MúSICA | 11-11-2020 13:46

Javier Malosetti

Javier Malosetti & La Colonia presentaron su álbum con un concierto desde la Ciudad Cultural Konex.

* * * * Un montón de músicas circulan por un concierto de Javier Malosetti; y éste, con el que presentó su más reciente disco, no fue la excepción. Podemos decir que lo afronorteamericano atraviesa todo lo que hace. Hijo del recordado guitarrista Walter Malosetti, al jazz está en su sangre. Pero además, su propio interés, lo han llevado a recorrer los terrenos del soul o del blues. Sin embargo, el formato canción muy ligado al rock y a su contacto y admiración por Spinetta –independientemente de que las canciones tengan o no letra– y la electricidad rítmica del funk son los dos pilares sobre lo que asienta casi todo y los que le permiten jugar con todo lo demás.

El bajista subió esta vez al escenario de la Ciudad Cultural Konex para presentar un álbum que grabó con su trío La Colonia, que completan Milton Amadeo en teclados –y eventualmente voz– y Tomás Sánz en batería. El hecho debió suceder en el modo más convencional en marzo pasado pero, obviamente, no fue posible. Y ahora lo hizo por streaming, con una excelente puesta, con varias cámaras y buenas luces, aunque se lo notó algo más molesto que otros colegas con esta modalidad que deja en silencio cada final y en la que el único público son los técnicos.

Fuera de eso, su recital fue musicalmente incuestionable, bien armado y bien tocado. Tocó las ocho piezas que integran “Javier Malosetti & La Colonia”, en el que hay mucho repertorio de su autoría y una pieza –“Hallelujah, I Love Her So”– de Ray Charles cantada aquí por su compañero Amadeo. El propio Javier se convirtió en cantante para su “Jesus i son the Mainline”, de su disco “Spaghetti Boogie” de 2008. Y la actriz y cantante Emmme se sumó para compartir en dúo una pieza góspel tradicional, “Swing Low”, de su nuevo álbum. Por lo demás, el concierto, breve pero compacto, tuvo muy buenos momentos con “Big Ale”, con “Rustie” y los primeros invitados –Damián Carballal en percusión y Juan Canosa en trombón–, con “Cleanie” para la que se unió la guitarra de Ezequiel Cantero, con “Puerta y regazo” en la que Javier se lució en el bajo solista o con la más rockera “Mapa” otra vez con él mismo cantando y con Sebastián Lans como guitarrista invitado.

Galería de imágenes

En esta Nota

Ricardo Salton

Ricardo Salton

Periodista crítico de música.

Comentarios