Sunday 26 de May, 2024

PERSONAJES | 03-01-2023 11:31

Michel Noher: “El horror está a la vuelta de la esquina”

El actor habla de sus trabajos con proyección internacional, el espíritu nómade, paternidad e historia.

Uno de los actores argentinos con mayor expansión internacional, Michel Noher es un intérprete nómade que pone el cuerpo allí donde la situación lo requiera.

Tal como sucede con Marcos, su personaje en “La unidad”, que acaba de terminar de filmar su tercera temporada, el final de la trilogía para este fascinante relato de espionaje, acción y suspenso que no tiene nada que envidiarle a referentes como “Homeland” o “The Americans”.

En la actualidad, Noher deslumbra como el misterioso Rubén en “Si lo hubiera sabido”, la exitosa producción española que desembarcó en Netflix, un hábil relato que combina la comedia romántica con viajes en el tiempo a lo “Volver al futuro”.

Por algunos lunes, entre noviembre y diciembre, volvió al teatro con “El hijo eterno”, conmovedor retrato sobre la paternidad.

En una calurosa tarde que el verano pareció pedirle prestada a la primavera, Michel Noher dialoga con NOTICIAS sobre diversas cuestiones, hacia donde lleve la charla.

Noticias: Leí que gran parte de su infancia y adolescencia las vivió en Bariloche. ¿Cómo fue eso?
Michel Noher: Así es, me crié ahí. Hoy en día lo pienso en retrospectiva y fue muy hermosa esa posibilidad de criarme en medio de la naturaleza  y también de tener una vida muchos menos mediada por la presencia de adultos también, porque había otra cuestión de confianza y tranquilidad, era otra época del mundo. No existían los celulares, para comunicarme con mi viejo que vivía en Buenos Aires, tenía que organizar todo por radio, me decían que a tal hora iba a llamarme y entonces iba al centro, a un locutorio de Entel y ahí recibía el llamado, ¡era otro planeta! 

Noticias: ¿Cuando vivió en Bariloche estaba solo con su mamá?
Noher: Cuando recién nos fuimos, mi mamá estaba casada, después se separó y quedamos nosotros dos en Bariloche y el resto de la familia en Buenos Aires. También tuve esa parte, la del desarraigo, de extrañar, de ser muy sapo de otro pozo y tener que adaptarme muy rápidamente. Porque cuando me fui era el porteño recién llegado y cuando volví era un barilochense… No me gusta decir pajuerano pero un poco esa es la idea porque pasar de una ciudad de 80.000 habitantes a una de 3 millones es una gran diferencia. Todo el tiempo estaba el tema de la adaptación y creo que aún hoy en día es algo que sigue girando en mi vida. Mi desarrollo como actor se ha dado casi la mitad en Argentina y la otra mitad en el exterior, trabajé en Uruguay, en Brasil, ahora estoy mucho en España. Hay algo ahí que evidentemente ya es parte de mi vida y que tiene que ver con ir adaptándome a distintas realidades e idiosincrasias. Me manejo bien en ese sentido, me gusta, me entusiasma encontrarme con culturas diferentes, con maneras distintas de hacer las cosas, ese intercambio me parece súper enriquecedor.

Noticias: En este momento “Si lo hubiera sabido” es un éxito en Netflix, también lo hemos visto en varias temporadas de “La unidad”, dos series importantes. ¿Siente que en España le han surgido mejores oportunidades que en Argentina?
Noher: No sé si mejores, me surgieron oportunidades que acá en Argentina todavía no existen. Una serie de la envergadura que es “La unidad” aún no la he visto acá, quizás lo que más se asemeja y me encantó es “Iosi, el espía arrepentido”. Estar ahí en una superproducción hablando de la temática de la que habla, del modo en que lo hace, con la cámara y la creación de Dani de la Torre, trabajando con actores como Nathalie Poza, Marian Álvarez, Luis Zahera. Francesc Orella, todo Primera A, con uno o más Goya bajo el brazo, debe ser lo mismo que vive un jugador cuando lo invitan a participar de un equipo europeo, hay una posibilidad de potenciar su trabajo.

Noticias: En “Pulp Fiction” está el célebre diálogo de Samuel L. Jackson y John Travolta acerca de las pequeñas diferencias entre Francia y Estados Unidos. ¿Cuáles son esas diferencias entre España y nosotros?
Noher: Algo que me sorprende mucho de España, y de otros países en los que estuve, es que en comparación somos un país que bebe bastante poco. En España es muy normal tomarse un vermucito a partir del mediodía y en general los encuentros se producen mucho en los bares, nosotros somos muy de juntarnos en casa, hacer un asadito. Después hay algunas maneras distintas de cocinar la comida, cuando voy allá disfruto mucho de comer alcauciles, ellos le dicen alcachofas y descubrí lo que son hechas a la plancha, ¡otro nivel! El jamón crudo nuestro y el serrano de ellos, son sabores tan distintos que casi no se tendrían que llamar igual.

