SOCIEDAD | 15-08-2020 12:57

Un centro de recuperación de adicciones denuncia demoras en los pagos de IOMA

Se trata de "Darse cuenta", ubicado en La Plata. Sus autoridades aseguran que está en riesgo la salud del 40% de sus pacientes. Por qué cortar estos tratamientos puede ser irreversible.

El centro de rehabilitación para drogadependientes y alochólicos "Darse Cuenta" atraviesa una situación crítica: sus autoridades denuncian que el Instituto de Obra Médico Asistencial (IOMA) no cumple con las prestaciones correspondientes y que tiene un atraso de entre siete y nueve meses. "Es una deuda desopilante y un desinterés asombroso por parte de la obra social provincial", expresó el director de la institución, Hernán Ruiz, quien hace hincapié en las dificultades que puede acarrear cortar el tratamiento de una persona adicta. 

"Darse cuenta" está ubicado en la localidad de La Plata y cuenta con tres comunidades terapéuticas, un tratamiento ambulatorio y un centro asistencial en Chaco. Se trata de una asociación civil con 24 años de trayectoria y que, en la actualidad, acompaña a 200 residentes que desarrollan su recuperación. Unos 85 pacientes hoy dependen de IOMA, cerca del 40% del total. "Con este atraso, se pone en riesgo la estabilidad de la institución, pero también la vida de los afiliados. Nosotros estamos haciendo lo posible, para sostener el tratamiento de todos, pero de continuar esta situación, ¿cómo hacemos para pagar todos los gastos que conlleva tener tres quintas, con 200 chicos viviendo durante meses?, ¿cómo hacemos, además, para pagar el sueldo a los más de 70 empleados que tenemos?", se preguntó Ruiz. 

En diálogo con NOTICIAS, Ruiz insistió en la particularidad que tiene la recuperación de las personas con adicciones. "Cuesta mucho que un paciente se decida y, una vez que lográs que esté en el tratamiento, que lo continúe y que lleve adelante el trabajo terapéutico, se pone en riesgo. Esa persona va a salir más enojada, sale más cegada. Esta situación no solo afecta al adicto y a su familia sino que ponés en riesgo a muchos más", insistió el experto. 

Ruiz insistió en que el contexto actual dificulta la situación: "En medio de esta pandemia, las visitas son virtuales. Estamos trabajando como se puede", dijo. Por este motivo, desde "Darse cuenta" evalúan la posibilidad de realizar una movilización hacia la sede de IOMA. "Nosotros no pedimos nada de otro mundo, ni de manera caprichosa. Nosotros queremos que cumplan con su rol. ¿Les ingresa el dinero de los afiliados y ellos no tienen para pagar? No, eso no es así. No tienen ninguna excusa", concluyó Ruíz. 

"En el medio de esta pandemia, las visitas son virtuales. Estmaos trabajando como se puede. Hya que imaginarse lo que es empezar a apostar la vida y alejarse del mundo de las sustancias... presenciar cómo su tratamiento, por el incumplimiento de su obra social, no se puede llevar adelante" Es un riesgo de muerte. Si se corta esta situación, el reflejo es volver nuevamente a donde empezaron, o sea, al consumo.

Esta situación no solo afecta al adicto sino también a su familia, a sus afectos y a la soiedad en general. Cuando le cortás un tratammiento a un adicto, no solo afectás a su entorno sino que ponés en riesgo a muchos más porque esta persona no controla. Cortar el tratamiento hace que el paciente vuelva a descreer en el tratamiento.

También te puede interesar

Galería de imágenes

Giselle Leclercq

Giselle Leclercq

Comentarios