Domingo 22 de mayo, 2022

OPINIóN | 14-04-2020 18:15

Hasta dónde puede subir el dólar y por qué

El analista Alejandro Bianchi observa la suba de la divisa en los mercados paralelos en la crisis del coronavirus.

La pandemia del Coronarivus sorprendió a la Argentina en una situación extremadamente débil. Mientras el mundo se debate ya en cómo se saldrá de la crisis y las curvas comienzan a estabilizarse en la mayoría de los países, en Argentina, existen dudas de si lo peor ya ha pasado. Aún falta que llegue el invierno y en términos económicos quizás eso sea una metáfora de lo que pueda llegar a venir. 

Un conjunto de factores adicionales a la pandemia hace que la crisis social pueda ser aún más grave en nuestro país que el efecto del propio virus. La cantidad de trabajadores informales, ha llevado al gobierno a la necesidad de realizar una ayuda extraordinaria de emergencia, entregando un bono de $10.000 para aquellos más necesitados. Claro está que esta situación no es gratis. El dinero, necesario para financiar dicho gasto público, no puede salir de los ingresos fiscales, puesto que Argentina ya se encontraba en déficit y sin financiamiento para el mismo. 

La caída de la actividad, que consultoras privadas estiman en 1.5% por cada semana de aislamiento, desplomará la recaudación y hará las cuentas de las arcas fiscales aún más complicadas. De manera que, en esta situación la única salida es imprimir el dinero. La variación de la base monetaria, que al mes pasado registraba un aumento del 55% anual, ahora es del 82%. Ese exceso de dinero, si bien en el corto plazo puede que no impacte en inflación, en el mediano plazo, ante la falta de claridad respecto del plan de absorción, podría ir a precios incrementando los riesgos de una hiperinflación. 

A esta complicada situación, el gobierno ha optado por reperfilar la deuda en dólares ley argentina asumiendo el costo de la mayor presión a la cadena de pagos que esto generará, pero resguardando las pocas reservas líquidas que le quedan al Central mientras intenta un acuerdo con los fondos que tienen deuda ley New York y el FMI. Ante este escenario, los inversores siguen con posiciones muy conservadoras y han optado por refugiarse cash en el dólar a través de la compra-venta de bonos, en lo que es conocido como dólar bolsa o MEP. Un último factor, la asimetría regulatoria que existe para la compra (inmediata) o venta (exige parking de 1 semana) ha puesto aún más presión al alza de la divisa norteamericana, que ya alcanza los $105 por dólar. Desde AsesorDeInversiones.com, hemos proyectado la tendencia de devaluación que tiene la moneda desde Agosto pasado y ello implica un mínimo de $128 por dólar hacia fin de año.   

 

Galería de imágenes

En esta Nota

Alejandro Bianchi

Alejandro Bianchi

Contador, Master en Finanzas y CFA charterholder. Fundador de AsesorDeInversiones.com.

Comentarios