Martes 6 de diciembre, 2022

OPINIóN | 21-10-2022 13:53

Alfa y Beto

Las vidas paralelas del polémico participante de Gran Hermano y del presidente Alberto Fernández, al que acusó por coimas.

Alfa acusa a Beto de haberlo coimeado.

Beto se muestra ofendido y contesta con una carta documento.

Alfa no se entera –ni la carta le llega– porque vive encerrado en una casa aislada del mundo exterior, la de Gran Hermano.

Beto, lejos de preocuparse por la crisis galopante, el índice de la inflación o la falta de reservas del Banco Central, sigue empecinado en que Alfa se retracte porque también él habita una casa aislada del mundo exterior, la Rosada.

Alfa tiene fotos con muchos famosos y alardea de ser alguien con poder e influencia.

Beto lo es.

A Alfa lo eligieron para estar ahí: fue la producción del programa.

A Beto también lo eligieron: fue Cristina Kirchner.

A Alfa, sus compañeros de encierro no le creen nada.

A Beto, sus compañeros kirchneristas tampoco.

Alfa no tiene filtro cuando habla.

Beto tiene a la vocera Gabriela Cerruti, lo cual es peor.

Alfa no es nadie.

Beto es el Presidente, pero decide contestarle a Alfa y ponerse a su altura.

Alfa asegura que conoce a Beto de toda la vida. Beto jura que nunca vio a Alfa.

Alguno de los dos miente pero, al margen de ese incidente lamentable, tienen cosas en común.

Galería de imágenes

Franco Lindner

Franco Lindner

Editor de Política, columnista de Radio Perfil y autor de "Fernández & Fernández" (Planeta).

Comentarios