7 partidos. En el medio pasaron más de 17 años  y varias finales perdidas con la camiseta de la Selección, pero un Maracanazo reciente. Una carrera, una vida, una historia para contar.

Esta historia se puede llamar “se pudo divertir como en el campito” (Di María) o tal vez “la risa superó la lágrima” o mejor “Messi juega como olvidándose que es Messi” (Galeano) o sencillamente “salió todo redondo como una pizza”.

Tuve el honor y el orgullo de conocer a Leo en el predio de AFA en 2004 donde trabajaba desde el año 2000. También a sus padres. Fue con motivo del amistoso que se armó para que no se lo lleve España. Estuve trabajando con él y otros cracks hasta el Mundial de Alemania 2006.

Siempre fue humilde y buena gente. Afectuoso. Sencillo. Terrenal. Miren que es bastante difícil ser Messi eh? .Nadal una vez le dijo que no parecía argentino porque era humilde. Sus padres y la Masía les inculcaron esos valores que lo distinguen.

Su inicio en la Selección mayor no comenzó de la mejor manera: fue con una rápida expulsión. Pero está claro que es como termina, no como comienza. En el camino hubo muchas frustraciones. Y una de ellas (perder una final de Copa América por penales) marcó su renuncia. Como messista que siempre fuí (en el país de la grieta donde el 30% lo resistía) recuerdo que lo entendí y apoyé. Este país no lo merecía. Y siguió, a pesar de la angustia y yendo para adelante, como cuando a los 13 años se daba solo la inyección para el tratamiento de crecimiento. Eso se llama resiliencia: enfrentar la adversidad, no huír, superarla y salir fortalecido. Su historia, su vida es de película. La selección le era esquiva. Fueron pasando los mundiales con sufrimiento, parecía no ser del todo feliz por momentos con la celeste y blanca: 2006, 2010,2014 y una final que se escapa por muy poco donde él erra un gol que normalmente no erra, 2018 y llegamos al 2022. Su quinto mundial. Su mejor mundial. Las estadísticas cierran por todos lados con este enorme logro. Messi es el rey del fútbol mundial gritan todos. Para mí ya lo era. Empardó a Maradona. Las comparaciones son odiosas. Se liberó sin Maradona gritan otros. Para mí lo liberó Scaloni construyendo una estructura de equipo que lo refugió y contuvo, que no tenga que ser el Mesías y la Copa América fue la consecuencia de ello. La pelota no siempre al 10. Ahora es más líder dicen. Siempre fue un líder futbolístico y afectivo, ahora maduró y es feliz, por eso tracciona e inspira al resto. Nada es casual. La vida te sorprende si sabes esperar. El supo esperar. Los tiempos de Dios son perfectos gritan otros. Él dice prefiero que me recuerden como buena persona más que como crack. Yo solo digo gracias Leo, gracias por ser argentino y por darnos amor, identidad y pertenencia. Gracias por enseñarnos la hermosa  lección de que las grandes victorias requieren consistencia y persistencia.

 

Por Marcelo Roffé-Psicólogo, doctor especializado en Clínica y Deporte (MN 16699)

por Marcelo Roffé

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios