jueves, noviembre 14, 2019

RESTAURANTES | 21-10-2019 14:31

Una rotisería con onda

La base es el bap (el arroz doble carolina), que se combina con una variedad de platitos.

Antes en cada cuadra había una rotisería. Giraban los pollos al spiedo en la ventana, se sacaban esos números cuadraditos y se esperaba el pedido mientras la ropa se embebía de olor a fritanga. Luego llegaba ese sonido mágico del rollo de papel de envolver cortándose y los dedos hábiles anudando las cintitas del paquete para llevar… ¡Cuántos recuerdos! Por suerte, las modas son cíclicas y ahora, junto con el regreso de los bolichones, volvimos a las rotiserías, aunque aggiornadas a las costumbres alimenticias actuales.

Los dueños de las hamburgueserías De Niro y la churrería Alain Delon (el más churro de la historia), acaban de abrir La Vuelta en Caballito. Se trata de una auténtica rotisería de barrio donde, además de comprar para llevar o pedir delivery, uno puede sentarse a comer todos los clásicos soñados. La primera innovación es que abren desde la mañana y sirven desayunos con huevos revuelvos y tostones con palta, muy a la usanza actual, aunque no faltan la panera con queso blanco y mermelada y el tostado de jamón y queso.

“Cocina de barrio” reza el slogan de la casa y allí están los platos de siempre, pero también los de ahora. Entre las entradas, por ejemplo, la tortilla de papas y el vitel thoné (excelente, tanto que dan ganas de comerlo aunque no sea Navidad) conviven con los mejillones a la provenzal y las rabas con mayonesa de palta. Hay ensaladas abundantes o con una vuelta de tuerca, como la Caesar con panceta ahumada; empanadas de carne pero también de hongos portobello con queso; buenas milanesas de peceto, carnes a la parrilla y bondiola braseada; entre las pastas, sorrentinos de ricota y nuez y ñoquis de calabaza; y de postre, budín de pan y delicioso flan de naranja, entre otros.

Para el pollo, nada de spiedo. Aquí se hace ahumado en un kamado, un horno de barro / parrilla japonés inventado hace 1.700 años, muy en boga en la gastronomía de hoy por su calidad de cocción. Para beber: vinos jóvenes, cerveza tirada y aperitivos.

Si lleva un propio tupper cuando va a buscar su pedido, La Vuelta lo premia con un descuento por cuidar el medioambiente.

La Vuelta. Av. Pedro Goyena 583, Caballito. 7520-9264. Cocina porteña, rotisería. Martes a domingos de 9 a 00. Take away y delivery. Tarjetas de crédito. Precio promedio: $ 400.

Cocina ★★★

Servicio ★★★

Ambiente ★★★

Galería de imágenes

En esta Nota

Cayetana Vidal Buzzi

Cayetana Vidal Buzzi

Crítica gastronómica.

Comentarios

Argentina y el mundo

La información más importante del martes 12 de noviembre

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario