Sunday 3 de March, 2024

POLíTICA | 16-04-2023 10:00

Pelea familiar: Frondizi tironeado

Los nietos del ex presidente quieren trasladar su cuerpo a Entre Ríos, pero otros familiares se oponen. Aprietes y denuncias.

El próximo 18 de abril se cumplen 28 años del fallecimiento del ex presidente Arturo Frondizi, cuyos restos descansan en el cementerio de Olivos. En los últimos meses se desató una polémica porque los nietos del ex presidente decidieron mudar los restos de su abuelo a Concepción del Uruguay, donde se construyó una cripta en la basílica de la Ciudad. Allí también está el ex presidente de la Confederación Argentina, Justo José de Urquiza.

En septiembre pasado aquella disputa por los restos de Frondizi fue abordada por esta revista y, lejos de concluir, el conflicto creció. Por un lado están los nietos Diego y Marina Seghetti Frondizi, quienes cuentan con el legítimo derecho de mover los restos de su abuelo, y por el otro, la propiedad de la bóveda que pertenece a la familia Faggionato, los antepasados de la esposa de Frondizi. Los nietos quieren mudar el cuerpo y los Faggionato, junto con otros Frondizi, están en contra.

A estos actores se les suma el municipio de Vicente López, que tiene interés en conservar al ex presidente en su cementerio, pero también está el municipio de Concepción del Uruguay, que ya firmó un convenio para recibir los restos de Frondizi. Se suma la Iglesia, porque la cripta se construyó en la basílica de la ciudad, y también el historiador Eduardo Lazzari, que está coordinando el traslado del cuerpo y a quien los familiares que se oponen a mover al ex presidente acusan de querer lucrar con armar un recorrido turístico cultural por Concepción del Uruguay con la historia de dos ex presidentes que pasaron por allí: Urquiza y Frondizi. Lazzari, consultado por esta cuestión, negó tener esas intenciones y sostuvo que participa en este trámite porque se lo pidió su amigo, el nieto de Frondizi.

Cruces

Lazzari fue hablar con Elena Faggionato, una de las sobrinas de Frondizi, para convencerla de trasladar el cuerpo, pero el marco de la charla no pareció el adecuado: la fue a ver a un sanatorio de la zona norte del conurbano bonaerense luego de una intervención quirúrgica. Ella lo sintió como una presión. Ante este medio, Lazzari afirmó que fue por invitación de ella. Faggionato le contó a sus familiares que, luego de la visita de Lazzari, quedó muy mal y le subió la presión.

En paralelo, el 4 de abril pasado, en la comisaría de Ostende, en Pinamar, se presentó Mercedes Faggionato, otra sobrina de Frondizi y responsable de la casa de veraneo que está en la playa de aquella ciudad, para presentar una declaración testimonial y dejar registro de que había sido visitada por el presidente de la fundación Arturo Frondizi, Hugo Carassai. En su relato cuenta que Carassai había ido para hacerle firmar un consentimiento para sacar el cuerpo de la bóveda familiar y que ella se negó. En ese momento, Carassai le habría levantado la voz mostrándose enojado. Consultado por NOTICIAS, el presidente de la fundación Frondizi negó la acusación, dijo desconocer la presentación judicial e incluso describió que estuvo cinco minutos y se fue. Sin gritos ni contratiempos. El caso sigue sin resolverse y todo indica que el próximo paso es dirimirlo en la Justicia.

Galería de imágenes

En esta Nota

Rodis Recalt

Rodis Recalt

Periodista de política y columnista de Radio Perfil.

Comentarios