Viernes 24 de septiembre, 2021

POLíTICA | 05-06-2021 14:40

Trastienda de la expulsión de Tomás Méndez de C5N por organizar el escrache a Bullrich

Para los directivos de la señal de noticias fue el responsable del embate en la casa a la presidenta del PRO. Broncas en el canal y futuro abierto.

El domingo, cuando el reloj marcaba las 20.10, un móvil de C5N, acompañado por una decena de taxistas K, empezó a transmitir desde el domicilio de Patricia Bullrich. Exactamente una hora y treinta y tres minutos después, el mismo canal comunicaba la expulsión de Tomás Méndez, el periodista que conducía el programa que armó la transmisión en lo de la presidenta del PRO. En el medio había sucedido de todo: la dirigente opositora había denunciado un escrache frente a su casa, un móvil de La Nación + había ido a cubrir en el lugar a los cronistas de C5N, mientras que funcionarios del Gobierno y autoridades de la emisora seguían la polémica como si se tratara de una final de un Mundial. El asuntó escaló hasta convertirse en un escándalo nacional.

La decisión la tomó Carlos Infante, director de contenidos de C5N. Ese domingo, en la previa del arranque de “ADN Federal”, él había revisado la grilla de ese programa antes de que saliera al aire, una práctica habitual en la televisión. Por eso, aunque estaba al tanto de que iba a haber un móvil en lo de Bullrich, se sorprendió cuando lo llamó uno de sus hombres. “¿Estás viendo el quilombo que está haciendo ‘el locazo’?”, le llegó del otro lado del teléfono. Recién ahí prendió la pantalla. Lo que vio le gustó tan poco que en menos de una hora tenía redactado el comunicado donde se notificaba del despido.

“El locazo” es el apodo que le pusieron Infante y otras de las autoridades a Méndez. La máxima de “hazte la fama y échate a dormir” es vieja pero vuelve a ser válida para el caso del cordobés: la gota que derramó el vaso estuvo lejos de ser la última. El periodista había dejado su provincia natal para mudarse a Buenos Aires en el 2017, por pedido de Infante y también de Fabián De Sousa, dueño, junto a Cristóbal López, del Grupo Indalo, al cual C5N y Radio 10 pertenecen. “¿Te pensás que lo quería echar? Si yo le pedí que se viniera a vivir acá, y si le acababa de dar un gran horario los domingos. Es que se fue a la mierda”, fueron algunas de las explicaciones de De Sousa a los que intentaron interceder ante él y el canal para que reincorporen al periodista. Eduardo Valdés, diputado todoterreno y amigo histórico de Alberto Fernández, había sido uno de ellos. El asunto había escalado hasta la cúpula del Frente de Todos.

ADN. Méndez se había hecho conocido en Córdoba por su programa, pero sobre todo por su estilo frontal, confrontativo y siempre al límite de la polémica. “El locazo”, que incluso llegó a ser concejal de la capital provincial presentándose por su propio partido, había cruzado esa barrera varias veces. La más conocida fue cuando vinculó, a comienzos de abril, el origen del coronavirus con Israel. La DAIA y el Inadi salieron fuerte al cruce y lo acusaron de antisemita, ante lo cual el periodista se disculpó. También mantiene una furiosa enemistad con el periodista Luis Majul, a quien en su programa vinculó con la red de espionaje ilegal que habría montado el gobierno anterior. “Agente Pirincho” es el apodo que, dice Méndez, le habían dado a Majul dentro de esa estructura, denuncia que el periodista de La Nación negó tajantemente. Desde entonces están en un duelo casi diario donde uno acusa al otro de trabajar bajo sueldo de Bullrich y de la embajada de Israel, y el otro de ser “títere” de Cristóbal López y CFK. Fue Majul quien envió el móvil el domingo a cubrir, valga la redundancia, la cobertura de C5N en el domicilio de la ex ministra. La venganza, esta vez, fue en plato caliente.

Méndez se enteró de su despido cuando aún no había dejado el edificio del canal. Fue tan repentina la decisión que el malestar no fue sólo suyo: varios en el canal no podían creer cómo se podía echar a alguien tan rápido y encima comunicarlo al aire. Roberto Navarro, Víctor Hugo Morales y Sandra Russo, entre otros, salieron rápido a solidarizarse con Méndez y criticar a la emisora. “¿Cuál es el mensaje? A los periodistas que se la juegan los despiden”, dijo Navarro.

Consultado para esta nota, Méndez jura que lo que hizo en su último programa en C5N (también se despidió de Radio 10) fue una “parodia” del “queremos preguntar” de Lanata. Es verdad que ni bien arrancó el programa, y varias veces durante el mismo, el periodista comentó que se trataba de un sketch, pero la afirmación -esto piensa el canal- no se sostiene: no se explica que hacían ahí los taxistas que el propio Méndez fogoneó para que participasen. Aunque son días movidos en C5N (ver recuadro), desde allí no descartan que una vez que pase el tiempo las partes se puedan acercar.

Aire. Son días movidos en C5N. A la expulsión de Méndez se le suma otra novedad: dentro de pocos días se estrenará un programa que incluye a un funcionario nacional.

Si bien Aníbal Fernández es un habitué tanto en el canal como en otros programas periodísticos, ahora tendrá un lugar reservado cada semana. Será los domingos a las 23, en un programa que se espera que debute en el aire antes de fin de mes. El interventor de Yacimientos Carboníferos Río Turbio, que desde hace mucho viene exigiéndoles en público a ministros que levanten el perfil, tendrá su debut como panelista oficial.

Será un programa que conducirá el periodista Julián Guarino, y que contará, además, con el abogado Maximiliano Rusconi -defensor, entre otros, del ex ministro Julio De Vido- y con Roberto Feletti, ex secretario de Economía del municipio de La Matanza. Por lo que pudo saber NOTICIAS, aún el nombre no está definido

 

 

 

 

 

También te puede interesar

Galería de imágenes

Juan Luis González

Juan Luis González

Periodista de política.

Comentarios