Lunes 30 de marzo, 2020

PERSONAJES | 10-01-2020 17:46

Nicolás Cabré (39): "Correr me salvó la vida"

Hace teatro en Mar del Plata junto a su novia, Laurita Fernández. Autocrítica, roces con la prensa y vida de maratonista.

Cambió. Ya no es más aquel muchacho al que la prensa chimentera tildaba de ‘mala onda’ por su poco afán a dar notas y su nula relación con los periodistas. Las razones de esta nueva versión de Nicolás Cabré son dos: el nacimiento de su hija Rufina (6) –fruto de su relación con Eugenia ‘China’ Suárez– y el vínculo con su actual pareja, Laura Fernández (28), con quien comparte cartel en Mar del Plata en la obra teatral “Departamento de Soltero”. Ya entrando en las cuatro décadas, se acepta como más maduro. Asume que hizo autocrítica y que la llegada de su hija y su actual relación sentimental le hizo cambiar su punto de vista. Ya no se esconde y se muestra mucho más receptivo para dar entrevistas y abrir su intimidad. “Aunque a los que me trataron mal, nunca les voy a hablar”, le dice a NOTICIAS desde La Feliz el actor que comenzó su carrera hace 30 años en el infantil “La ola está de fiesta” de Flavia Palmiero. 

Noticias: Se nota una gran diferencia con el Cabré que conocíamos de años atrás. ¿Por qué se abrió?
Nicolás Cabré: No sé si me abrí. Sigo sosteniendo que lo que no me gusta, no me gusta. Trato de que no se metan en temas que no me interesa mostrar. Y sigo en desacuerdo con aquellos que me trataron mal. Pero hice autocrítica, necesitaba cambiar, tengo una hija, estoy más grande… También estando con Laura aprendí y me di cuenta de que no tenía nada para esconder. Más allá de no contar cosas íntimas que no quiero contar o que me dan vergüenza contarlas, noté que no tenía nada de malo mostrar que estoy feliz. A lo mejor bajé un poco la guardia y el cambio tenía que venir de mi lado. 

Noticias: Nunca se llevó muy bien con ese acuerdo tácito entre los personajes públicos y la prensa, que dice que un famoso debe aceptar las reglas del juego en tanto figura mediática y mostrar su intimidad.
Cabré: Yo nunca jugué a nada. No sé cuáles son esas reglas ni cuál es ese juego. Es una frase que usan para esconderse en algo que saben que está mal. Lo que es desubicado es desubicado, ahí no hay ningún juego. Si me meten una cámara donde yo no quiero, no es una regla de juego. 

Nicolás Cabré

Noticias: Podrían responderle que la gente necesita que un famoso le abra las puertas de su casa…
Cabré: ‘La gente pide eso’... Volvemos a esa frase. Nunca escuché a nadie pedir que le metan una cámara de televisión en el baño.

Noticias: ¿Esa fama que se echó a lo largo de su carrera cree que lo perjudicó en el plano laboral?
Cabré: Nunca hice nada pensando si me beneficiaba o si vendía más entradas. Y la gente siempre fue la primera que lo entendió. Siempre fui yo. Trato de tener la mejor, pero cuando no tienen la mejor conmigo es probable que conteste. No siempre acerté en la forma, tal vez. Pero te repito, la gente no pide eso. Es más, siempre me dicen: ‘mandalos a la mierda’. Nunca me detuve a ver si sacaba un rédito o si me perjudicaba en mi carrera. 

Noticias: En febrero cumple 40 años. ¿Cómo le está pegando? 
Cabré: Mal (risas). No, en serio, estoy contento y feliz. Tengo una hija hermosa. No estoy muy pendiente de la edad, pero sí me voy dando cuenta de que para hacer algunas cosas ya no tengo 20 años. Lo veo más que nada por ese lado. 

Noticias: Hace unos años comenzó a correr maratones e incluso participó de los 42 km del maratón de New York. ¿Por qué agarró por ese lado? 
Cabré: Y bueno, la crisis de los 40 (risas). Empecé a correr porque me hacía bien. Había dejado de fumar y tenía la necesidad de hacer algo con el cuerpo. Comencé a entrenar en un lugar que era un club de corredores y me enganché. Y eso me salvó la vida. Disfruto, me hace bien al cuerpo y a la cabeza. Y conocí gente maravillosa, con la que hablamos de otras cosas. Quiero tratar de estar sano, me doy cuenta de que el tiempo pasa. No lo hago por la estética, simplemente quiero vivir bien por muchos años. Quiero ver a mi hija crecer y desarrollarse lo más que pueda. 

Noticias: Arrancó a actuar a los 10 años y no paró nunca. ¿Alguna se vez se preguntó qué hubiese hecho de no haber sido actor?
Cabré: Nunca tuve mucho tiempo para pensar en otra cosa. Soy un privilegiado, tengo la suerte de hacer lo que me gusta y poder vivir de ello. Pero no tengo idea de qué hubiese trabajado si no fuese actor. A los 10 años ya supe que esto era lo que quería hacer. Aunque muchas veces también me pregunté si era lo que más me gustaba, porque esta profesión te demanda mucho tiempo, entrás en una vorágine muy grande y así como te da, te quita un montón de cosas.

Noticias: ¿Y paró de trabajar un tiempo, verdad?
Cabré: Sí, en un momento paré. Habrá sido hace unos 5 años. Murió mi viejo en esa época y necesité correrme un poquito, entender y descubrir otras cosas. Quería estar con la gente que necesitaba. Traté de estar más con familia, con mi hija, llevarla al colegio, pasear con ella. Soy hermoso cuando estoy sin trabajar (risas). Me viene bien parar de vez en cuando. La vida te va golpeando y en un momento sentí que me tenía que ir a mi casa. No lo estaba disfrutando. Estuve dos años y pico sin hacer nada.

Noticias: Tocar fondo para salir a flote…
Cabré: Sí, es como un círculo: para tener ganas de hacer cosas, tengo que hacerlas bien. Por eso no me gustaría abrir los ojos, que me digan ‘Rufina cumplió 18 años’ y no haberme dado cuenta. Quiero prestarles atención a las cosas que realmente valen la pena.

Nicolás Cabré

Es en Mar del Plata donde Nicolás Cabré está protagonizando la obra “Departamento de Soltero”, adaptación local de la clásica película “Piso de soltero”, dirigida por Billy Wilder. Allí también actúan su pareja, Laurita Fernández, y Christian Sancho, con dirección de Daniel Veronese. “Hacía mucho que no venía a Mardel, no lo dudé ni un segundo. Es una ciudad que tiene todo, es hermosa, siempre la pasé muy bien, tengo muchos amigos acá. Y la obra cuadra muy bien, es una comedia romántica apta para todo público, me cerraba por todos lados”, dice el actor, que viene de hacer la miniserie de suspenso “Tu parte del trato”, junto a Eleonora Wexler y Jazmín Stuart. 

Noticias: Drama, comedia... ¿Dónde se siente más cómodo?
Cabré: He hecho de todo. Me han tocado cosas diferentes, el año que hacía “Sugar” en teatro, en la TV Pública al mismo tiempo estaba con “Cuéntame cómo pasó”, que era una serie de época ambientada en los 70. Después hice esta miniserie “Tu parte del trato” donde era un hacker informático. Nunca fui de plantearme el tipo de papeles. Me gustaría seguir haciendo cosas que me cierren. Soy actor. Disfruto hacer tanto drama como comedia, siempre que sea un producto que me guste. 

Noticias: Hace mucho que no trabaja en cine, desde que actuó en la comedia chilena “Alma” de 2015. 
Cabré: Había un par de propuestas que estaba cerrando pero por la crisis económica se paró un poco la industria del cine. Hoy sigo con la obra de teatro y después de la temporada vamos a hacer una gira. Pueden aparecer otras cosas pero prefiero ir tranquilo. Trabajar de lunes a lunes 14 horas por día me termina agobiando.

Noticias: Mencionó la crisis económica. ¿Dónde se para en política?
Cabré: Nunca hablo de política. Sé que estamos viviendo un momento difícil y que la gente hace un gran esfuerzo para pagar una entrada al teatro. Por eso en estos momentos es muy importante el hecho de respetar y respaldar a la gente con mi trabajo. Por ejemplo, para el productor de la obra hubiese sido más barato traer la mitad de la escenografía que teníamos en Buenos Aires, pero acá a Mar del Plata trajimos todo. Y eso me da tranquilidad. Más allá de pensar en más o menos recaudación, hay que respetar y devolverle todo a la gente por ese esfuerzo que hace cada noche pagando una entrada. Siempre hay que hacerlo, claro, pero en momentos de crisis más que nunca. 

Noticias: Asumió un nuevo gobierno y como siempre eso conlleva un indicio de esperanza. ¿Qué mirada tiene? 
Cabré: Ojalá que el país salga adelante. Ojalá que empecemos a estar todos bien y que se termine esta caída. Deseo lo mejor para el país, esté quien esté, sea de color amarillo, azul, naranja o verde. Me da lo mismo. 

 

 

Alexis Socco
(Desde Mar del Plata)
@detectivesco

por Alexis Socco

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario