POLíTICA | 25-09-2021 12:13

Juan Luis Manzur, el zar de las aceitunas

El nuevo jefe de Gabinete tiene tres compañías y una propiedad de más de 4.000 m2. Siempre se dedicó a la función pública.

Además de político, el nuevo jefe de Gabinete, Juan Luis Manzur, es un prominente empresario que, en paralelo a su actividad en el Estado, también dedica parte de su tiempo a los negocios. Incluso, si se lo analiza desde la perspectiva fría de los números, se podría decir que su principal actividad es la empresaria y luego viene la política. Su última declaración jurada conocida corresponde a febrero del 2015, cuando dejó el Ministerio de Salud, durante el gobierno de Cristina Kirchner, para lanzarse como candidato a gobernador de la provincia de Tucumán.

En aquel entonces, Manzur declaraba ante la Oficina Anticorrupción unos 34 millones de pesos, que si se transforma al tipo de cambio de la época le daba un patrimonio de casi 4 millones de dólares. Un cálculo líneal de aquel patrimonio a la actualidad le redondea en unos 700 millones de pesos.

Entre 2012 y 2014, Manzur había sido investigado por enriquecimiento ilícito, pero terminó sobreseído por, según el juez, inexistencia del delito. Para ese entonces ya era el ministro más rico del Gabinete, al igual que hoy.

Según la declaración jurada a la que accedió NOTICIAS, en 2015 declaró tres empresas que entraron a su patrimonio mientras ejercía la función pública. La primera es una llamada Tío Yamil, dedicada a la producción de aceite de oliva en San Juan, y de la que, según su página web, uno de sus clientes principales es el Grupo Indalo. Cristóbal López también había invertido en una marca de aceite de oliva durante sus años de expansión. Parte de la materia prima se la compraba a Manzur.

Otra empresa que el tucumano adquirió durante su gestión como ministro de Salud fue una finca en Aimogasta, La Rioja, llamada El Benteveo, donde cultiva aceitunas. Este emprendimiento suele ser noticia en los medios locales porque cada tanto algún vecino del pueblo quiere robarle aceitunas. El encargado Francisco Pereyra ya tiene hechas varias denuncias en la comisaría local por estos hurtos.

El tercer emprendimiento y también el más importante es la empresa Agro Aceitunera SA que adquirió en 2014. Esta empresa, establecida en La Rioja, es la dueña de la marca de aceitunas Nucete, que se vende en todo el país y que convierte a Manzur en el mayor empresario aceitunero del país. Su empresa, según datos oficiales, tiene alrededor del 45 por ciento del mercado interno y es uno de los mayores exportadores, siendo Brasil el principal destino de los productos, pero también envía aceitunas al resto de América Latina, Estados Unidos –el principal comprador de aceitunas a nivel global–, Asia e incluso a España, que es el principal proveedor de aceitunas del mundo. En el universo de las aceitunas, Manzur participa de un negocio muy interesante: Argentina es el quinto proveedor mundial de aceitunas de mesa. El primero es España y le siguen Egipto, Grecia y Marruecos.

En 2018 tuvo un altercado mediático, porque viajó a la mayor feria gastronómica de Medio Oriente junto a su esposa y socia en Nucete, Sandra Mattar Sabio. La feria se hace todos los años en Dubai y se llama Gulfood. Allí se armó un stand de la firma Agro Aceitunera para promocionar sus productos y buscar captar nuevos mercados. La polémica surgió porque Manzur viajaba como gobernador de Tucumán y promotor de empresarios locales, pero además tenía intereses particulares porque su empresa también estaba participando. La explicación oficial fue que su esposa fue invitada por el Consejo Federal de Inversiones y viajó con la comitiva de empresarios riojanos, mientras que Manzur fue como representante del gobierno de Tucumán. 

Bienes. La vivienda familiar de Manzur está en Yerba Buena, una localidad que forma parte del Gran San Miguel de Tucumán, equivalente a San Isidro en la zona Norte de Buenos Aires con respecto a la Capital. Según su declaración jurada, allí tiene dos viviendas. Una de 1295 metros cuadrados y otra de 2774. La más chica la compró en 2004 y la más grande en 2012, que corresponde a un terreno en el que hizo mejoras edilicias. Se trataría de la misma casa, que en realidad tiene más de 4 mil metros cuadrados.

Otro negocio que se le adjudica a Manzur es la compra del negocio de aceite de oliva a la familia de empresarios farmacéuticos Roemmers, a través de una finca llamada San Juan de los Olivos. En este negocio de 2017, el presidente y apoderado de la compañía compradora fue Rubén Aguilar, según surge de registros públicos. Aguilar es un contador sanjuanino que administra y es apoderado de las tres empresas de Manzur.

El vínculo con los Roemmers no es el único lazo de Manzur con empresarios farmacéuticos. Tal vez su amigo más importante es Hugo Sigman, quien, con cariño, le dice “Juancito” cada vez que ve al actual jefe de Gabinete. Durante la gestión de Manzur en el Ministerio de Salud de Cristina Kirchner, Sigman se quedó con el negocio de venta exclusiva de vacunas contra la gripe por diez años. La Argentina atravesaba el brote de Gripe A y, según contó CFK en el acto de inauguración de la planta de producción de vacunas, Sigman le llevó la idea a Manzur, quien la aceptó sin dar vueltas. Una muestra de que el ministro no solo piensa en sus negocios, también ayuda a otros.

También te puede interesar

Galería de imágenes

Rodis Recalt

Rodis Recalt

Periodista de política y columnista de Radio Perfil.

Comentarios