Lunes 20 de septiembre, 2021

POLíTICA | 21-08-2020 07:52

Cristóbal López: una de cal y una de arena

A las malas noticias judiciales se suman otras buenas. Causa por lavado y moratoria a medida. Vendeta contra Macri y "Nicky" Caputo.

Las novedades que llegan de Comodoro Py no son buenas para Cristóbal López. En el transcurso de una semana, la Cámara Criminal le confirmó un procesamiento y el Tribunal Oral Federal N° 3 le reinició el juicio por defraudación al Estado. Pero eso es sólo la foto. En el entorno del dueño del Grupo Indalo toman distancia de lo que sucedió en los últimos días y confían en que ya pagó por su condena: “Olvidate, ya está. De ahora en más, va todo para atrás”, aseguran.

Hace diez meses que Cristóbal López recuperó su libertad, luego de estar casi dos años detenido. Ahora, y mientras espera que las causas vuelvan a dormirse, se replantea su vida. Pasa tiempo con sus nietos y jura que ya no es tan voraz con los negocios. “Quiere disfrutar más de la vida. El tiempo adentro le cambió la cabeza”, le cuentan desde su círculo íntimo a NOTICIAS.

Causas. Al cierre de esta edición, López se preparaba para volver a las audiencias de la causa Oil Combustibles a través de Zoom, luego de cinco meses de parálisis por la pandemia. Allí se encontraría, de manera remota, con su socio Fabián de Sousa y con el ex titular de AFIP Ricardo Echegaray, investigados por el otorgamiento irregular de planes de pago por el dinero que los empresarios no habían tributado del impuesto a la transferencia de combustible líquido (ITC) entre mayo de 2013 y agosto de 2015.

Junto a los imputados, estarán los abogados Carlos Beraldi y León Arslanian, quienes estuvieron en el centro de la escena mediática por conformar el consejo de juristas que trabajarán sobre la Reforma Judicial.

De todas maneras, la noticia más importante para Cristóbal sobre sus problemas judiciales no vino de Comodoro Py, sino del Congreso. Días atrás, Diputados dio media sanción a la ampliación de la ley de moratoria fiscal, y con eso el dueño de Indalo empezó a solucionar gran parte de sus problemas. Por primera vez, una normativa de ese estilo incluye entre los sectores favorecidos a las empresas de combustibles y juegos. Y hace una inédita excepción para las compañías quebradas. Sólo resta un formalismo: que el Senado, presidido por Cristina Kirchner, le de el golpe de horno que le falta para transformarlo en una ley que le acomode las cuentas. Ya tienen dictamen y el plazo reglamentario para ir al recinto: cuando la vicepresidenta lo decida, será ley. Por más de que la oposición grite y patalee, no le alcanzarán los votos para frenarla.

En Juntos por el Cambio denunciaron en los medios que lo único que buscaba el oficialismo con esta ampliación de moratoria era la “impunidad” de López. Elisa Carrió y la Coalición Cívica aseguraron que el proyecto fue un “traje a medida” del empresario. Poco importa.

Por otro lado, la Cámara Criminal y Correccional Federal confirmó los procesamientos de Cristobal, De Sousa y Osvaldo José “Bochi” Sanfelice en una causa subsidiaria a Oil Combustibles que investiga supuestas maniobras delictivas realizadas mediante empresas del Grupo Indalo y Agosto SA, lo que develaría la conexión entre el empresario y la familia Kirchner, a través de un lavado de activos y una asociación ilícita.

Medios. “Cristóbal está con la cabeza en Comodoro Py”, dicen en la gerencia del grupo. El empresario está convencido de que si el calor del poder lo sigue cobijando, ya no habrá problemas graves en la Justicia. Pero se quiere desprender de todo eso cuanto antes. 

“Necesitamos que levanten la inhibición”, cuentan en el canal de televisión. Y completan: “En los medios de comunicación hay que estar invirtiendo constantemente, acá nos estamos quedando. Hay que comprar equipos, cámaras, móviles de exteriores”. López no va a la empresa y se lo reclaman. El que hace frente a los pedidos es De Sousa.

Al ritmo de que C5N le empezaba a pelear de igual a igual el rating a TN en la competencia por liderar la audiencia de los canales de noticias, los dueños del Grupo Indalo empezaron a sacar la cabeza de la trinchera. La arremetida judicial pasó y ellos estaban ilesos, por lo que se animaron a diseñar el contragolpe. 

Hoy no sólo se encargan de fogonear las denuncias contra Juntos por el Cambio desde sus medios, sino que además son los protagonistas de algunas causas que complican al macrismo. Nicolás Caputo el “hermano de la vida” del ex presidente Mauricio Macri, es uno de los que está preocupado por la suerte que le puede tocar en Comodoro Py. 

Cuando el ex presidente se despedía de sus funciones públicas, los dueños del Grupo Indalo denunciaron extorsiones de la mesa judicial de Cambiemos y esa demanda también incluye a “Nicky”, quien antes de que se desatara la pandemia había intentado contactar diferentes gestores judiciales para intentar un canal de diálogo con los jueces que le tocarán en sus causas.

Como publicó NOTICIAS, en su declaración López indicó: “Decidí un día ir a ver a ‘Nicky’ Caputo. Le dije que lo único que quería era no ir preso, porque me habían dicho que Macri había dado la orden de meterme preso. A lo que me dijo: ‘andate a Sudáfrica’. Le pregunto: ‘¿por qué allá?’. ‘Porque no tiene extradición’, me contestó. A lo que le dije: ‘por qué no te vas a la puta que te parió’”. El empresario K está convencido de que es hora de servirse el plato frío de la venganza.

A pesar de los recientes movimientos de los expedientes que lo tienen como objeto de investigaciones, Cristóbal López confía en que su desgracia terminó: el regreso del kirchnerismo al poder dio vuelta la taba. En su entorno aseguran que la prisión le templó el espíritu y que ya no irá con el acelerador a fondo. Pero también confiesan que, con el correr de los días y la acumulación de buenas noticias, López se va envalentonando.

Galería de imágenes

En esta Nota

Carlos Claá

Carlos Claá

Periodista político

Comentarios