POLíTICA | 29-09-2021 14:56

Cristóbal López y los expedientes judiciales que queman

Su derrotero judicial se agrava luego del traspié en las PASO. Bronca con Cristina Kirchner.

Las PASO que perdió el Gobierno no solo generaron cimbronazos en el mundo político. En el sector empresarial, el terremoto dejó mal parado a varios. Pero nadie lo sintió tanto como Cristóbal López.

El empresario K no pudo imaginar el vendaval de votos en contra que cosecharon Alberto Fernández y Cristina Kirchner. Pero menos puede entender cómo, tras dos años de gestión del Frente de Todos, siguen estando activas sus causas judiciales por la presunta evasión millonaria de impuestos de Oil Combustibles, principalmente, y otras denuncias como la posible apropiación indebida de los aportes previsionales de sus empleados.

“Está enojado. Es crítico del Gobierno”, revela a NOTICIAS una altísima fuente del Grupo Indalo. “No solo de Alberto, también de Cristina. Dice que están gobernando para el culo”, completa. Pero la bronca quizá no tenga que ver solo con la mala gestión oficialista, sino con que ese rumbo incierto genera nuevas estocadas que vienen directamente desde Comodoro Py.

Derrotero judicial

Cuando el kirchnerismo regresó al poder, ningún empresario podía sentirse más beneficiado que Cristóbal. Había contado con el staff de abogados más influyente del país: Alberto Fernández, quien luego se convirtió en Presidente; Carlos Beraldi, también letrado de la vice y Aníbal Fernández, quien ahora es el ministro de Seguridad. Pero lo que debía convertirse en un trámite todavía le genera dolores de cabeza.

Es que la causa Oil Combustibles -la que lo llevó preso junto a su socio Fabián de Sousa, mientras Ricardo Echegaray (el administrador de la AFIP) transcurrió el proceso en libertad- tuvo ahora un nuevo impulso. El fiscal Patricio García Elorrio sostuvo la acusación el jueves 23. “Por las evidencias recolectadas en este debate, esta fiscalía tiene por probado por el grado de certeza requerido para el dictado de un fallo condenatorio”, dice el escrito presentado ante el Tribunal Oral Federal 3.

La decisión de García Elorrio generaba gran expectativa. Es que si no acusaba, tal como tampoco lo hizo antes la AFIP, la causa no tendría otro destino que la absolución de los procesados. Hoy está lista para la sentencia.

No fue casualidad que en la semana en la que el fiscal debía decidir, la oposición le hiciera sentir el rigor: el lunes 20, Elisa Carrió y la Coalición Cívica volvieron a presentarse en la Justicia, en esta oportunidad para demandar a Alberto, a Cristina y a la titular de AFIP, Mercedes Marcó del Pont, por encubrimiento, luego de que el organismo recaudatorio desistiera del juicio penal y civil contra Cristóbal y De Sousa. Además, aseguraron que hubo una “maniobra escalonada” que empezó con la ley de moratoria “a medida” que se votó en el Congreso en 2020.

Pero la de Oil no fue la única causa que tuvo novedades tras la derrota del Gobierno en las PASO. El juez en lo penal económico Juan Pedro Galván Greenway los citó a indagatoria por la presunta apropiación indebida de los aportes previsionales de los empleados de la empresa de medios DH Com SA, que es la controlante de Radio 10 y Radio Pop, entre otras. Un desfalco que, según lo publicado en el diario La Nación, podría llegar a los $ 200 millones. En ese expediente, que se movía poco desde 2019, Cristóbal y De Sousa tienen el procesamiento confirmado y esperan expectantes los movimientos que puedan darse.

Tras una publicación de La Nación, hubo un intento de desmentida oficial en Ámbito, medio que pertenece al holding de Cristóbal desde 2015: “Una nueva mentira de Alconada Mon para perjudicar al Grupo Indalo”, se titula la nota que, más allá del contundente encabezado, ratifica en su mayor parte la información del centenario periódico.

NOTICIAS accedió a la resolución del juzgado en la que, efectivamente, se los cita a Cristóbal López y a Fabián de Sousa a “prestar declaración indagatoria en las audiencias previstas para los días 1 y 2 de diciembre de 2021 a las 10.30 horas”. A esta altura, un golpe inesperado.

Contestatario

Las respuestas de López no llegan solo a través de sus medios, sino que desde hace un tiempo levantó su perfil en Twitter, donde se define, de manera escueta, como “empresario argentino”, y donde dice “expresar algunas de las cosas que hasta ahora no había podido decir”.

Allí suele criticar a periodistas que hablan de él: Alfredo Leuco, Carlos Pagni y Daniel Santoro fueron los últimos. También a políticos, principalmente a Mauricio Macri, a quien sindica como “el nuevo dueño de La Nación” y a quien invitó, en más de una oportunidad, a debatir públicamente por la causa Oil, que, según dice, fue “un intento del macrismo de quedarse con mis empresas”.

A pesar de la fiereza con la que se maneja en las redes, en su entorno dicen que ya no está en el día a día de sus compañías. “Ese es trabajo de Fabián, que se involucra más en la línea editorial de los medios. Él está disfrutando de la familia. Va y viene entre Comodoro Rivadavia y Buenos Aires”, comentan.

Más allá del perfil doméstico, el empresario se involucró en la política de la Patagonia. Este año se metió en el armado del PJ de Chubut, donde quiere unificar las bases y crear cierta sustentabilidad, para no quedar desamparado si la experiencia nacional del Frente de Todos fracasa. No fue el mejor debut: porque en las primarias, el peronismo consiguió el 26,4% de los votos. Muy por debajo de Juntos, que entre sus tres listas rozó el 40%.

Sin embargo, Cristóbal insiste. Se junta con distintos actores de poder de su pago chico e intenta reconstruirse desde allí, como lo hizo en los ’90, antes de que el kirchnerismo soñara con llegar a la presidencia y cuando sus negocios no tenían más que escala local.

Mientras tanto, en Capital sigue reuniéndose asiduamente con Cristina, pero la relación siempre está recubierta por un manto de tensión. “Es que ella no es su amiga. Él es nestorista”, aclaran desde Indalo, para poner las cosas en su lugar.

Cristóbal cree que aún está a tiempo de limpiar su expediente, pero las PASO fueron un llamado de atención. Esta gestión ya llegó a su entretiempo y sus causas todavía deambulan en Comodoro Py. Eso es una amenaza para la tranquilidad que intenta conseguir el empresario K.

Galería de imágenes

Carlos Claá

Carlos Claá

Periodista político

Comentarios