Martes 6 de diciembre, 2022

MUNDO | 26-09-2022 15:17

Cuba aprobó el Matrimonio Igualitario

La iniciativa ratifica el nuevo Código de Familia sancionado en julio por el parlamento de la isla. La oposición de sectores religiosos.

Luego de que miles de cubanos acudieran a votar, en Cuba se aprobó el Matrimonio Igualitario, posibilitando la unión entre “dos personas”, sin importar el sexo o género de cada una de las mismas. Este hecho fue posible gracias a que en julio la Asamblea Nacional del Poder Popular (es decir, el parlamento cubano) aprobara un nuevo Código de Familia, que cambiaba la definición de matrimonio que regía en la isla desde 1975: se reemplazó el concepto de matrimonio como unión entre “un hombre y una mujer” por el de “unión entre dos personas”. Con este referéndum, la nueva normativa fue ratificada por los isleños. "A partir de hoy seremos una nación mejor. El amor ya es ley", dijo el mandatario de Cuba Miguel Díaz Canel a través de su cuenta de Twitter:

Según los resultados preliminares informados por las autoridades de la isla, de un 66,87% de los votos válidos, 3.936.790 votó a favor del Matrimonio Igualitario, y un 33,13% -1.900.090- votó en contra. La comunidad LGBT de la isla se mostró contenta con esta nueva normativa,  e incluso figuras del gobierno, como Manuela Castro - hija de Raúl y sobrina de Fidel - se han manifestado en favor de más derechos para dicha comunidad.

El nuevo Código de Familias también habilita la “gestación solidaria”, es decir, que una mujer tenga un hijo para otra persona sin fines de lucro. Así mismo, la nueva normativa amplía los derechos de los abuelos en cuanto a la responsabilidad parental sobre los niños. Cabe destacar que en Cuba suelen convivir en una misma casa hasta cuatro generaciones, y la gente más mayor suele encargarse muchas veces de la crianza de los hijos de las familias. Otro de los derechos que amplía este nuevo código es la posibilidad de reconocer legalmente a varios padres y madres, y no solo a los biológicos. 

Sin embargo, estas reformas despertaron rispideces además de alegrías entre el pueblo de Cuba. El machismo y la segregación de las disidencias sexuales aún son moneda corriente en la isla, donde durante los primeros años de la Revolución se detuvo en campos de trabajo a una gran cantidad de homosexuales para que se los “rehabilitara”. 

Además, la iniciativa fue muy resistida por iglesias católicas y evangélicas de la isla. Ya en 2019, el gobierno trató de introducir el matrimonio igualitario en la reforma constitucional, pero encontró una dura oposición de los círculos eclesiásticos. Este mes, varios obispos emitieron un comunicado, oponiéndose nuevamente a la sanción del nuevo Código. 

Sumado al revuelo social que generó la votación, el cambio histórico de la isla ocurre en uno de sus momentos más difíciles: la crisis económica ha vuelto cada vez más complicada la adquisición de medicamentos y comida, y los cortes de energía son cada vez más frecuentes. A esto se suma el huracán Ian, el cual se espera que impacte significativamente en la isla entre hoy y mañana. 

 

 

Galería de imágenes

Tomás Rodríguez

Tomás Rodríguez

Redactor.

Comentarios