Martes 5 de julio, 2022

MúSICA | 07-06-2022 15:26

Festival Internacional de Música Bariloche: clásicos y populares

Bariloche cerró una excelente nueva edición de su ya instalado festival con una multiplicidad de artistas y muchísimo público.

El Festival Internacional de Música Bariloche (FIMBA) nació en 2019 con la idea de mezclar sonidos, estilos, géneros, públicos y estéticas, y hacerlos llegar de modo gratuito al público, financiado por la provincia y con algunos auspicios. Una vez más, fueron varios los espacios, más o menos alternativos, que se integraron: la Estación Araucanía, la Biblioteca Sarmiento, el céntrico teatro La Baita, la Catedral y el legendario Camping Musical. Todo con la dirección artística del músico Martín Fraile Milstein y la producción general de Lucio Bellora.

Adrián Iaies, Ana Prada, Gabriel Sivak, Carlos Aguirre y Emiliano Linares brindaron sendas clínicas sobre sus saberes. Aunque, naturalmente, lo más atractivo sucedió en los veintitantos conciertos en los que pasaron cosas muy distintas.

El entrerriano Carlos Aguirre fue invitado del afincado Leopoldo Caracoche. El brasileño Toquinho pasó con su bossa nova y su samba por La Baita en doble función; tuvo como invitada a la excelente Camilla Faustino, cantó con la orquesta rionegrina y tuvo al argentino Gabriel Sivak en los arreglos y sentado al piano. Juan Carlos Baglietto y Lito Vitale junto a sus hijos abrieron el festival con dos presentaciones en esa misma sala. Fue brillante el violonchelista búlgaro Stanimir Todorov con diferentes orquestas o en su concierto solista con las suites de Bach, y muy buena la pianista polaca Anna

Miernik con repertorio de su país. Hubo jazz con el pianista Adrián Iaies y con el trío de Rodrigo Domínguez, Santiago Rapoport y Diego Pérez Beveraggi. El histórico Opus Cuatro dio en un muy buen concierto en la Catedral. Se presentaron los dúos de Carlos Aguirre-Yotam Silberstein (con nuevo disco) y de las hermanas chilenas Yorka, también en La Baita; y sobre el mismo escenario, la uruguaya Ana Prada entregó un set hermoso con la orquesta rionegrina. Cantó la entrerriana María Silva. Se lucieron los solistas vocales -especialmente la soprano María Soledad Labanda en la “Misa de coronación” de Mozart- y el coro Tous Ensamble de La Plata dirigido por Emiliano Linares. Y la región estuvo representada además por Pepa Díaz, el violinista Jorge Calderari, la Joven Orquesta FIMBA, la Camerata Juvenil Bariloche, el Ensamble Ventisquero Negro y el ascendente trapero Tobi Dolezor.

La Orquesta Filarmónica de Río Negro, conducida Martín Fraile, un organismo con un funcionamiento particular que incluye músicos repartidos por toda la provincia que se unen para ensayos y conciertos a elen´ co completo, funcionó como anfitriona y atravesó todo el festival, sola o con diversos solistas, y siempre estuvo a la altura. Y merece una mención muy especial, por su originalidad y la seriedad de su trabajo, el trío Trepún Percusión, miembros precisamente de esa orquesta, que hicieron un brillante concierto en la Biblioteca con obras que mezclaron grabaciones con instrumentos en vivo.

Galería de imágenes

En esta Nota

Ricardo Salton

Ricardo Salton

Periodista crítico de música.

Comentarios