Martes 17 de mayo, 2022

POLíTICA | 14-06-2020 13:29

Interna por Cristina, festejos frustrados y favoritismo: el chozno de Belgrano recordó al prócer

En diálogo con NOTICIAS, el descendiente del creador de la bandera contó detalles de cómo será la jura virtual. Críticas a Halperín Donghi y la curiosa disputa política de la familia.

El 2020 estaba planeado como el año en el que la figura del secretario de la Primera Junta se consolidara como una de las más destacadas de la historia argentina. Pero la cuarentena también tuvo impacto en la conmemoración de esta fecha histórica. El declarado como “Año del General Manuel Belgrano” por Alberto Fernández tendría su pico máximo de festejos en junio. Pero la conmemoración sólo será de manera virtual. A días de una fecha histórica en circunstancias extraordinarias, NOTICIAS dialogó con el nieto de quinta generación del prócer, que lleva su mismo nombre: Manuel Belgrano (68). El descendiente reveló detalles de cómo hubieran sido las celebraciones del Gobierno Nacional: militares en las calles junto a estudiantes y una promesa a la bandera en plena Plaza de Mayo. Además, lanzó críticas a los historiadores que cuestionaron la figura de Belgrano, como Tulio Halperín Donghi, y se diferencia de la rama de su familia que admira a Cristina Kirchner. “Yo no voy a abrir la grieta”, sentenció.

A dos siglos de su fallecimiento, la figura del creador de la insignia patria es una de las más recordadas, reconocidas y estudiadas por la historiografía local. “Hubo una reivindicación de Belgrano, no solamente de la gestión de Cristina Kirchner, hace años se lo está conociendo como un hombre de Estado”, reflexiona el chozno del prócer, sobre su vigencia. “A él, su obra como símbolo patrio, lo tapó. Fue mucho más que la bandera. Fue el hombre que salvó la Revolución de Mayo con la Batalla de Tucumán y Salta, y que cambió el rumbo”. Pero según Manuel, la vigencia no sólo es mérito de los gobiernos de turno. “Estamos viviendo una década de bicentenarios. Eso hace que se ponga en escena su figura y la gente lee más, ve programas, lee notas y todo eso es importante para difundir nuestra historia”, comenta sobre las razones que aumentaron el interés. “Belgrano es una de nuestras figuras argentinas que no tienen “peros”. No está cuestionada, es totalmente limpia”, complementa.

Promesa a la bandera, virtual. Uno de las grandes obsesiones del nieto, es mantener viva la tradicional promesa a la bandera. En un contexto en el que se prohíbe realizar concentraciones en espacios públicos, desde la institución que dirige, el Instituto Belgraniano, diseñaron un protocolo para promover una ceremonia virtual, “preservando el respeto por la insignia patria”. “Me han llamado de Formosa, Misiones, Jujuy, Salta, Tucumán y de todas partes de Argentina. La repercusión fue importante porque para los estudiantes es un paso como ciudadanos y tiene un sabor muy especial en este año”, detalla. Pese a las dificultades, este año el chozno se comprometió a tomar la jura de tres escuelas de Buenos Aires, mientras que otras instituciones le pidieron que mandara un video grabado.

Hace una semana, el Presidente recibió vía Twitter un pedido de una niña de Neuquén que manifestaba su deseo de poder llevar adelante el acto de forma presencial. Alberto Fernández, tomó la solicitud y le dijo que lo hablaría con los gobernadores. Al ser consultado por esta escena y por si había existido algún llamando del primer mandatario, el licenciado en Administración Agraria aseguró: “No se comunicó conmigo. Lo conocí el 27 de febrero en Rosario pero creo que si hay una cuarentena no tiene por qué haber una excepción por este motivo, correr el riesgo no se justifica y no sería un buen homenaje a Belgrano”.  

