Martes 21 de septiembre, 2021

OPINIóN | 24-04-2020 14:21

La mentira de la inmunidad colectiva sin vacunas

Primero fue Boris Johnson en Gran Bretaña. Ahora, se volvió viral un video que propone que chicos y adolescentes se contagien de manera deliberada. Falsedades y riesgos.

Se hizo viral en los últimos días. Se llama Knut Wittkowski, es experto en bioestadística y trabajó hasta el año 2018 en la Universidad Rockefeller de los Estados Unidos. En el video que circula en redes sociales asegura que el distanciamiento social no es la forma correcta de manejar la pandemia. Según el hombre, lograr la inmunidad de rebaño es lo único que detiene a enfermedades respiratorias como la Covid-19. Wittkowski va más lejos aún, pide por la apertura de escuelas para que los niños circulen: asegura que ellos no corren riesgos y que con este método en cuestión de semanas suficientes personas habrán estado expuestas al virus y por eso adquirirán inmunidad. De tal modo, la propagación del virus se frenaría. 

"Tenemos que dejar que la naturaleza haga lo que de otro modo haría la vacuna y eso es crear personas inmunes porque pasaron por una forma muy leve de la enfermedad", dice. Sugiere que las personas adultas mayores y quienes tienen condiciones preexistentes que hacen más riesgoso el contagio del coronavirus deberían ser quienes permanecer aislados. ¿Dónde? ¿Cómo? En el video no responde jamás a un aspecto básico de su teoría. 

Y no solo eso. Lo que asegura este hombre contradice gran parte de la evidencia científica de la que se dispone hasta el momento. Además de eso, ni siquiera el mismo centro en el que trabajó lo apoya: la Universidad de Rockefeller emitió el 13 de abril una declaración enfatizando que los puntos de vista de Wittkowski "no representan los puntos de vista de la Universidad de Rockefeller, su liderazgo o su facultad".

Las afirmaciones del bioestadísico recuerdan a las de Boris Johnson, el primer ministro británico que fue hospitalizado recientemente con Covid-19. En el mes de marzo, Johnson abogaba muy relajadamente por la táctica de inmunidad del rebaño porque, decía, las restricciones de comportamiento impuestas por una cuarentena podrían fatigar tanto a las personas que, eventualmente, dejarían de seguir el protocolo de distanciamiento social. 

Más de 500 científicos publicaron una carta criticando la justificación de Johnson y dejando constancia de que no hay evidencia acerca de esa fatiga a la que aludía el Primer Ministro británico. "Buscar inmunidad de rebaño en este momento no parece una opción viable, ya que esto pondrá al (Servicio Nacional de Salud de Gran Bretaña) en un nivel de estrés aún más fuerte, arriesgando muchas más vidas de las necesarias", decían en marzo. Y, de hecho, en el Reino Unido la situación se desmadró a tal punto que hoy hay más de 144.600 casos confirmados de infección con el coronavirus SARS-CoV-2. Los muertos superan una cifra escalofriante: 19.560. Y los geriátricos (con su población añosa teóricamente aislada) han sido protagonistas de dantescas escenas en las que se ven cuerpos de personas fallecidas abandonados a su suerte. 

La inmunidad del rebaño ocurre cuando una gran parte de la población se vuelve inmune a una enfermedad o virus, deteniendo su propagación porque hay muy pocas personas que pueden contraerla. Por lo general, se logra mediante la vacunación y no a partir de la infección generalizada. Por caso, la inmunidad colectiva contra el sarampión llega cuando 19 de cada 20 personas reciben la vacuna.
Pero Wittkowski dice que quienes podamos (¿cómo saber cuándo y para quién el virus resultará mortal, o muy peligroso?) salgamos a la calle a contagiarnos casi de manera deliberada. Lo que olvida, entre todo lo que olvida, es que la tasa de mortalidad del coronavirus causante de la Covid-19 es 10 veces más elevada que la de la gripe H1N1, que cada año causa, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) entre 290.000 y 650.000 decesos en todo el mundo.

De hecho, el ejemplo de la gripe resulta interesante para contrastar las afirmaciones del bioestadístico. El virus de la influenza muta, y es por eso que cada año es preciso fabricar una versión actualizada de la vacuna, una vez que los especialistas identifican la cepa circulante entre las comunidades. No hay inmunidad garantizada a largo plazo para la gripe. Y de hecho una de las piezas del rompecabezas que aún no han logrado encontrar los investigadores (una de muchas, teniendo en cuenta que el coronavirus actual es un patógeno del que no se tenía conocimiento hasta hace tres meses y medio) es cuánto dura la inmunidad para las personas que se han infectado con el SARS-CoV-2. Incluso, la tasa de mutación del coronavirus causante de la Covid-19 es todavía poco conocida

Es factible seguir analizando temas. Confiar únicamente en la inmunidad colectiva a través de la exposición generalizada al SARS-CoV-2 llevaría a los hospitales y clínicas al colapso, tal como se ha visto en Italia, España, Gran Bretaña, Estados Unidos. Con lo cual se pone en riesgo a ancianos y a personas con afecciones preexistentes, aunque se las hubiera logrado aislar quién sabe dónde porque Wittkowski no lo aclara. Como aún no está establecida con exactitud cuál es la tasa de contagio de este nuevo coronavirus, el cálculo de cuántas camas de hospital (en especial, en el caso de las terapias intensivas dotadas de ventiladores y de personal de la salud capacitado) es siempre tentativo. Nunca las camas hospitalarias están todas vacías a la vez, como esperando que lleguen los infectados por un coronavirus que paró a casi todo el planeta y que produjo en menos de cuatro meses 193.000 fallecimientos. 

Los países que han tenido, hasta ahora, más efectividad para ponerle un freno a la expansión de los cuadros graves de Covid-19 son aquellos que adoptaron la medida del aislamiento social preventivo obligatorio lo más pronto posible. Incluso aquellos que no lo hicieron al principio, y que eligieron opciones como testear mucho, seguir enfermos y contactos cercanos pero sin declarar cuarentenas de ningún tipo, ahora tuvieron que recurrir a ellas. Singapur es uno de los casos más emblemáticos. Después de hacer sido puesto de ejemplo en marzo, ahora está teniendo un pico de contagios entre poblaciones trabajadoras, que llevaron a las autoridades sanitarias a cerrar escuelas y colegios y a dejar en funcionamiento solo actividades esenciales. 

Para terminar, ¿cómo se originó este video viral? El 7 de abril un sitio web de noticias y opiniones de los Estados Unidos, el College Fix, publicó una historia titulada "Epidemiólogo: el coronavirus podría ser exterminado si se levantaran los bloqueos". Se convirtió en la nota más popular del portal, con más de 1,7 millones de “me gusta”, acciones y comentarios en Facebook. Un dato: The College Fix es una publicación conservadora que aboga por la no cuarentena desde el principio de la pandemia.

Por si con todo esto no alcanzara, Wittkowski incurre en varias falsedades a lo largo de sus respuestas, fácilmente chequeables, como que “no hay más casos nuevos en China y Corea del Sur", contradiciendo las estadísticas actuales. Quiere que se deje a chicos y jóvenes contagiarse libremente, cuando entre las víctimas de la Covid-19 ha habido y hay jóvenes y niños. Si hasta miente acerca de su rol en la Universidad Rockefeller: “Wittkowski nunca ha tenido el título de profesor”, informa el documento publicado por la institución. 

Nada en la evidencia científica disponible hasta el momento abona la hipótesis de la inmunidad de rebaño sin vacuna disponible. Ojalá que esa falta de evidencia sea más fuerte en la opinión pública que los discursos de no expertos que solo defienden o bien intereses personales o bien una profunda ignorancia, en medio de una pandemia que sigue cobrándose vidas humanas día a día. 

También te puede interesar

Galería de imágenes

Andrea Gentil

Andrea Gentil

Editora de Ciencia, Medicina y Tecnología. Coordinadora carrera de Comunicación Digital, UNaB.

Comentarios