POLíTICA | 28-02-2020 12:42

Tex Harris en el recuerdo

Ildefonso Thomsen, hombre de los Derechos Humanos, recuerda al diplomático que se atrevió a denunciar los horrores de la última dictadura.

El miércoles pasado recibí lo que sería el último correo electrónico de Tex Harris a sus amigos. Porque debo decir que me honra estar entre los elegidos. Tex tenía la particular costumbre de enviar información y respuestas a e-mails personales, a todo un grupo, tuvieran o no algo que ver con el asunto en cuestión. Pero así era Tex: ¡alguien fuera de lo común!

Por eso se me vino el alma al piso cuando tanto Isabel Mignone (desde Washington) como su hermana Mercedes (desde Buenos Aires) me avisaron el lunes (vía whatsapp) que Tex había fallecido por paro cardiaco. Y recién leo los whatsapp cuando llego a casa desde el Hospital Britanico, habiendo tenido que ir a la guardia justamente por un problema cardiaco.

Resultado: ¡quedé petrificado! Pero no me sorprendió. Porque muchos se pueden quedar con la última fotografía pública de Tex recibiendo -el 10/12/2019- un reconocimiento por su labor en el Servicio Diplomático estadounidense (AFSA, sus siglas en inglés). Pero la verdad es que, usando una conocida muletilla: ¡su vida no fue fácil! Y el mismo lo señaló en el 2007: "Hace veintiocho años el Departamento de Estado me echó del cuerpo diplomático de Latinoamérica a causa de mi trabajo aquí en relación a los asuntos de derechos humanos, en los que aparentemente 'puse demasiada energía'." (1)

Comprendí perfectamente lo antedicho cuando, gracias a uno de sus correos electrónicos, me entero de la jerarquía que ostentaba su trabajo cuando llegó a la Argentina durante la última dictadura cívico-militar. Es así que, en una columna de opinión publicada en septiembre de 2019, el diplomático norteamericano Samuel C. Downing subraya lo siguiente: "Un intrépido oficial encargado de los derechos humanos es, con frecuencia, un miembro de menor jerarquía dentro del sector político. Debe nadar contra la corriente de resistencia burocrática -por razones muchas veces proclamadas pero raramente comprobables- que consideran que impulsar nuestra agenda en derechos humanos con fuerza y rapidez puede poner en peligro otras áreas de cooperación". (2)

Si esta dificultad es en el presente, ¿alguien se puede imaginar lo que fue en el periodo 1976-1983?

Pero el Tex Harris no sólo fue alto de estatura, sino que sobresalió por su convicción en materia de derechos humanos. Por eso descorcharon champán en Argentina cuando se lo sacaron de encima y fue enviado al ostracismo en su propia tierra.

Además, ¿cómo no se va a agigantar nuestro reconocimiento a Tex cuando lo volvemos a comparar con la actualidad? También en el 2019, el presidente Donald Trump propuso ante el Senado a Marshall Billingslea para el más alto rango diplomático en materia de derechos humanos. ¿Sus méritos?: durante la Presidencia de George Bush favorecía la tortura utilizando métodos de "interrogatorios intensivos" y otras prácticas ilegales. (3)

Por último, quiero resaltar mi alegría que sea PERFIL quien primero se hizo eco del fallecimiento de este gigante. Hasta uno de sus colegas del Servicio Exterior me lo expresó vía whatsapp, sorprendido de que la noticia se difundiera en la Argentina aun antes que en los Estados Unidos: primero en inglés, vía el Buenos Aires Times; luego en castellano, en Perfil.com. Con una marcada diferencia: el Times incluye una foto de Tex Harris, Jorge Fontevecchia y Robert Cox -que data de fines del 2015- en el departamento de este último en Buenos Aires. ¿Cómo lo sé con tanta precisión? ¡Porque tuve la dicha de estar ahí! Fue la última vez que lo vi personalmente a Tex, a quien ya conocía gracias a Cox.

Pero, ¿dónde comenzó toda esta cadena de encuentros? En la casa de la Familia Mignone, gracias a que fui compañero de facultad de Isabel Mignone. Así es como conocí a Monica María Candelaria Mignone en 1972, detenida-desaparecida el 14 de mayo de 1976. Así también emprendí mi camino en la tortuosa senda de los derechos humanos.

Pero no me voy a detener en mi experiencia personal, después de haber trabajado treinta-y-dos años en el Congreso Nacional, al que tuve el honor de acceder en enero de 1984 acompañando a Augusto Conte bajo el lema "Derechos Humanos al Parlamento". Simplemente lo señalo para resaltar que tengo experiencia trabajando en un ambiente burocrático y, a la vez, político (al igual que Tex). (4)

Por eso su figura se agiganta en mi corazón y en el recuerdo. Porque gracias a esa reunión de la foto en 2015, logré resucitar mi pasaporte como ciudadano estadounidense. Con ello hice mi primer viaje en 35 años a mi segunda patria. La última vez había sido en 1981 a Washington DC para el casamiento de Isabel Mignone. (5)

¡Se cierra el círculo!

Doy gracias a la familia Mignone por haberme involucrado en una lucha personal y profesional por los derechos humanos. Agradezco a los Estados Unidos por haberme inculcado, desde la escuela primaria, que cada individuo tiene derechos inalienables. Mis modelos de ética y lucha son la familia de Emilio Mignone y Tex Harris.

* Por el Licenciado Ildefonso Miguel Thomsen, miembro del Instituto Internacional de Derechos Humanos- Fundación Rene Cassin (Strasbourg)

CITAS:

(1) Tex Harris. "El futuro ya no es lo que solía ser", en: Testimonios de la Solidaridad Internacional, 1a ed., Buenos Aires: Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, 2007, página 153.

(2) Samuel C. Downing. "How to Strengthen Human Rights Diplomacy: Speaking out". The Foreign Service Journal, September 2019. Link a la nota: https://www.afsa.org/how-strengthen-human-rights-diplomacy.

(3) "Trump's Human Rights Pick is Torture Apologist. Human Rights Watch, September 27, 2019. Link a la nota: https://www.hrw.org/news/2019/09/27/trumps-human-rights-pick-torture-apologist

(4) En mi cuenta de Twitter (@IldefonsoM) publico documentación respecto a mi trayectoria.

(5) Respecto a mi doble nacionalidad, dejo explicaciones para otra oportunidad. Aquí me limito a remarcar la trascendencia que ha tenido Tex Harris en mi vida.

por Idelfonso Thomsen

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios