Thursday 23 de May, 2024

PERSONAJES | 05-10-2012 13:27

“No tengo un concepto político partidario”

Con nuevo disco y DVD celebra quince años como cantautor. Soltería buscada, votar a los 16 años, Cristina en cadena y la reelección.

Abel Pintos se siente un privilegiado, todo se fue hilvanando casi providencialmente en su carrera. Hoy, tras presentar su disco y DVD “Sueño dorado” -grabado en la Ciudad Sagrada de los indios quilmes en Tucumán- recuerda nítidamente aquellos días en Ingeniero White, cuando hacía de “che pibe” en el teatro a cambio de que lo dejaran estar en la trastienda para conocer a los artistas, o cuando hacía shows en Bahía Blanca. Hasta que lo llamaron para el festival de Cosquín. Allá fue, para nunca más volver: el canto fue su ruta y su destino.

Todo comenzó en el almuerzo en el teatro del pueblo para homenajear a Raúl Lavié. Abel, el mozo de 13 años, asomaba entre las bandejas. “Él es el cantorcito de Bahía”, señalaron los  presentes. “Muy chiquito, muy flaquito. No creo”, bromeó Lavié y el niño fue corriendo a buscar su demo. “Ya cantaba en shows y mi viejo me llevaba en un Di Tella 1.500 que se arrancaba a manija”, recuerda Pintos con una carcajada.

Días después firmaba un contrato con Sony, y le pidieron a León Gieco la producción del disco. León aceptó, lo invitó a Cosquín, y luego lo llevó de gira. “Yo fui al festival pensando: voy, canto y vuelvo; y volví a los seis meses, porque de ahí salí a recorrer el país”, se enorgullece el cantante.

Noticias: ¿Cómo vivió ese éxito, a los 13 años?

Abel Pintos: Me divertía mucho. No estoy seguro de haberlo disfrutado, porque creo que para disfrutar algo hay que comprenderlo y hacerlo parte tuyo. Yo era muy niño y pensaba con la misma intensidad en subirme a un escenario, jugar al fútbol o a la escondida. Hoy, en cambio, entiendo cúal es el momento de disfrutar y de descansar para vivir a pleno.

Noticias: ¿La responsabilidad de transitar escenarios le quitó parte de su infancia?

Pintos: No, no siento haber perdido nada, porque no conozco otra vida que no sea esta. Fui un niño fuera de la música y dentro de la música.  Y como nunca fui un adolescente de boliches, no dejé de hacer nada por la música.

Noticias: ¿En 15 años de carrera discográfica atravesó alguna crisis?

Pintos: Sí, empecé como solista en Bahía a los 11 años, grabé un casete y vendimos 3.000 copias en un año, era muchísimo. Ahí le dije a mi papá que quería parar un tiempo, porque había empezado a cantar todos los fines de semana en festivales y  peñas, había cosas que ya no podía hacer tanto, como jugar a la pelota. Paré seis meses pero extrañaba más los escenarios que el potrero, entonces le dije: bueno, comencemos de nuevo.

Noticias: ¿Cómo nace su amor por la música?

Pintos: Mi papá en sus años de soltería tenía grupos, pero no se dedicó más. El amor por la música se me despertó por Mercedes Sosa. Un día fui a una disquería, tendría 5 años, sonaba un disco de Mercedes y le dije a mi papá que quería el casete de la señora que cantaba. La escuchaba y siempre terminaba en el llanto. Cuando entendí lo que era llorar por emoción, dije: yo quiero hacer esto.

Noticias: En el 2007 con el disco “La llave” estalló la popularidad, ¿cómo repercutió en su cotidianeidad?

Pintos: El disco marcó un quiebre en mi carrera, pero lo fui viviendo gradualmente, y eso me hace muy feliz. Este es un momento muy armónico, estoy muy curtido por las giras, tengo muchas experiencias vividas, soy muy popular, pero estoy en franco crecimiento y tengo mucho por aprender. Es genial, no dejo de sorprenderme con las cosas, pero tampoco me marean.

Más información en la edición impresa de la revista

por Agustina Mussio

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios