Viernes 23 de octubre, 2020

POLíTICA | 24-09-2020 12:00

El guiño del Papa Francisco al gobierno de Alberto Fernández

La bendición a Gustavo Béliz, secretario de Planeamiento Estratégico, y su nombramiento como miembro en la Academia de Ciencias Sociales del Vaticano.

Monseñor Marcelo Sánchez Sorondo habría sido el gestor para que el Papa Francisco designe a Gustavo Béliz como miembro en la Academia de Ciencias Sociales del VaticanoEl puesto de académico papal no le reditúa en euros al Secretario Estratégico del presidente Alberto Fernández, ni si quiera una oficina en el Estado Vaticano. Su peso es un premio espiritual y político, para un funcionario de destacado rango en el actual gobierno, con un profundo conocimiento en lo social y económico de América Latina, que el Papa conoce bien de sus épocas de cardenal.

En ese entonces los servicios de inteligencia, encabezados por Antonio Stiuso, habían desatado una batalla contra Béliz por sus reformas, que lo llevaron a la renuncia por segunda vez a un gobierno peronista, y aún más grave, a exiliarse a Estados Unidos junto a su mujer, María Florencia Meritello (hermana del secretario de Medios, Pancho Meritello), y sus cuatro hijos. 

Bendiciones. El mayor gesto del Vaticano al gobierno argentino hasta la fecha -canalizado vía Sánchez Sorondo-, había sido la misa privada que el Santo Pontífice facilitó, en las criptas de la Basílica de San Pedro el 31 de enero de este año, en el viaje de Alberto Fernández y su comitiva a Roma. El monseñor argentino fue quien a las ocho de la mañana de ese día, recibió a la pequeña comitiva encabeza por el presidente.

De la misa Béliz participó en primera fila, y hasta tuvo el rol de la lectura en el púlpito. Un gesto de Sánchez Sorondo al funcionario. El Monseñor de 78 años de edad, y 50 de trayectoria vaticana, explicitó entonces su bendición al actual Secretario Estratégico con mensajes de apoyo a la unidad de los argentinos y deseando éxitos al nuevo gobierno.

Béliz, previo a su regreso a la función pública, militaba desde el BID -en las altas esferas financieras-  la encíclica papal Laudato Sí, retomando su mirada sobre el cuidado de la casa común, la justicia social y las nuevas tecnologías. De allí que en los últimos años participó de varios coloquios en la Casina Pío IV, sede de la Pontificia Academia de Ciencias y Ciencias Sociales, donde cuestionó con dureza al sistema financiero por mantener en pie a los paraísos fiscales. Palabras bien recibidas por el Pontífice jesuita.

Gustavo Béliz y Vera en una pizzería porteña.

El entorno de Béliz niega que su designación de intelectual pontificio (su cargo va durar una década al menos) venga como un premio al bloqueo de Donald Trump y Jair Bolsonaro para la titularidad del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Y aseguran que la designación del Papa estaba sellada desde antes.

También te puede interesar

por Lucas Schaerer

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios