Domingo 27 de noviembre, 2022

MUNDO | 14-11-2022 09:16

Taiwan en alerta por una posible invasión de China

Los cambios en la cúpula gobernante china y en la agenda de Xi Jinping, profundizan la amenaza de Beijing sobre Taipei.

Con otro mandato asegurado, si no camina hacia el ejercicio vitalicio como líder supremo de China, Xi Jinping convocó a sus principales lugartenientes en la histórica base revolucionaria de Yan'an, la cuna de la toma de posesión de Mao Zedong y el Partido Comunista.
De pie en la cueva desde la que Mao dirigió a sus tropas del Ejército Rojo, el hombre más poderoso de China en décadas, advirtió: “El partido debe llevar adelante el espíritu de Yan'an”. Xi insistió que ese “grito de guerra” es tan necesario hoy como en la década de 1940, cuando los comunistas lucharon primero contra la invasión japonesa, y luego contra una guerra civil con el gobernante Partido Nacionalista.

Frente externo

La naturaleza de la batalla para la que Xi se está preparando se adivina a partir de los antecedentes de las dos docenas de líderes más importantes del país, seleccionados en la reunión política que se celebra dos veces por década, y que acaba de concluir con Xi desplazando a todos los que se le oponían. 

Sus elecciones para esa cúpula reflejan un enfoque en el desarrollo de capacidades militares y tecnológicas avanzadas, para que Beijing pueda resistir cualquier presión de los Estados Unidos y sus aliados (la visita hace unos meses de Nancy Pelosi a Taipei disparó nuevas tensiones con los norteamericanos), particularmente cuando se trata de hacer cumplir los reclamos territoriales sobre Taiwán, la isla democrática autónoma de 23 millones de habitantes.

Taiwan

“El líder chino quiere marcar que bajo su liderazgo, al igual que bajo el liderazgo de Mao en la década de 1940, el partido podrá obtener lo que quiera”, explicó Guoguang Wu, investigador principal del Centro Stanford sobre Economía e Instituciones de China. A pesar de la creciente influencia global de China, “a Xi todavía le preocupa que la desaceleración del crecimiento del gigante asiático y su guerra comercial con las economías industrializadas occidentales, debiliten su poder interno”, marcó Wu, quien trabajó como asesor del líder reformista chino Zhao Ziyang en la década de 1980. “Xi tiene una gran ambición.

En sus propias palabras, le gustaría devolver a China al centro del escenario mundial. Pero para ese propósito, China no es lo suficientemente fuerte”, agregó el analista. Así, durante la última reunión del partido, el líder chino subrayó los graves desafíos que enfrenta la nación, y elevó las preocupaciones en la seguridad junto con las preocupaciones económicas, y pidió que el país esté “unido en la lucha”.

Frente interno

El pisotón político de Xi consolidó su rol en el establecimiento de la agenda política. Sus antiguos rivales, y el posible sucesor Li Keqiang, fueron expulsados. Y las 13 personas promovidas para unirse al Politburó de 24 miembros no solo tienen fuertes lazos personales con Xi, sino también conocimientos técnicos y experiencia para operar sobre sus prioridades políticas: tecnologías avanzadas, seguridad y poderío militar. Cinco de ellos, Ma Xingrui, Zhang Guoqing, Li Ganjie, Liu Guo Zhong y Yuan Jiajun, han trabajado en el complejo militar e industrial estatal, responsable de que China se acerque rápidamente a Estados Unidos en vuelos espaciales y arsenal de avanzados misiles nucleares.

Taiwan

Las promociones reflejan el "enfoque de Xi en la experiencia científica y tecnológica como un insumo fundamental para que China innove y salga de la trampa de los ingresos medios", explicó Neil Thomas, analista senior de China en Eurasia Group. El otro tema importante que se cierne sobre los nombramientos del Politburó es Taiwán: 15 de las dos docenas de miembros, tienen algún tipo de vínculo con la isla, ya sea a través de la gestión de lazos comerciales, o como parte del ejército que algún día puede ser el encargado de una invasión como la de Rusia a Ucrania, un escenario para el que Taiwán ya entrena a militares y civiles para la resistencia: el pasado fin de semana realizaron ejercicios militares y simulacros civiles. Y tejen una cooperación con Japón, Australia y Estados Unidos, ante la posibilidad de que China busque cambiar el balance de poder en la zona. 

Seducción o garrote

Cai Qi, uno de los armadores políticos en los que se apoyó Xi (sus gestiones en dos provincias chinas ayudaron al actual líder a saltarse las etapas de promoción para convertirse en jefe del partido en 2017), es uno de los promotores del acercamiento con Taiwan por la vía diplomática y comercial: alienta la inversión taiwanesa en China y viceversa, y a acercar lazos con políticos del Kuomintang, el partido opositor en el parlamento taiwanes.

Xi, que pasó muchos años en Fujian y Zhejiang, dos provincias costeras con fuertes lazos comerciales con Taiwán, abonó a esa corriente de seducción. Pero el reciente ascenso al consejo chino de He Weidong, líder del Comando Este centrado en Taiwán, un general de 65 años de línea dura, representa una amenaza más concreta y marca la nueva agenda de Xi para Taiwán.

Shen Ming-Shih, director de investigación del Instituto de Seguridad y Defensa Nacional en Taiwán, explicó que los cambios muestran que Xi está "perdiendo la paciencia" con Taiwán. La decisión de retener a Zhang Youxia, de 72 años, probablemente se deba al deseo de Xi de tener experiencia en combate en la cima del EPL (luchó en la guerra de 1979 entre China y Vietnam). Y la promoción de Chen Wenqing, el actual jefe del espionaje chino, un hombre que ayudó a Xi a purgar rivales con investigaciones por corrupción, es una doble jugada: el halcón que vigilará a los propios, pero también “alertará sobre una amenaza taiwanesa cuando sea necesario justificar una invasión”, advierte Ming-Shih. “Los espías han llegado al poder” en la China de Xi, al igual que la KGB en la Unión Soviética, apoyó Wu, el académico de Stanford. Una jugada que pone a Taiwán en serio riesgo. 

Galería de imágenes

En esta Nota

Maximiliano Sardi

Maximiliano Sardi

Editor de Internacionales.

Comentarios