POLíTICA | 10-03-2022 11:31

La letra chica y la rosca detrás del acuerdo con el FMI

El apoyo de JXC y los pases de factura a Cristina Kirchner. El rol de Sergio Massa, el nulo apoyo a Martín Guzmán, y los peros de Miguel Pesce.

Que acuerdo Sí, que acuerdo NO. Que acuerdo Sí, que acuerdo NO. Así transcurrieron las últimas dos semanas. “Nosotros pensamos que el plan que presentó Guzmán es malo, va a generar inflación este mismo año, posterga todas las tareas que Argentina tiene que hacer. No podemos acompañar este plan”, sentenció esta semana Hernán Lombardi, diputado de JXC. La postura de la coalición opositora sobre ponerle la firma a los manejos de la economía que luego articulará Martín Guzmán -si permanece en el cargo-, fue un NO rotundo. Y el Gobierno tuvo que ceder.

A riesgo de chocar en Diputados otra votación como sucedió con el presupuesto, aquí además sin muchos de los propios que acompañan a Máximo Kirchner en su decisión de no validar ningún acuerdo con el FMI. Un puente con JXC era el único camino posible. Y allí fue clave el rol negociador de Sergio Massa como presidente de la Cámara y embajador de Alberto Fernández (con Luciano Laspina encabezando las negociaciones por el PRO), pero también en sentido opuesto, sabiendo convencer a los propios de tachar cualquier punto que fuese espinoso, y finalmente innecesario.

Así se hacía conocer alrededor de las 19hs de ayer un texto que luego sería modificado. ARTÍCULO 1 — Apruébanse, de acuerdo a lo estipulado en el artículo 75 inciso 7 de la Constitución Nacional y en los términos del artículo 2 de la Ley 27.612, las operaciones de crédito público contenidas en el “Programa de Facilidades Extendidas” a celebrarse entre el Poder Ejecutivo Nacional y el Fondo Monetario Internacional (FMI) para la cancelación de los vencimientos del “Acuerdo Stand By” oportunamente celebrado en 2018 y el fortalecimiento de las reservas internacionales. El Poder Ejecutivo Nacional suscribirá, en uso de sus facultades, los instrumentos necesarios para dar cumplimiento a lo establecido en el párrafo precedente. ARTICULO 2 – La presente ley entrará en vigencia a partir de su publicación en el BOLETIN OFICIAL. ARTICULO 3 – Comuníquese al Poder Ejecutivo Nacional.

Desde el Gobierno salían a comunicar que habían reunido 200 votos a favor del acuerdo con el FMI y JXC daba el tema por terminado y salía a comunicar a través de las propias redes su compromiso institucional y con el país, dando la votación por hecha y poniendo ahora la pelota en territorio del Senado y más concretamente de Cristina Kirchner. “Esperamos que en el Senado la vicepresidenta esté a la altura de su cargo”, se leyó en la última frase del comunicado de JXC que destacó que la coalición actúa con “responsabilidad” en contraste con el FDT. “Consideramos una gran irresponsabilidad institucional del oficialismo no haber logrado reunir la totalidad de sus diputados”, acusaron atribuyéndose el trámite en la Cámara: “Somos una coalición que unida resuelve que el país no vaya al default”. Asunto cerrado.

“Felicito a toda la Coalicion Cívica por haber llevado adelante la estrategia de evitar el default. Privilegiando los intereses de la Argentina por sobre intereses especulativos y personales”, escribía Lilita Carrió en Twitter. “Quiero destacar la gran responsabilidad institucional de @juntoscambioar buscando los consensos para evitar el default en Argentina. Felicito en particular al bloque de diputados de @UCRNacional, Coalición Cívica y Peronismo Republicano por su compromiso desde un primer momento”, se sumaba el gobernador Gerardo Morales, presidente de la UCR, haciendo omisión del PRO.

Los diputados de JXC ya se levantaban para retirarse de la reunión de comisiones cuando Carlos Heller aclaró que todavía faltaban ajustes. “La demora es porque faltan detalles y por lo tanto no está finalizado el acuerdo”, los frenó el diputado del FDT. “El acuerdo estaba finalizado”, se enojó Mario Negri, que preside el bloque de la UCR. “Todavía faltan detalles. Solo puedo pedir que sigamos esperando”, terció Heller mientras se escuchaba el murmullo de JXC y las críticas a Germán Martínez, que preside en bloque del FDT, encargado de las negociaciones con los propios. “Esto es poco serio”, cargó Negri contra Martínez. El cordobés tenía razón.

El oficialismo había convencido a la oposición pero todavía se enroscaba con su propia interna. “Me hago cargo pero la propuesta que tengo tiene mejoras sustanciales...”, suspiró Martinez. JXC no puso trabas al cambio de la letra chica (solo se abstuvieron Gerardo Milman, Omar de Marchi, Graciela Ocaña y Federico Angelini), que pasó de "fortalecimiento de reservas por apoyo presupuestario" a pedido del titular del Banco Central, Miguel Ángel Pesce, que había dicho justamente ayer que el acuerdo con el FMI “permitirá una recomposición de reservas muy importante”. Claro, no TODO serán reservas. En esa línea modificada se reconoce que parte del préstamo se usa para financiar déficit.

Galería de imágenes

En esta Nota

Maximiliano Sardi

Maximiliano Sardi

Editor de Internacionales.

Comentarios