Jueves 19 de mayo, 2022

POLíTICA | 17-04-2020 10:01

Políticos sin barbijos: haz lo que yo digo pero no lo que yo hago

En la reunión que convocó el presidente con gobernadores en la Quinta de Olivos, apenas unos pocos usaron el barbijo que promueven.

La reunión con gobernadores convocada por Alberto Fernández para informar los términos de la propuesta de reestructuración de la deuda que Martín Guzmán enviará a los acreedores argentinos, tuvo una alta adhesión. Pero poco fue el quórum a la hora del uso de barbijos durante el meeting, que se llevó a cabo en una sala cerrada de la Quinta de Olivos, y con más de 30 personas.

En la cabecera de la mesa, donde estaban el presidente, la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, Sergio Massa y Guzmán, sólo Horacio Rodríguez Larreta lució su barbijo verde. “Si la reunión hubiese sido en la Ciudad de Buenos Aires lo hubiésemos tenido que usar todos. Pero acá estamos en la provincia, y la medida de obligatoriedad empieza a regir desde el lunes”, marcó uno de los asistentes a modo de chiste.

“Además los gobernadores no tenían a nadie enfrentado al hablar”, señalaron, marcando que la gran mesa cuadrada, imponía distancias de más de cuatro metros con la vereda de enfrente. Pero los gobernadores se sentaron codo a codo, y compartieron rondas cerradas para analizar la lucha contra la pandemia y las medidas económicas, en la previa y el post.

El tema del barbijo estaba sin dudas de en la agenda informal de la juntada: Axel Kicillof había sido tendencia todo el día en noticieros y redes por las dudas sobre su posible contagio, el que lo marginó de la reunión (finalmente el test dio negativo). Pero como el gobernador de la provincia de Buenos Aires, otros pares se sienten inmunes.

Gerardo Morales, gobernador de Jujuy fue de los pocos que se los dejó puesto toda la charla. Es que en su provincia, rige la obligatoriedad en el uso de tapaboca desde hace una semana. Raúl Jalil, de Catamarca (provincia sin contagiados), y Omar Perotti, de Santa Fe, se dejaron el barbijo de bufanda. Y Santiago Cafiero se lo puso para la salida. ¿Y el resto? Bien, gracias. Los gobernadores habían asistido para ser parte de la foto, para poner la cara, y sin barbijo. 

Galería de imágenes

En esta Nota

Maximiliano Sardi

Maximiliano Sardi

Editor de Internacionales.

Comentarios