Los festejos frustrados. Vía decreto presidencial, el 2020 fué declarado como “Año del General Manuel Belgrano”, por cumplirse el 200 aniversario de su muerte y 250 de su nacimiento. Se preveía que la conmemoración contara con majestuosos actos en todo el país, principalmente en la Ciudad de Buenos Aires y en Rosario, sede del Monumento a la Bandera. Pero el aislamiento echó por tierra todos los planes. “Hace 100 años se creó el monumento a Belgrano en Plaza de Mayo. Mi ilusión era volver a verlo como cuando se inauguró, pero para la promesa a la Bandera”, relata el familiar, sobre los festejos que también contemplaban una concentración en el mausoleo, ubicado en Av. Belgrano y Defensa. “Las fuerzas armadas y los escolares, tomando su promesa hubiera sido un acto sumamente emocionante y un gran homenaje al General”, dice, lamentándose sobre la imposibilidad de realizarlo. La propuesta estaba bastante avanzada. El organismo que preside, depende del Ministerio de Cultura de la Nación, y mediante ese vínculo, acercó la propuesta a Tristán Bauer y a Agustín Rossi, titular de Defensa. “Cuando empezamos las conversaciones, terminamos en casa a los pocos días”, recuerda sobre la frustración de los actos debido a la cuarentena.

La admiración de Cristina por Belgrano y la interna familiar. “Me puede gustar más o menos alguna declaración de Cristina Kirchner, pero creo que ella tiene una admiración real por Belgrano”, asegura el nieto, sobre el fanatismo de la vicepresidenta. “Siempre dijo que era su prócer favorito”, agrega. En el último aniversario del fallecimiento del creador de la bandera llegó a decir que “hubiera sido la amante de Belgrano”, en el marco de una presentación de su libro Sinceramente, en la ciudad de Rosario. “Los dichos de Cristina no me trajeron inconvenientes. Ella puede manifestar lo que quiera como cualquier ciudadano. Sé que hay muchos a los que les ha caído muy mal”, comenta el descendiente, que también forma parte de la Asociación Fundadores de la Patria, una ONG en la que comparte grupo junto a quienes tienen parentesco con otras figuras históricas como Cornelio Saavedra, Juan José Paso, Mariano Moreno, Domingo French y Antonio Beruti. Pero la cercanía entre el kirchnerismo y la figura de Belgrano también tuvo efectos en el interior de la familia y los descendientes actuales del prócer. En 2014, otra de las nietas del Secretario de la Primera Junta, Guadalupe Belgrano, le obsequió a Cristina Kirchner un cuadro de su autoría y publicó una carta transmitiendo su admiración. “Tenés el apoyo de mi familia siempre que lo necesités”, concluía en su agradecimiento la artista plástica descendiente del prócer. A los días, otra nieta le envió un mensaje escrito a la entonces presidenta. “No dudo que Belgrano hubiera sido kirchnerista”, aseguraba Jessica Belgrano, en la carta que luego compartió Cristina en sus redes sociales. “Si ellas quieren regalarle un cuadro a Cristina, mandarle una carta o admirarla, están en todo su derecho. Yo no voy a abrir la grieta. Voy a tirar para cerrarla”, sentenció el descendiente consultado por la posición política de la familia y los posibles efectos de estas posturas.

Cristina Kirchner con Guadalupe Belgrano


Belgrano, la historiografía y las críticas. Distintos historiadores llevaron la vida del prócer a los libros, entre los más destacados está El enigma Belgrano, cuya autoría corresponde al fallecido Tulio Halperín Donghi. En una de sus últimas entrevistas con NOTICIAS en 2014, el especialista cuestionó la figura del creador de la bandera y afirmó que como militar dejaba bastante que desear. Manuel, asegura que cuando salió el último trabajo del escritor se encontraba en un congreso en Tucumán y no dudó en comprarlo. “No me gustó para nada. No lo voy a ir a criticar a Halperín Donghi porque, como historiador, es una persona que no tiene tacha. Pero criticarlo a Belgrano como militar,  es buscarle algo para criticarlo”, sentencia el pariente.

El legado familiar. Como cualquier niño, el chozno de Belgrano no dimensionó lo que significaba su apellido hasta que comenzó a asistir a la escuela. “Uno entraba al colegio y cada vez que me nombraban en la lista se daban vuelta a mirarme 44 compañeros. A partir de ahí uno empieza a preguntar en su casa qué es lo que pasa. Después está en cada uno que le guste o no. Nunca me impusieron que tenía que amar la historia”. Además, asegura que por parte de sus progenitores tuvo una buena educación con respecto a su ascendiente. “Tanto mi padre, como mi madre me inculcaron a tener ciertos conocimientos básicos de lo que fueron nuestros antepasados, justamente para querer la patria de uno. Para mí, mi patria es mi hogar”, resalta.

 

También te puede interesar

por Pamela Vargas y Fer Jaime

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios