Sunday 14 de July, 2024

POLíTICA | 13-03-2024 08:25

Los echados de Milei

No duraron ni un mes: los hombres y mujeres que fueron desplazados del Gobierno. Las internas en el gabinete.

El primer trimestre del gobierno de Javier Milei tuvo altas y bajas. Hubo funcionarios que ganaron notoriedad en poco tiempo a fuerza de polémicas, como la canciller Diana Mondino. Otros que son inamovibles, como la ministra de Capital Humano, Sandra Pettovello. Y también están los que cayeron en picada al poco tiempo de haber asumido.

Esta lista es extensa y tiene casos para todos los gustos. El último despido fue el del secretario de Trabajo, Omar Yasin que quedó fuera del Gobierno en medio de la polémica por el aumento de sueldo del presidente. Milei lo echó por televisión. El caso más escandaloso fue el de Osvaldo Giordano como director ejecutivo de la Anses. Su salida estuvo atada a la furia del presidente por la derrota en la Cámara de Diputados cuando se trató la Ley Ómnibus, ya que entre los que votaron en contra estuviera la esposa de Giordano, que es diputada por Córdoba. Milei la contaba entre las aliadas y salió mal.

Cavalieri, Pettovello y Yasín

Un mes más tarde, Giordano se convirtió en la superestrella del oficialismo por haber destapado el caso de los seguros contratados por el la administración de Alberto Fernández. Es decir que hizo más por Milei desde afuera que desde adentro.

Por ese mismo arranque de ira de Milei que hizo volar a Giordano también quedó afuera del Gobierno Flavia Royón, la ex secretaria de Energía que había pasado a la subsecretaría de Minería. Esa salida dejó en evidencia que su nombramiento había sido parte de un acuerdo -incumplido- con el gobernador salteño Gustavo Sáenz, quien no apoyó la Ley Ómnibus.

 

Fotogaleria El presidente Javier Milei encabezó hoy, durante casi una hora y media, una nueva reunión de Gabinete en la Casa de Gobierno y luego salió al balcón principal que da a la Plaza de Mayo para saludarOtro despido rodeado de escándalo fue el de Guillermo Ferraro, el ex ministro de Infraestructura que terminó enfrentado con el jefe de Gabinete, Nicolás Posse, por diferencias en las formas de llevar adelante la gestión. Fue una decisión que sorprendió por lo intempestiva.

Posse incluso le había ganado la pulseada en la designación de autoridades en áreas que dependían de Ferraro, como, por ejemplo, AySA, donde el candidato que estaba evaluando Ferraro era Pablo Walter, un dirigente del PRO ligado a Patricia Bullrich, y terminó quedando Marcelo Papandrea, por decisión de Posse. Sin embargo, la semana pasada Papandrea también fue echado, al mismo tiempo que otros directores de AySA que respondían a Malena Galmarini y Sergio Massa y todavía permanecían en la empresa. Coincidencias.

Eduardo Roust y Héctor Calós

La primera tanda de despidos estuvo ligada al área de comunicación, allá lejos y hace tiempo, durante las primeras semanas de gobierno de Milei. Primero fue Eduardo Roust, que había asumido el rol de secretario de Medios, pero nunca fue oficializado en el cargo. En su lugar había quedado quien era su segunda, Belén Stettler, pero antes que termine el año también decidió dar un paso al costado y le llegó el turno al periodista Eduardo Serenelini, que se lleva como perro y gato con el vocero Manuel Adorni.

La última novedad en materia de corrimientos es la de Ramiro Marra, el asesor financiero, influencer y legislador porteño que fue corrido de sus funciones como jefe de bloque en la Legislatura porteña y al cierre de esta edición estaba evaluando qué decisión tomar respecto de su pertenencia a La Libertad Avanza.

Elecciones Presidenciales 22-10-2023. El candidato a jefe de gobierno porteño por La Libertad Avanza (LLA), Ramiro Marra, sostuvo hoy que está

Sebastián García de Luca no fue echado, pero decidió abandonar el barco. Había sido, hasta hace dos semanas, el secretario de Articulación Federal, un rol que le permitía gestionar la política del ministerio de Seguridad. Por las peleas con los gobernadores y las internas propias del PRO, De Luca -ex jefe de campaña de Bullrich en la provincia de Buenos Aires-, decidió correrse de la gestión, en parte porque estaba en una posición incómoda con su verdadero referente político, el gobernador de Entre Ríos, Rogelio Frigerio, que había tenido palabras críticas contra el Presidente que luego moderó.

El caso de mayor destrato fue el del superintendente de Servicios de Salud, Enrique Rodríguez Chiantore, que el jueves 25 de enero se levantó para ir a trabajar y se encontró con la publicación en el Boletín Oficial que decía que lo habían cesado en sus funciones. Enojado, se pasó el día siguiente dando entrevistas para contar lo que le habían hecho. Duró 40 días en el cargo.

 

Galería de imágenes

En esta Nota

Rodis Recalt

Rodis Recalt

Periodista de política y columnista de Radio Perfil.

Comentarios