Monday 27 de May, 2024

PERSONAJES | 10-04-2024 08:35

Renato Civelli: “En el fútbol nadie te prepara para el retiro”

El ex futbolista, devenido en empresario gastronómico, habla de su paso por el fútbol francés y cómo encontró su nueva vocación.

Temperamental, aguerrido y carismático, con sus casi dos metros de altura intimidaba a sus ocasionales adversarios y se imponía en el juego aéreo.

Luego de casi dos décadas de jugar en el fútbol profesional, Renato Civelli supo reinventarse. Con una inversión millonaria adquirió la franquicia de Gontran Charrier, una pastelería artesanal que elabora sus productos con harina y manteca francesas. Ya cuenta con seis locales enclavados en Núñez, Belgrano, Microcentro, Palermo y Recoleta. Y sueña con expandirse.

Durante mucho tiempo, Civelli corrió detrás del balón, marcó goles y ejerció una asfixiante marca sobre los delanteros rivales. 

Ahora le toca perseguir a los proveedores y gambetear rumbo al Mercado Central.

Baluarte del tesón y del sacrificio, vive su presente empresarial con el mismo espíritu competitivo con el que encaraba los partidos de los domingos. 

En una tarde donde el cuerpo pedía un café y una tentación dulce para acompañar, Renato Civelli recibe a NOTICIAS en uno de sus locales, dispuesto al diálogo, en una charla con la mente abierta y el apetito renovado.

Noticias: ¿Podemos decir que tenía un cuerpo para el deporte y una cabeza para los negocios?

Renato Civelli: Y, no sé… Estoy en las inferiores todavía dentro del mundo de los negocios. Veremos si llego a jugar en Primera (se ríe). En el fútbol la cabeza fue siempre mi fuerte, la personalidad, el compromiso para el trabajo y el esfuerzo sostenido en el día a día. Y en el negocio gastronómico me apoyo sobre las mismas bases. Cuando arranqué a jugar al fútbol no era un superdotado, era un tipo alto, joven y creyeron que podía mejorar con esfuerzo. Con este negocio fue igual, traje la idea, tenía el capital, llamé a unos socios, entre los que está mi hermano Luciano, y después fue todo esfuerzo. Al principio todo nos costaba el doble porque no teníamos experiencia y las cosas que a un gastronómico por ahí le llevan diez días nos llevaban veinte. Pero personalmente me gusta aprender, trato de capacitarme, así ya cumplimos 5 años.

Noticias: ¿Ustedes adquirieron la franquicia de Gontran Charrier?

Civelli: Sí, nosotros compramos la master franquicia por diez años. Tengo una excelente relación con Gontran...porque Gontran Charrier es una persona. Argentina es el único país de América en el que está Gontran y la idea nuestra es poder abrir en Chile, Paraguay, Uruguay, pero necesitamos alguien local de confianza para asociarnos. Mi objetivo no es volverme millonario ni tener mil sucursales, pero soy un tipo curioso que va para adelante y si encuentro la posibilidad allí estoy. Para llegar a otros países necesitamos una estructura alta, crecimos muy rápido. Tenemos seis locales y la idea es seguir progresando.

Noticias: ¿Su admiración por la cultura francesa que se ve reflejada en los locales tiene que ver con el tiempo que jugó en ese país?

Civelli: Sí, la verdad que no conocía nada cuando llegué a Marsella, no hablaba francés y estuvimos 8 años. Viví tiempos muy lindos en Francia, nació una de mis hijas, la otra nació en Turquía pero era chiquita … ahora también tengo uno argentino. Nos gusta mucho el país, vamos todos los años a Francia en vacaciones de invierno, tenemos amigos. En su momento pensamos en quedarnos a vivir allá, pero el país de uno siempre tira. Así que dijimos: “Vamos a volver a Buenos Aires pero con un proyecto que nos una a Francia”. Mi mujer es historiadora de arte, en ese aspecto se ocupa ella. Ahora decís Francia y puede pensarse en el fútbol, pero históricamente la idea del país está ligada a la cultura y a la gastronomía.

Noticias: ¿Cómo surgió ese enganche entre una historiadora del arte y un futbolista?

Civelli: Nosotros somos de Pehuajó, hace mil años que estamos juntos. Yo tenía 17 y ella 20. Imaginate, hace 23 años que estoy con ella. Nos pusimos de novios y ella se vino enseguida a Marsella, después nos casamos. Esta aventura siempre fue de a dos, después de a tres, de a cuatro y ahora de a cinco. 

Noticias: ¿También jugó en Turquía?

