Domingo 27 de noviembre, 2022

MUNDO | 29-09-2022 08:41

Error de cálculo: las medidas de Vladimir Putin enfrían la economía rusa

El llamado a los reclutas y el aumento de impuestos para financiar la invasión a Ucrania, profundizan la recesión y acrecientan el descontento.

La decisión de Vladimir Putin de convocar a 300.000 hombres para luchar en su invasión de Ucrania, está golpeando dos de los puntos débiles de la maltrecha economía rusa. La orden saca de sus trabajos a trabajadores activos del país para enviarlos al frente cuando el desempleo es récord, combinado con el éxodo de rusos que huyen del país para evitar la movilización.

Y es probable que golpee las ya frágiles finanzas de los rusos, dejando a las familias de algunos reclutas sin ingresos. “La movilización produce un fuerte impacto negativo en la confianza del consumidor”, explicó la economista de Renaissance Capital, Sofya Donets. “Veremos una estrategia de abandono de compras innecesarias y una fuerte caída de la demanda”.

La analista pronostica que la caída agregará alrededor de un 0,5% a la contracción del PIB ruso este año. Y la economía del país gobernado por Vladimir Putin se prepara para una profunda recesión: las sanciones y los costos de la guerra harán que aumente la inflación este año. “Peor aún, es probable que estas ramificaciones persistan durante los próximos cinco año”, acotó el economista ruso Alexander Isakov.

La economía rusa ha resistido mejor de lo que muchos habían pronosticado las amplias sanciones impuestas por Estados Unidos y sus aliados por la invasión de Ucrania. Pero Putin aún espera una contracción de alrededor del 3% este año, y del 1% el próximo año, con una inflación muy por encima del objetivo.

La velocidad de los movimientos del Kremlin en la última semana tiene a los economistas luchando por mantenerse al día. Dmitry Polevoy de Locko Invest, publicó un informe esta semana tratando de evaluar lo que la imposición de la ley marcial, algo que el Kremlin insistió que no se está discutiendo , podría significar para la economía y los mercados financieros.

Además de aumentar el riesgo de una recesión más profunda y un mayor impacto en las finanzas públicas, advirtió sobre posibles adquisiciones estatales de empresas y la introducción de tipos de cambio múltiples como ocurre en el caso argentino.

Y las empresas ya están luchando para evitar que sus empleados sean reclutados, dado el ajustado mercado laboral. Las regulaciones gubernamentales permiten algunas exenciones críticas para los trabajadores, pero el mecanismo para obtenerlas aún no está completamente operativo desde que Putin anunció apresuradamente la convocatoria el 21 de septiembre.

Los consultores se han apresurado a asesorar a los empleadores sobre cómo proteger a su personal. Aún así, algunas firmas aconsejan al personal que trabaje desde casa en los días en que se espera que se distribuyan los papeles de reclutamiento en las oficinas. “Las autoridades han comenzado a darse cuenta de la gravedad de la situación”, sostuvo Natalya Zubarevich, especialista en economía de la Universidad Estatal de Moscú.

"Es probable que la mayoría de los reclutas provengan de áreas rurales y se dediquen a los sectores agrícola y de la construcción", agregó. Pero las empresas de alta tecnología, a las que se les había prometido que su personal no sería convocado para el servicio militar, descubrieron luego que muchas quedaron atrapadas en la ola actual. Algunas han alquilado aviones privados para evacuar al personal afectado, informó el diario Kommersant.

Se han ido ya del país decenas de miles de rusos, lo que ha provocado filas kilométricas en las fronteras terrestres y precios altísimos en los tickets de avión. En medio de los crecientes temores de que el Kremlin limite la salida, las autoridades solo han dicho que aún no se han tomado decisiones.

Los posibles reclutas que recibieron avisos de movilización ya han sido liberados, según los abogados que traban exenciones  Pero todo impacta en la economía, cuando el gobierno planea de paso aumentar la presión sobre las finanzas para financiar el gasto bélico.

El presupuesto exige un gran salto en la recaudación de impuestos sobre la renta durante los próximos dos años, como parte de un impulso más amplio para aumentar los ingresos para ayudar a pagar el costo de la guerra. Los precios de los servicios públicos regulados por el estado también están subiendo.

Galería de imágenes

En esta Nota

Maximiliano Sardi

Maximiliano Sardi

Editor de Internacionales.

Comentarios