Jueves 29 de septiembre, 2022

OPINIóN | 07-08-2022 09:15

Cómo afrontar la guerra por retener el talento laboral argentino

Internet y la pandemia modificaron el mercado de trabajo, sobre todo en el sector tecnológico. Claves para competir con las ofertas online y retener a los que deciden irse del país.

Se prevé que el ritmo de rotación de los empleados a nivel global aumentará considerablemente. Así lo muestra la investigación realizada por la consultora Gartner, que indica será de un 50% a un 75% más alto que lo experimentado anteriormente. Situación que se vuelve más compleja cuando se trata de compañías de tecnología, donde los empleadores reportan fuertes dificultades para atraer y retener talento humano calificado. Y la escasez de perfiles digitales en Latinoamérica alcanzó un 48 % en 2021, según un informe de la firma británica PageGroup.

Por eso, una de las primeras estrategias a implementar es desarrollar un esquema de trabajo híbrido, ya que queremos que los empleados tengan la flexibilidad de trabajar desde lo virtual y no sientan la presión de acudir a la oficina cinco días a la semana, durante ocho horas al día. Esto crea un equilibrio entre las actividades que se pueden realizar de forma remota y aquellas que implican o ameritan presencia en la oficina.

El modelo de trabajo híbrido combina los beneficios de trabajar “Home office” con los espacios de interacción en las oficinas. Así, las personas trabajan más enfocadas en objetivos, no sólo aprendiendo a manejar su tiempo, sino también brindando capacidad generadora de trabajo, responsabilizándose de su entorno, de acuerdo con sus necesidades y objetivos. Esta modalidad definitivamente ayuda a mantener el equilibrio entre la vida personal y la profesional.

Otro aspecto vital en el que las organizaciones deben trabajar para mantenerse en un mercado cada vez más competitivo, es en la formación de sus empleados. Invertir en el desarrollo del talento y hacerlo a través de programas de gestión del conocimiento e innovación, que aparte de la ejecución de los planes integrales de desarrollo, implican la participación en las escuelas de formación de la compañía que hacen parte de la propia unidad corporativa.

Por otro lado, una de las estrategias más importantes es ofrecer engagement laboral. O sea, el sentimiento del empleado de formar parte de algo, generar lazos e identificación con los valores de la empresa a través de un sistema de lealtades que oriente el equipo del que hacemos parte. Además, está relacionado con el apoyo y el esfuerzo de la organización para fomentar ese sentido de pertenencia que siempre debe caracterizarnos.

En otras palabras, lo más importante es el desarrollo de los empleados para crecer en autonomía y capacidad. Por eso, el diseño de una propuesta de valor para los colaboradores en términos de flexibilidad laboral, trabajo en esquema híbrido, evaluación salarial competitiva y beneficios, que impliquen actividades de bienestar, salud y recreación, son fundamentales al momento de escoger la permanencia en una organización.

 

Por Hugo Ocampo, vicepresidente de Gestión Humana de Open International.

por Hugo Ocampo*

Galería de imágenes

Comentarios