Civelli: Sí, en Bursaspor, el club de Bursa, una ciudad al otro lado del Mármara, a dos horas de Estambul, es una ciudad de 3 millones de habitantes. Turquía es un país muy lindo para hacer turismo, pero el idioma es muy complicado, cuesta. Si no hablás el idioma de tu lugar de residencia no estás cien por ciento adaptado, que fue lo que nos pasó allá. Teníamos traductores del club, había chicos argentinos, pero nunca me sentí como en Francia. Aunque la comida realmente es un manjar. 

Noticias: ¿Su idea después de haber viajado tanto es afincarse definitivamente acá o ser técnico en algún otro país?

Civelli: Trabajar afuera puede ser, pero no como técnico. Me gusta armar proyectos como manager y no creo que ese puesto esté bien desarrollado en Argentina, así que posiblemente me gustaría trabajar en algún momento en el fútbol a futuro. Hoy no estoy dispuesto a mover a toda mi familia para hacerlo, tampoco apareció el proyecto que me enamore, pero nunca le cierro las puertas a nada. Por ejemplo, el proyecto de Gontran estaba pensado para cuando dejara el fútbol, pero apareció y durante casi dos años hice ambas cosas a la par. Cuando las oportunidades se presentan hay que tomarlas.

Noticias: Usted jugó en San Lorenzo y en Huracán. ¿Eso le trajo problemas?

Civelli: No, porque pasaron muchos años. Yo jugué cinco meses en San Lorenzo en 2009 y en Huracán en 2021. Pasó mucho tiempo… Aunque obviamente entré mal a Huracán por haber jugado a San Lorenzo, en esa época no había hinchas en la tribuna por la pandemia. Fue mi último club y quizás mi nivel no fue el mejor, ¡la verdad que no fue una gran experiencia ni para mí ni para los hinchas del club! (se ríe). Pero peor fue lo de Banfield, un club al que quiero mucho y del que me fui mal, todavía estoy en juicio.

Noticias: Para usted que jugó tanto afuera como acá, ¿por qué aún hoy sigue siendo un tema tabú la homosexualidad en el fútbol?

Civelli: Creo que quizás por esa imagen de que el jugador de fútbol es un superhéroe, eso es lo que se quiere vender. ¿Somos todos así? No. La gran mayoría de los jugadores no somos así, no vivimos de noche, vende más la fiesta o el escándalo de la violación que cometió Dani Alves. En el fútbol hay muchos estereotipos como en otras disciplinas. No se habla de la homosexualidad ni de la depresión y hay muchos chicos que se han suicidado. Tampoco nadie te prepara para el retiro. Yo trabajo con Enrique Portnoy, un argentino que está viviendo en Miami y ayuda a muchos deportistas, escribió varios libros y uno es “Segundo tiempo” que habla sobre la problemática del retiro. Aunque cueste creerlo y tampoco se dice, hay chicos que no saben manejarse en el aspecto administrativo más básico. Y eso es muy importante para ordenarte y saber qué hacer después porque hay gente que arranca a los 12, se retira a los 37 y no sabe cómo seguir con su vida.

Noticias: Ahora está muy ocupado con su actividad empresarial, ¿pero sigue conectado con gente del fútbol?

Civelli: Sí, ¡fueron muchos años! Tengo amigos representantes, jugadores, técnicos. Acá y en Francia. Me gusta, no soy de esos que se saturaron del fútbol. Hay chicos que se retiran y no quieren saber más nada, quedan quemados. Yo no me ubico ni un extremo ni en el otro, puedo vivir sin el fútbol, pero me gusta seguir conectado. El desafío planteado en su momento fue demostrarme que podía hacer algo fuera del fútbol. Mi viejo me dijo que me dejaba ir de Pehuajó cuando terminara quinto año, vine a Buenos Aires, empecé a estudiar Administración de Empresas en la facultad y por suerte debuté. Ahí dejé de estudiar, pero siempre me gustó. Mi viejo es contador, mi hermano mayor también estudió la misma carrera antes de irse a jugar handball a España, estamos todos metidos en los dos mundos. 

Noticias: Usted tiene muy buena imagen y conceptos muy claros. ¿No lo tentaron para hacer televisión y formar parte de algún programa deportivo como comentarista o panelista?

Civelli: En algún momento me entusiasmé con la posibilidad de relatar los partidos franceses porque yo hablo el idioma, conozco, no hay muchos que hayan jugado tantos años allá, pero la verdad que no se puede hacer todo. Estoy muy abocado al negocio gastronómico, me gusta mucho. Obviamente hay días que te querés morir porque pasan cosas (se ríe), pero igual yo soy de esos que prefieren vivir a mil antes que estar todo el día al pedo. No tengo lo económico como prioridad porque soy de involucrarme mucho, para meterme en algo tiene que ser un proyecto que me llene a nivel personal. Igual el fútbol ha sido muy generoso conmigo.

Galería de imágenes

En esta Nota

Leonardo Martinelli

Leonardo Martinelli

Comentarios