lunes, febrero 24, 2020

POLíTICA | 29-01-2020 16:48

Denuncias cruzadas por la compra de autos de lujo en la Provincia 

Una diputada de Juntos por el Cambio acusó a Kicillof de querer comprar 90 vehículos de alta gama. La respuesta del Gobierno contra Vidal.

Una licitación del gobierno de Axel Kicillof para la compra de 90 autos de alta gama, 120 camionetas y unos 130 vehículos utilitarios generó un largo cruce entre una diputada de Juntos por el Cambio y el jefe de Gabinete bonaerense. 

“Están pidiendo solidaridad a la clase media con un terrible ajuste, a los jubilados, pero se quieren gastar más de 550 millones en autos”, había denunciado la diputada radical Josefina Mendoza. Según pudo confirmar NOTICIAS, se refería al proceso de compra 58-0163-LPU19, ordenado por la Contaduría General de la provincia y publicado en el portal de licitaciones el 21 de enero pasado.

Ante la acusación, el jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, aseguró que el “proceso licitatorio comenzó en noviembre de 2019”, el mes previo a la asunción de Kicillof, y le recomendó a Mendoza preguntarle a Vidal “si quería cambiar el tutú durante  los últimos días de su gestión”. “Quédese tranquila, nosotros no vamos a cambiar el Clío con dinero de la provincia”, agregó Bianco, dueño y chofer del Renault en el que Kicillof hizo su campaña por la provincia.

La explicación oficial sobre la compra de vehículos para la flota de la provincia siguió en un largo hilo de Twitter en el que Bianco sostuvo que la licitación “no implica que vayamos a gastar ese monto en renovación de flota, sino que se abre la posibilidad de hacerlo en caso de necesidad”. Además, explicó que la compra incluye patrulleros para la Policía, en el marco de la emergencia en Seguridad que rige desde la gestión Vidal.

Mendoza recibió las notificaciones de las menciones de Bianco en su celular, lo acusó de mansplaining (cuando un hombre explica algo a una mujer desacreditándola) y reforzó su denuncia: “No importa quién inició el proceso, claramente jugó al si pasa, pasa”.

Como parte de la defensa, el Gobierno de Kicillof dio a conocer la compra de autos de lujo que se realizó durante la gestión de Vidal, destinados al Organismo Provincial de Integración Social y Urbana (OPISU), que tenía a su cargo el trabajo de urbanización de barrios populares. Son 19 vehículos que eran usados por los funcionarios para ir de la oficina de la entidad a los barrios, según Bianco.

La sede de OPISU era una oficina ubicada en Roque Saenz Peña 570 (esquina Florida), cuyo alquiler tenía un valor de 220.500 pesos mensuales, de acuerdo a los registros que encontró la gestión actual. Y los autos destinados a la dependencia costaron 9.347.623,29 pesos en 2018. 

 

Galería de imágenes

En esta Nota

Daniela Gian

Daniela Gian

Periodista de política.

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario