Viernes 10 de abril, 2020

RADIO | 19-02-2020 17:51

Si de amor se trata

“RH10”. Conducción: Rolando Hanglin. Con Nora Acosta (locución), Mario Mactas (“El gato y el zorro”. AM 710, Radio Diez, lunes a viernes, de 22 hasta la 1.

**** “RH10” supera en distintos aspectos a “Tinder” (la red social con aplicación para conseguir citas). Hanglin, por su parte, llama a varones que piden mujeres, a varones que convocan varones, a mujeres que quieren mujeres y a mujeres que solicitan varones. A diferencia de otros sitios no exige documentos de identidad ni nombres verdaderos: sólo número de teléfono o una carta. Y lo que viene a demostrar el programa es la existencia de una relación entre la vida y la radio: aquello que la vida no resuelve viene “RH10” y trata de arreglarlo; lo que le falta a un sujeto, Hanglin lo trae.

Llaman damas otoñales pero todavía traviesas: una de 87 años dice que el remisero la invita a tomar café y entonces les recomienda a las mujeres maduras: “Tírense al agua que total no van a quedar embarazadas”. Llaman mujeres que no quieren “touch and go”, otras que piden varones que sepan bailar y otras señoras que no aceptan reuniones con varones jóvenes (como si pensaran que el invierno no se junta con la primavera).

El conductor reflexiona: “Está difícil la pareja humana” y esa idea convoca otros pensamientos. Indica, también, que las relaciones históricas ya no tienen vigencia para unir lo que unían hace medio siglo atrás… Y es un programa de radio el que enfrenta una nueva manera de obtener adhesión humana en una sociedad en la que impera la disgregación.

Pero la idea de Hanglin puede complicarse: ¿Y si la familia ya no es lo que era? Hoy los alumnos de los primeros años ya no dibujan la familia de antes, ahora está el amigo de mamá, la novia de papá, hay muchachos que se preguntan si la ex hermanastra está prohibida o permitida y otros consultan qué vínculo tienen con el nieto del nuevo marido de la madre. Parece un chiste patético que los hospitales psiquiátricos expulsen a muchos enfermos para que los cuide la familia. Perdón: ¿Qué familia…?

Hay señores que tienen sus predilecciones: un hombre de 51 años quiere conocer una mulata: no le importa de dónde proviene, ni la edad. Sólo quiere que sea mulata. Ariel, que es gay, busca pareja para buenos momentos “y ningún compromiso”. Y mientras muchas personas piden que el candidato o candidata “tenga movilidad”, y la “situación económica resuelta”, los varones que tienen automóvil aclaran que sí, que tienen movilidad propia. Algunos, de ambos sexos, quieren “personas con buena salud”. “Busco un señor que viva en la zona de Morón, entre 55 y 65 años, educado y que tenga dientes”, así se expresa una oyente de este interesantísimo programa.

Todos sabemos que, hoy, la vida de los viejos es lamentable. Pero en este caso la insensibilidad resulta aún más asombrosa. Es cierto que la clase dominante es la que impone su violencia a las personas de edad, pero también el conjunto de la población es un cómplice activo.

 

Galería de imágenes

En esta Nota

Luis Frontera

Luis Frontera

Periodista crítico de radio.

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario