POLíTICA | 30-12-2019 19:42

Anécdotas de la increíble “hermandad” de Fernando Esteche y Julio De Vido

Según el dirigente piquetero, en el penal de Marcos Paz forjaron una “amistad muy fuerte” que incluye a sus familias, aunque “veníamos de palos distintos”.

Afuera de la penitenciaría de Marcos Paz, Julio De Vido y Fernando Esteche no hubiesen entablado una relación. De hecho, nunca lo habían hecho: poco tenían en común. El ex ministro, un eterno funcionario. El líder de Quebracho, casi un anarquista. Pero adentro del pabellón IRIC se hicieron muy amigos y hoy comparten cientos de anécdotas.

Así lo contó el mismísimo Esteche en una entrevista, tras haber recuperado la libertad: “Con Julio y nuestras familias, hemos forjado una amistad muy fuerte. Y se trataba de dos palos muy distintos, de trayectorias muy distintas”, aseguró.

Sobre cómo se conocieron, reveló: “Cuando yo entré al pabellón, él sale justo de su celda y nos vemos. Para los dos fue una cosa movilizante, pero inmediatamente también fue identificarnos el uno con el otro. Y eso nos posibilitó y facilitó después una hermosa relación humana”, contó en una entrevista a la revista Zoom.

Para Esteche, que se haya forjado una relación con De Vido tiene que ver con que “la cárcel te iguala, y ahí se construye una empatía, una hermandad”. De hecho, pasaron muchas horas leyendo: “Él me abrió una mirada de nuestra historia y del peronismo en particular buenísima. Y Julio se entreveraba y se sumergía en Gramsci, Lenin. Leímos juntos todo Maquiavelo. Así que fue una experiencia de aprendizaje y de formación interesante”, reveló el líder de Quebracho.

“Hemos hablado de todo con Julio apenas nos conocimos. Vas construyendo la relación por esto que yo te decía, la empatía inmediata de que estamos en la misma. Desde venir a convidar el mate cuando estás ordenando la celda a ir construyendo rutinas y rituales de escuchar la radio juntos o mirar un noticiero, empezar a prestarnos libros, compartir lecturas, ver películas… nos podían entrar unos CD´s para ver películas”, dijo Esteche, antes de concluir: “Salí una mejor persona después de conocer a Julio”.

En la misma entrevista, el dirigente piquetero que estaba detenido por traición a la patria desde 2017, contó una anécdota: “A veces iba el gordo Chepi a visitar a Julio, el que fue embajador en Venezuela. Pero antes, cuando yo iba a Venezuela… yo viajaba a Venezuela porque éramos amigos de Chávez y qué sé yo, entonces, ahí la embajada te recibía. Pero cuando llegaba Julio o alguien del gobierno argentino, llamaban y decían no te acerques por problemas de protocolo y no sé qué. Después terminamos los tres juntos en cana. Esas cenas que nunca pudimos hacer en la embajada de Venezuela las terminamos haciendo en el patio de visita con el gordo Chepi y Julio”.

Los días de prisión los pusieron en la misma vereda. Y no sólo a ellos: Juan Pablo “el Pata” Medina, Enrique “Caballo” Suárez, también formaron parte de la banda. según Esteche. Un grupo ecléctico, que sólo era posible que se forme detrás de las rejas.

Galería de imágenes

En esta Nota

Carlos Claá

Carlos Claá

Periodista político

Comentarios