PERSONAJES | 01-01-2023 00:14

Gabriela Oliván: “Es muy necesario tender puentes”

Experta en management y comunicación corporativa, armó la primera red de mujeres periodistas de Iberoamérica.

Es la creadora de WINN (Women in the News Network), una red de mujeres periodistas de Iberoamérica, que cuenta con 3500 integrantes y fomenta la fluidez digital, la inteligencia colectiva y la colaboración. Gabriela Oliván habla en un tono muy calmo y tiene la sonrisa fácil, asume que siempre fue determinada, se diferencia del feminismo y subraya la necesidad de poner al ser humano en el centro de los proyectos. Becaria de la Fundación Eisenhower y del London School of Economics, en 2021 publicó “Comunicación 5.0. Del impacto tecnológico a la colaboración”, un libro de descarga gratuita. Hoy forma parte del directorio de tres organizaciones: ICANA, Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresas y Red de Acción Política. 
Noticias: ¿Cómo se define?
Gabriela Oliván: Es una respuesta en permanente evolución porque uno siempre se está redefiniendo. Pero si miro atrás, creo que siempre he intentado tender puentes. Vivimos en un mundo en donde el consenso de la realidad está roto. Además de trabajar en lo corporativo, también lo hice en el sector social, por esta visión de unir puentes entre las personas, las instituciones, las empresas, los países. Lo veo cada vez más necesario. 
Noticias: En una sociedad globalizada e interconectada, ¿hay más ruido e imposibilidad de una comunicación verdadera?
Oliván: Sí, como que está la posibilidad técnica de llegar a cualquier parte del mundo. Cuando entrevisté a Thomas Friedman para el libro, él hablaba de un ser humano super empoderado, porque nunca antes las personas habían tenido la posibilidad de comunicarse con otros miles de desconocidos. Pero eso es como una falacia, en realidad, estamos cada vez más aislados, más fragmentados, en mundos cada vez más polarizados y con menos posibilidad de reconocer al otro. Esta cultura de la cancelación es algo que nos atraviesa, desde lo más filosófico hasta lo más pragmático, esta falta de tiempo para sentarse y hablar un rato sin estar pendiente del celular, impide la conexión, por eso se generan micromundos.
Noticias: ¿Podríamos decir que los algoritmos nos llevan a un eco, confirmando lo que estamos pensando porque traen más de lo mismo?
Oliván: Sí, es un juego peligroso. En las redes, hay una construcción, uno dice lo políticamente correcto, lo que va a generar más clics. En esa construcción se generan estos micromundos. Y, además, todas estas plataformas están atravesadas y reguladas por algoritmos que responden a intereses particulares, comerciales y políticos. Esto tiene que ver con esta crisis que está sufriendo la industria, hasta ahora la crisis de los medios, hoy la crisis de las plataformas, esos algoritmos son perversos. Es lo que viene a desafiar un poco Elon Musk, de alguna forma quiere combatir a este modelo, veremos qué tan genuina es esa búsqueda. ¿Por qué esto es vital? Porque la comunicación nos atraviesa como sujetos: nos encontramos en las redes, nos proyectamos económicamente en las redes, construimos identidad y autoestima, todo sucede ahí. Por eso la importancia de tender puentes. Yo trabajo mucho el tema de valores, también por mi perspectiva cristiana. 
Noticias: Ha dicho que la espiritualidad es un tabú. ¿Es la espiritualidad o la religiosidad lo que aparece como tabú? 
Oliván: Te agradezco la corrección, es un muy buen punto. Sí, me parece que en realidad es muy cool hablar de espiritualidad. Ahora, reconocerte una persona de fe, es un tabú. Es algo de lo que no se habla, está asociado a ser medio ignorante, a creer en algo que no ves, a las clases bajas. En el ámbito corporativo o en la clase ABC1, hay mucho de ese prejuicio. En lo personal, siempre tuve la convicción muy fuerte y pude exponerla públicamente, pero percibo que cuesta hablar de estos temas con libertad. Y creo que en este mundo tan digital, tan tecnológico y productivo en el sentido del uso del tiempo, tan eficientivista, hay una necesidad de volver a conectarnos desde lo más natural y profundo. 
Noticias: La escuché aclarar que no es feminista. ¿Por qué eligió hacer una asociación de mujeres periodistas?
Oliván: Creo en la complementariedad, en la necesidad de todos. 
Noticias: ¿Siente que el feminismo niega ese principio?
Oliván: Sí, en un sentido acérrimo sí. Creo que de alguna forma es unos contra otros. Elegí trabajar con mujeres porque creo que necesitan más apoyo. Pero para construir cualquier proyecto necesitamos de todos, si no, estamos cancelando, volviendo a encerrarnos en el micromundo donde pensamos lo mismo y tenemos las mismas dificultades y problemáticas.   
Es madre de Matías (16) e Isabella (14) y está en pareja desde hace 23 años con César, a quien conoció en un campamento de profesionales cristianos, en Uruguay. Por entonces, ya trabajaba en una empresa grande y tenía sus objetivos claros: se quería casar antes de los 25 años. “El equilibrio entre lo personal y lo profesional también es motivo de orgullo. Cuando miro para atrás y veo que me desarrollé parejo en todo, creo que ese es el éxito”, dice. 
Noticias: ¿Es quién quería ser?
Oliván: Soy lo que pude ser con una intencionalidad. Tuve la intención de convertirme en esto, en aprender de lo que me pasaba y construir para el bien común. Me parece que uno va haciendo las cosas bien y la vida te va sorprendiendo. No sé si lo logré, pero tengo la convicción de haber entregado lo mejor de mí, y eso tiene costos también.
Noticias:
¿Cuál fue el más fuerte? 
Oliván: Tuve que aprender a reconocer al otro, a que tiene otros tiempos, que tal vez no vive las cosas con la misma intensidad, entender sus circunstancias, la empatía. 
Noticias: Su hermana María Julia dijo una vez: “Es un poco aparato pero es de las que nos hacemos de abajo y bancamos la parada, sin buscar atajos”. ¿Se reconoce?
Oliván: Esa es la mirada de ella (se ríe). Me dice “aparato” porque tengo otros modos, otros procesos más institucionales. Cuando yo trabajaba en Petróleo con los Bulgheroni, ella trabajaba con Lanata. Nos criamos en zona sur, en una familia con una cultura muy fuerte del trabajo, de la superación, del esfuerzo. Ese es nuestro ADN. 
 

Galería de imágenes

En esta Nota

Valeria García Testa

Valeria García Testa

Periodista.

Comentarios