PERSONAJES | 27-07-2022 12:20

Jean Pierre Noher: “Asesinaron a mis abuelos en Auschwitz”

El actor reflexiona acerca del nuevo rol que lo convoca y habla acerca de la responsabilidad del artista.

Una semana antes que se concrete la entrevista, el multifacético actor y cantante Jean Pierre Noher, estrenó la obra teatral “El cazador y el buen nazi” del periodista y dramaturgo argentino Mario Diament, junto a su colega y amigo Ernesto Claudio. Dirigida por Daniel Marcove, refleja el encuentro real que tuvieron, en 1975, el famoso investigador austro-húngaro judío Simón Wiesenthal, y el arquitecto alemán Albert Speer. Noher interpreta al primero quien, tras haber estado prisionero durante la Segunda Guerra Mundial, en el campo de exterminio de Mauthausen-Gusen, dedicó la mayor parte de su vida a localizar e identificar criminales nazis que se encontraban fugitivos, para llevarlos ante la justicia. Claudio, a su vez, representa a Speer, el ministro de Armamento y Producción de Guerra de aquella Alemania, íntimo amigo de Adolf Hitler, que fue condenado en los juicios de Núremberg, sentenciado a veinte años de prisión, y que logró evitar, por poco, la pena de muerte. Tras cumplir su condena, fue puesto en libertad en 1966. Valiéndose de abundante documentación para dramatizar este extraordinario momento, la obra de Diament indaga acerca de la posibilidad de que exista el diálogo entre una víctima del Holocausto y un victimario, más allá de poner en cuestión el papel de la justicia en casos de crímenes de lesa humanidad.

Noher tiene una historia compartida con Wiesenthal: "Mis abuelos paternos fueron asesinados en las cámaras de gas en Auschwitz y mi padre, Rolf Patrick Noher, a los 13 años, pudo sobrevivir gracias a que fue sacado de la maison d´Izieu, una casa para para niños en el sur francés, disfrazado de monaguillo, con la ayuda de un sacerdote, antes de que lo llevaran al campo de concentración de Drancy. Lo acogieron hogares cristianos que amparaban chicos judíos. Mi madre, Renée, y su familia, huyeron del nazismo y estuvieron en la Argentina. Cuando se restableció la paz, volvieron a su Francia natal. Por lo tanto, soy descendiente directo de aquel genocidio".

Esto de ponerse en la piel de personajes históricos, resulta una constante en la carrera del intérprete nacido en París. Por ejemplo, en las películas nacionales "Un amor de Borges" (2000) y “El almuerzo” (2015), encarnó al célebre escritor. Incluso lo repitió para la escena en “Borges y Perón”, donde hizo dupla con Víctor Laplace. También en la miniserie “Sueño Bendito” (2021) de Amazon Prime Video, sobre la vida de Diego Maradona, interpretó al popular Guillermo Coppola. “Me divierte mucho hacer ese tipo de trabajos. Soy muy obsesivo. Siempre hago la diferencia de que los actores no somos imitadores, sino intérpretes que tratamos de recrear a la persona tratando de no traicionar el imaginario de los espectadores”, explica. 
A esto se suma que, en la serie “Diciembre 2001”, que se verá por la plataforma Star+, aborda al ex presidente Fernando De la Rúa durante aquel mes y año, en el cual nuestro país debió enfrentar las consecuencias de una de las peores crisis económicas, políticas y sociales de su historia; lo que produjo la inducida renuncia del primer mandatario. 

Noticias: ¿Sabía de la relación entre Wiesenthal y Speer?
Jean Pierre Noher:
No. Sí quiénes eran ellos, lo que significan y representan cada uno, aún hoy. Pero por mi historia familiar durante la Segunda Guerra Mundial, apenas leí esta obra extraordinaria, sentí la obligación moral absoluta de hacerla. 

Noticias: ¿Cómo abordó a Wiesenthal?  
Noher:
Me gusta mucho investigar y componer, aunque en este caso, a diferencia de cuando hice a Borges, a Coppola o a De la Rúa, no me parezco físicamente en nada a él, que me enteré era un tipo lúdico, histriónico y encantador. Sin proponérmelo, fue un vehículo expresivo para acércame mucho al recuerdo que tengo de mi papá, a su acento, y a toda esa identidad judía y europea que me contiene. Porque soy como un zelig: por un lado, francés porque nací en París, por otro, judío; pero como con mi familia vinimos a vivir a la Argentina cuando yo era muy chico, también me siento profundamente argentino.

Noticias: ¿Qué piensa sobre la invasión rusa a Ucrania?
Noher:
Estoy en contra de todas las guerras y esta me parece una locura. En la obra se mencionan ciudades ucranianas que están siendo bombardeadas. Por eso decía que hacerla era un deber personal que también involucra mi concepto del respeto por la vida. Es increíble que después de ochenta años de finalizada la última guerra mundial, el hombre no haya aprendido a resolver las cosas de otra manera y que los organismos internacionales no logren desarmar a los países. Creo que hay una industria bélica que sigue creciendo, que es cada vez más peligrosa, y apunta al corazón de cada ser humano del planeta porque nadie está a salvo. Se está llevando a niveles que asustan. Otra vez. La ultraderecha en el mundo vuelve a tener espacio político por la enorme frustración que tiene la clase media de que todo le cuesta tanto. En Francia, en las últimas elecciones legislativas, en las cuales voté por el socialista Jean-Luc Mélenchon, los diputados de Marine Le Pen, pasaron de ocho a cien. Más la pandemia que nos encerró. 

Noticias: Ante esta realidad internacional conflictiva, ¿es posible generar un cambio de mentalidad?
Noher:
Siempre fui una persona que cree que todo es con el otro. Uno no puede ser feliz encerrado en un country, si al lado hay una villa miseria. No hay forma. Creo que hay que incentivar la solidaridad. Vivimos en países muy injustos. Con mucha acumulación y muy mala distribución.

Noticias: ¿Qué siente que pueden hacer los artistas para intentar revertir esto? 
Noher:
Desde un lugar mínimo, diría, pero educativo y formador, volvemos a tener la responsabilidad de despertar la memoria de la gente. Esto también me impulsó a involucrarme en la propuesta teatral. Hacer entender que estas cosas ya pasaron y que no podemos repetir siempre lo mismo. 
 

Galería de imágenes

En esta Nota

Alejandro Ullúa

Alejandro Ullúa

Periodista crítico de televisión.

Comentarios