Martes 7 de julio, 2020

LIBROS | 27-03-2020 19:24

El otro virus descontrolado

**** “Apocalipsis”, de Stephen King. Debolsillo, 1585 págs. $ 1.549.

Mientras las dificultades de una nueva época, con coronavirus, se extienden y amplían, tal vez sea adecuado leer un libro increíblemente extenso y amplio, con un tema esquinadamente semejante: un virus que se descontrola. Cuando se tradujo por primera vez, se llamaba “La danza de la muerte”. Y era un poco más corto: 400 páginas más breve. En castellano esta versión de bolsillo, que por el tamaño del lomo parece más larga que la Biblia, se llama “Apocalipsis”.

Cuando apareció, en 1978, era la cuarta novela firmada por King. El nuevo libro no hizo más que confirmar la fama y el puesto privilegiado en la lista de best-sellers que King ya había convertido en costumbre.

El virus original, en el libro, era de simple gripe. Pero un toqueteo científico y militar lo había convertido en un arma biológica letal: el llamado “Proyecto Azul”. Un descuido lo deja libre, y el microscópico monstruo se lleva puesto al 99% de la humanidad. El libro tiene, como otros del autor, dos partes diferenciadas. En una, King es un realista a fondo, dedicado a contar con pelos y señales, y sentido del espectáculo, la rápida expansión de una peste semejante. La otra es fantástica, imaginativa. Está sobrecargada de personajes demenciales o casi santos, que pugnan por imponer el Bien o el Mal.

Paradójicamente, cuando pasan los años (leí el libro alrededor de 1980) lo que queda pegado a la memoria es la descomposición rápida de los cuerpos y de la sociedad. Escenas como la visión de las casillas de control fronterizo con los cadáveres de los soldados todavía adentro, o el cruce de un Puente Lincoln en Nueva York que ha quedado obturado por cientos de conductores muertos, tienen el peso de la catástrofe imaginada pero real.

En cambio las decenas de personajes menores o mayores, que cruzan el mapa de Estados Unidos en distintos trayectos de carretera, se acumulan de tal manera que una vez pasado un par de años, producen más olvido que memoria. A su vez algunos de los trucos, o incluso de la composición de los grupos, se han repetido a menudo en la obra de King, produciendo confusión en la mente de los adictos, o de lo que él llamaría “lector infiel” (que es mi caso).

En estos tiempos de quedarse quietos y en casa, conviene leerlo, despacio o aceleradamente. O verlo: hay una serie de 1994. Pero les aseguro que el libro es mejor.

Galería de imágenes

En esta Nota

Elvio E. Gandolfo

Elvio E. Gandolfo

Crítico de Libros.

Comentarios

Video

Efemérides, por Radio Perfil

Las principales fechas de la mano de la producción de Radio Perfil.

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario