Tuesday 28 de May, 2024

SOCIEDAD | 02-02-2023 14:06

Ventiladores vs. aires acondicionados: ¿Qué conviene más?

En una época donde el cuidado de la ecología y el incremento marcado de los consumos de electricidad, cambian las maneras de refrigerarse. El retorno de un clásico.

Con el verano crece el interés y las consultas por cuál es la mejor manera de combatir el calor en el hogar, y se impone la pregunta de cuál es mejor: si el ventilador o el aire acondicionado. Quienes dudan piensan en el consumo eléctrico, el precio de los productos, o cómo distribuirlos en el espacio. Aunque el uso de aires acondicionados está muy instalado por su rápida actuación sobre la temperatura ambiente, muchos optan por el clásico ventilador, ya que también tiene sus ventajas. 

Si bien es cierto que el aire acondicionado logra un efecto envolvente en los ambientes a la hora de refrigerar, también es cierto que los ventiladores son entre 6 y 7 veces más baratos que los aires. También es cierto que existen equipos de aire acondicionado portátiles, pero en la mayoría de los casos se opta por instalar un equipo, y el precio de su instalación incrementa considerablemente el valor inicial de invertir en un aire. Claro que hay ventiladores de techo, que sí requieren de instalación, aunque suele ser más barata y muchas veces se aprovecha la luminaria de los ambientes para instalarlos.

Más allá de la instalación, el otro factor que se tiene en cuenta es el gasto en la factura de la energía. El consumo eléctrico de los ventiladores suele ser mucho menor que el de los aires acondicionados, llegando a ser 25 veces más bajo.

También está el factor salud. Los aires acondicionados suelen ser muy eficientes a la hora de bajar la temperatura de un ambiente con su refrigeración, pero su uso en exceso puede desencadenar resfriados por el choque de temperaturas al salir al exterior, además de dermatitis, irritación de ojos y garganta, debido a la sequedad ambiental que generan. Los clásicos ventiladores, por otro lado, al remover el aire ayudan a mejorar la calidad del mismo además de que pueden bajar la temperatura ambiente entre 5 y 6 grados, aunque en días de mucho calor haya que tener más paciencia para que se logre el efecto deseado de descenso de la temperatura general. 

Tanto uno como el otro requiere algo de mantenimiento. Mientras el ventilador requiere que alguien limpie sus hélices periódicamente, el aire acondicionado requiere que su filtro sea cambiado al menos una vez al año. 

En términos medioambientales, los ventiladores hogareños consumen un promedio de entre 40 y 120 watts/hora de energía eléctrica y los Industriales entre 120 y 280 watts/hora, dependiendo del modelo. Por el otro lado, los aires acondicionados consumen aprox. entre 2000 y 5000  watts/hora.

Esta diferencia de consumo no solo impacta en la factura eléctrica, sino también en una menor producción de gases contaminantes como el CO2, que influyen en el cambio climático y el calentamiento global, principalmente perceptible en la acumulación de altas temperaturas en las grandes urbes. Hechas las salvedades, habrá que decidir cómo y con qué refrescarse. 

 

 

por R.N.

Galería de imágenes

Comentarios