Noticias: Usted nació en el '83, casi con la democracia. ¿Vio “Argentina, 1985”?, ¿Cómo lo interpeló?
Noher: La vi y me parece que es una película muy saludable, está muy bien pensada para llegar a la mayor cantidad de gente posible porque hay una generación más joven que se acerca ahora a lo que pasó. Personalmente, por la idiosincrasia y la formación de mis padres, siempre tuve mucha información sobre el tema, pero creo que la película permite que un montón de gente se interese en nuestra historia cercana, saber que pasó esto y no fue hace tanto, lo cual es importante. Es una puerta de entrada amable a la cuestión y me parece bien. Escuché a gente que reclamaba más dureza, pero a mí me parece inteligente como decisión porque les permite seguir llenando salas a pesar de estar disponible en streaming. Yo, por ejemplo, estaba en España cuando se estrenó, así que la vi un mes y medio más tarde. Fui solo, me encanta ir solo al cine… por suerte porque quedaba un único asiento suelto en el medio de la sala. La disfruté mucho.

Noticias: Su padre dio una nota este año en NOTICIAS y contó que sus bisabuelos murieron asesinados en Auschwitz y que su abuelo zafó de milagro. ¿Cómo vive eso?
Noher: Es muy fuerte porque todo eso está mucho más cerca en el tiempo de lo que uno elige creer, ante el verdadero horror uno quiere creer que está lejos y sin embargo, está a la vuelta de la esquina. Mi abuelo es un sobreviviente, el resto de mi familia falleció ahí. Mi madre también es una sobreviviente, ella tenía un novio, iban a encontrarse, no fue porque se sintió mal y justo esa noche lo chuparon, nunca más se supo nada de él. Si los padres de mi abuelo no hubieran encontrado la manera de lograr la supervivencia de su hijo o si mi madre hubiera ido esa noche yo no estaría acá. Hace poco fue el intento de asesinato de la vicepresidenta. Cuando me enteré estaba trabajando en España con actores refugiados que escaparon de Afganistán porque tenían riesgo de muerte, cosas así pasaron este año, no hace mil. Los extremismos están mucho más cerca de lo que estamos dispuestos a admitir. Hay que estar más atentos y ser más fuertes en la condena a ese tipo de expresiones que hablen del triunfo de uno como exterminio del otro.

Noticias: Hablemos de su unipersonal “El hijo eterno”, ahí interpreta a un padre primerizo.
Noher: Sí, lo estrené en 2018 e hicimos 3 temporadas hiper exitosas a sala llena. Empezamos en el Cultural San Martín, pasamos al Teatro Nun, hicimos giras, temporada en Mar del Plata, fuimos nominados al Estrella de Mar, a los Premios ACE y cuando estábamos por encarar la cuarta temporada irrumpió la pandemia así que nos habíamos quedado con muchas ganas de hacerla nuevamente porque se vive algo muy lindo, de comunidad, de comunicación, del encuentro. Es un monólogo sobre un padre primerizo en los ‘80 que tiene un hijo con Síndrome de Down, vemos el vínculo con ese hijo y la relación de la sociedad con ellos, desde el nacimiento hasta que Felipe, que es el nombre del hijo, cumple 30 años. Hago del padre, del hijo, de la madre, del médico, de los familiares, pero lo principal es el relato y así debe ser porque es una historia real, la del autor Christóvao Tezza que escribió la novela “O filho eterno” hablando de su humana y universal experiencia. Y no lo había pensado hasta ahora que hablamos, pero tiene que ver con lo que me importa que veamos como sociedad: aceptarnos con nuestras diferencias, coincidir con el otro, entender que no todo el mundo va a pensar como yo y encontrarnos en la ternura, en lo humano. El público se conmueve mucho y siempre me maravilla eso, el teatro es un poco reunirse alrededor del fuego y escuchar una historia, dejarse transportar y transformarse por ella. Siempre hay que volver a esa cosa tan primaria para alejarse de todo lo mediatizado que nos rodea, estar una hora en una sala a oscuras dispuesto a escuchar un relato me parece mágico.

Noticias: ¿Lo interpela con su propia paternidad? (N.d.e: Es padre de Antón, que nació en 2016 fruto de su relación con Celeste Cid)
Noher: Sí, me interpela con mi vida, con mis propios prejuicios. Antón cumplió 6 años hace muy poquito, en la búsqueda del nombre nos gustó lo que significaba. Viene del griego, Athos, que significa lo que florece y había algo de eso que nos gustaba. También me encanta como suena ton, que es la nota ,el tono en portugués.
 

por Leonardo Martinelli

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios