Domingo 22 de mayo, 2022

POLíTICA | 14-03-2022 14:40

Radicales en tensión: internas y desconfianza

El protagonismo de Lousteau genera recelos en la vieja guardia. Manes, ¿candidato en Provincia? La reaparición del “Coti” Nosiglia.

El último gran ensayo de unidad radical sucedió hace un mes, en Santa Fe, cuando la Mesa Nacional realizó el primer encuentro del año. El objetivo de mínima se logró, la foto de los principales dirigentes juntos. El de máxima, aún no: el bloque de Diputados del partido centenario sigue resquebrajado. La comunicación es fluida y las charlas se acumulan, pero la desconfianza perdura.

Los tradicionales le apuntan a Martín Lousteau como el hombre que ha llevado el radicalismo a una tensión máxima. Desde el espacio del senador, Evolución, les devuelven el señalamiento a “los de siempre” por “no dejar crecer” a los dirigentes más jóvenes. j Mientras el radicalismo suma musculatura para ganarle la pulseada de Juntos al PRO y colocar un candidato a presidente con chances, hace esfuerzos porque la grieta interna no los parta.

Radicales en tensión, internas y desconfianza

FUEGO AMIGO

La figura de Lousteau genera constantes recelos. El economista va a dar pelea en la interna del radicalismo, al menos eso dejó en evidencia en la última reunión bonaerense de su agrupación.

En el acto de La Plata, le apuntó directamente a la dirigencia actual, comandada por Gerardo Morales. “El partido no está tan bien. Si no se anima a ser gobierno en la provincia para transformarle la vida a los bonaerenses, mejor que vaya pensando en dedicarse a otra cosa”, lo cruzó. Abajo del escenario lo escuchaba atentamente Martín Tetaz, el flamante diputado que podría ser su alfil en Buenos Aires. Los tradicionales descreen de esa situación: hasta le endilgan al senador estar trabajando para Horacio Rodríguez Larreta, en contra de los propios intereses radicales.

Pero Lousteau no se conformó con la primera crítica y continuó: “Hace poco hubo un encuentro en Santa Fe de legisladores y un líder nacional dijo que la situación estaba muy complicada en la Argentina y lo peor era que nos podía tocar a nosotros. Imagínense si Alfonsín hubiera dicho eso”. El economista no anda con medias tintas.

De hecho, previo al encuentro programado para el 12 de marzo para mostrar la fortaleza de su bloque, el economista aseguró que en Evolución “hay paridad de género”, dentro del radicalismo que es “el partido más misógino de la Argentina”. Cada una de las críticas son bombas que aturden en la dirigencia nacional.

Lousteau plantea un desafío constante para el radicalismo. Y con su rebeldía generó un hecho inédito en el centenario partido: que el “monje negro” diera la cara. Enrique “Coti” Nosiglia dio un reportaje tras más de 30 años de silencio.

El eterno operador radical estuvo en el programa de TV de Carlos Pagni, donde criticó a Macri, Alberto Fernández y Cristina Kirchner. Pero su reaparición tuvo más que ver con el mensaje que debía darle a Lousteau y a Daniel Angelici, sus discípulos que ya negocian espacios solos. Parecerían haberse emancipado.

La paciencia de Nosiglia se habría roto en diciembre, cuando Lousteau y su ladero, Emiliano Yacobitti, acordaron con Morales en las oficinas de Angelici el armado del Comité Nacional. Sin consultarlo. Él, que aún se consideraba su padrino político, fue apenas un trampolín.

CAUTELA

Mientras tanto, los dirigentes históricos son los encargados de calmar las aguas. Morales desde la presidencia del espacio y Negri desde la del bloque de Diputados, están en constante negociación con sus aliados de Juntos por el Cambio mientras intentan acomodarse de cara a las elecciones presidenciales.

En la provincia de Buenos Aires, la candidatura de Facundo Manes parece un hecho. La disputa interna de las legislativas entre el neurocientífico y Diego Santilli iría camino a reeditarse en 2023. “Antes Cambiemos era de un color, pero en la última elección la sociedad le dio otra semblanza”, avisó el diputado.

Las tensiones internas provocaron otra reaparición. Ernesto Sanz, cofundador de Cambiemos con Macri y Elisa Carrió, volvió a mostrarse públicamente para llevar paz al centenario partido. Con su tono conciliador, el mendocino reapareció en la mesa chica del espacio para que las peleas internas no desvíen el foco de lo importante: llegar con chances a las presidenciales.

“Tenemos una oportunidad de volver a gobernar. No la podemos desaprovechar discutiendo entre nosotros”, protestó Sanz ante un puñado de militantes. Su tarea será lograr la unidad del radicalismo. Tiene mucho trabajo por delante.

 

Los jugadores:

MARTÍN LOUSTEAU El senador quiere dar pelea en la interna. Cruzó a la dirigencia actual: “Si no se animan a ser gobierno, dedíquense a otra cosa”.

MARTÍN TETAZ Es la última aparición estelar. De buena relación con Macri, puede ser la espada de Lousteau para competir en Buenos Aires.

RODRIGO DE LOREDO Presidente del bloque Evolución, es el encargado de trabajar en una reunificación del radicalismo con su par cordobés, Mario Negri.

FACUNDO MANES El neurocientífico podría reeditar en 2023 la pelea interna con Santilli en Buenos Aires. Le apunta al PRO en sus declaraciones.

GERARDO MORALES El presidente de la UCR tendrá que lograr la reunificación interna, pero tuvo fuertes encontronazos con Lousteau.

MARIO NEGRI Desde Evolución lo critican por no dar espacio a la “renovación”. El diputado cree que puede ser útil en el armado de Juntos.

Galería de imágenes

Carlos Claá

Carlos Claá

Periodista político

Comentarios