Lunes 15 de agosto, 2022

POLíTICA | 03-08-2022 08:51

La tapa de NOTICIAS que anticipó la pelea de los Kirchner con Báez

La interna por la obra pública y la génesis de la trama judicial que hoy deriva en la causa "Vialidad".

La relación de Lázaro Báez con Cristina y Máximo Kirchner había comenzado a resquebrajarse a fines del 2010, luego de la muerte de Néstor Kirchner. Báez era amigo del ex presidente, y para cerrar todos los negocios de la obra pública hablaba directamente con él.

Tras la muerte de su amigo, Lázaro perdió fluidez en la relación con la viuda y su hijo. Cristina nunca lo estimó demasiado, y Máximo siempre tuvo preferencias por Rudy Ulloa Igor, también amigo de su padre: la relación entre Rudy y Máximo es tan buena que el hijo de la ex presidenta eligió el Ateneo Néstor Kirchner que fundó Ulloa en Río Gallegos para lanzar su candidatura a diputado nacional en el 2015. 

Dentro del kirchnerismo hay muchos sectores que se alegraron por la caída de Báez. El propio Rudy Ulloa, que es amigo íntimo de Ricardo Echegaray, le envió un mensaje de texto luego de que dijera en una entrevista que “Lazaro va a terminar preso”. “Contá conmigo para lo que necesites”, le escribió en clara alusión a Báez.

Un sector del kirchnerismo duro quedó impactado con las imágenes de “La Rosadita” y aunque no lo confiesan en público, en privado son durísimos con Lázaro. Un ex funcionario K de peso fue brutal ante NOTICIAS: “Lázaro se pasó de pícaro. Le hizo muchísimo daño al kirchnerismo”.

Algunos sostienen que luego de la muerte de Kirchner, el empresario se desbandó y empezó a manejar los negocios –que antes tenían el control de su amigo– por cuenta propia y sin responder a nadie. Esa tesis benevolente excluiría de responsabilidad a Máximo y Cristina, quienes supuestamente no sabían lo que hacía Lázaro.

Pero lo cierto es que es difícil abonar esa teoría ya que Báez estaba entrelazado de manera directa con la familia K. A través de la sociedad Valle Mitre fue el encargado de administrar el Alto Calafate, el hotel de los Kirchner, y les alquiló habitaciones a pesar de que nadie las usaba por un monto de 14 millones de pesos.

Construyeron un condominio juntos en El Calafate y a través de la sociedad Los Sauces realizaron operaciones inmobiliarias y hasta levantaron un hotel en El Chaltén. Además, Báez construyó y donó el mausoleo donde descansa Néstor Kirchner, entre otras vinculaciones directas.

En septiembre del 2013 NOTICIAS reveló el testimonio de Horacio Quiroga, un ex directivo de dos petroleras de Báez quien reveló que había visto contar 7 millones de dólares arriba de una mesa que Kirchner le había mandado a Lázaro.

“Lázaro se quedó con un montón de obras. Se las adjudicaron y se las pagaron y no debería ser el único que tiene que dar explicaciones”, dicen en su entorno. Los encargados de destinar esos fondos eran el ex ministro de Planificación, Julio De Vido, y su secretario de Obras Públicas, José López, a quien hace un año se le confirmaba la condena a 7 años de prisión en la "Causa de los bolsos". Su condena terminará el 14 de diciembre de 2023, cuando el gobierno de Alberto Fernández y Cristina Kirchner estaría cerrando ciclo.  

por R.N.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios