POLíTICA | 14-01-2021 11:40

Chiche Duhalde, durísima con los barones del Conurbano

La ex senadora acusó a los dirigentes peronistas de la provincia de Buenos Aire de no tener coraje por permitir que Máximo Kirchner y La Cámpora les impongan su liderazgo.

“Yo la verdad que estoy sorprendida. Voy a ser muy grosera, pero como todo es tan grosero en la Argentina... Uno se acostumbró a vivir en un país donde todo se permite. Estas cosas no eran aceptadas hace 20 o 30 años. Los dirigentes, eran dirigentes con huevos, si te lo puedo decir en criollo”, arranca Hilda “Chiche” Duhalde, refiriéndose a la poca resistencia que el peronismo del la provincia de Buenos Aires (encabezado sobre todo por los intendentes, “barones” del Conurbano), opuso a la voluntad de Máximo Kirchner de controlar el espacio político y quedarse de un zarpazo con la lapicera para acomodar los candidatos en las próximas elecciones, y construir el plan de territorialidad para La Cámpora.

“Cualquier dirigente de la provincia que se ponga de pie y diga que esto es un atropello, porque verdaderamente es un atropello, cualquiera que levante la cabeza, automáticamente se convierte en un dirigente respetado, no ven la oportunidad”, insiste Chiche. Solo Fernando Gray, intendente de Esteban Echeverría, amagó una resistencia contra Máximo por la presidencia del PJ bonaerense: subió a sus redes sociales un mensaje en doble sentido dirigido al líder de La Cámpora con el hashtag #yomeplanto.

En algún momento hay que ponerse de pie y jugársela. Cuando eso sucede un dirigente muestra la calidad de político que es. Si no es uno más qué pasa inadvertido. Cuando uno se juega por sus ideales, y se juega por lo que corresponde, muestra la fibra que tiene. Y yo no veo esa fibra que se necesita en los dirigentes, en los intendentes de la provincia Buenos Aires”, remarca Duhalde, crítica con el gobierno de Alberto Fernández desde que se sintiera desoída en la Mesa del Hambre que presidió el ministro Daniel Arroyo, y que hace meses no se reúne.

“A mí me tiene muy desilusionada lo que sucede en la Argentina, porque verdaderamente lo que le importa a la gente no es esta discusión. Lo que le importa es que la política le dé soluciones a sus problemas. La agenda del kirchnerismo pasa por los problemas de ellos, se ve en el nivelar para abajo en cada una de las acciones que este gobierno encara, la gente cada vez cree menos en los políticos”, se lamenta la ex senadora bonaerense, que vuelve sobre la presidenta Cristina Fernández y su hijo Máximo.

“Que este chico se crea con las condiciones para convertirse en el presidente del peronismo en la provincia de Buenos Aires demuestra una incapacidad entre los dirigentes de la provincia de Buenos Aires. Este atropello, este deseo de Cristina de poner a su hijo como el conductor del peronismo en la provincia de Buenos Aires tiene que ver con la medida de los dirigentes de la provincia de Buenos Aires, que no saben plantar el pie y decir basta hasta acá llegamos. Ven esta debilidad y ellos avanzan”, insiste.

“Mucha gente que pertenece al peronismo en la provincia está muy enojada”, dice Chiche. Apunta a que los dirigentes peronistas que se oponen van a trabajar silenciosamente en contra. “Por eso no sé cuánto éxito puede tener este deseo kirchnerista”, agrega. “El peronismo ya prácticamente está muy atomizado, la aparición del kirchnerismo lo que hizo fue destruir a los grandes partidos de la Argentina. Le pasó al radicalismo como el peronismo mismo”, señala Duhalde.

Ellos hablan de peronismo pero en realidad han renegado de Perón siempre. Han rescatado la figura de Evita, que aportaba el fuego sagrado y ese amor por lo social. Pero el kirchnerismo lo convirtió en la versión asistencialista del estado y eso no es bueno. Para mí el peronismo es otra cosa, y hace muchos años que dejó de existir en la Argentina como ideología. Este no es un gobierno peronista, Alberto siempre se defina como socialdemócrata”, cierra la ex senadora, remarcando las diferencias ideológicas con la actual conducción.

También te puede interesar

Galería de imágenes

Maximiliano Sardi

Maximiliano Sardi

Editor de Internacionales.

Comentarios