Martes 4 de octubre, 2022

RESTAURANTES | 01-09-2022 15:38

Los mellizos mexicanos

Lupe Lonchería / Ulúa. Jorge Newbery 3791, Chacarita. Lupe. Miércoles a domingo de 10 a 16. @lupeloncheria. Delivery. Precio prom.: $1000. Ulúa. Mar. a sáb. de 20 a 00. (con reservas) @ulua_ba. Precio prom. $ 4000.

Es sabido que Chacarita es el epicentro de la gastronomía joven en Buenos Aires, lo cual aplica no solamente a la cocina sino los nuevos formatos. En la calle Newbery, por ejemplo, tres socios mexicanos instalaron en un mismo local dos propuestas diferentes, incluso con dos nombres diferentes, con un denominador común: la cocina de su país de origen, unas de las más variadas y sabrosas del mundo. A la mañana y mediodía es Lupe lonchería, un típico lugar de comida al paso donde sirven platos más rápidos para el desayuno y el almuerzo; y de noche es Ulúa, un restaurante hecho y derecho donde sirven cocina tradicional mexicana más elaborada.

Los argentinos somos muy discretos a la hora del desayuno pero en Lupe, además de buen café de especialidad, hay quesadillas con queso y hongos, tacos de cochinita pibil, enfrijoladas (tortillas rellenas con frijoles y distintas carnes) y sandwiches como el Pambazo, de brioche con frijol refrito (no está frito, el refrito), queso gratinado y pico de gallo desde las 10 de la mañana. Para los que desayunan a la argentina, hay pastelería mexicana: el hit son las conchitas rellenas, un pan dulce redondo azucarado arriba y relleno de queso crema; también hay chilindrinas, cookies de vainillas con chochitos “pecas” de chocolate, y galletas de mole y chocolate.

De noche, el chef Antonio Hernández Bautista prepara planos tradicionales de la cocina mexicana en versiones levemente aggiornadas al paladar y los productos locales. Hay clásicos como el pozole (caldo rojo de cerdo, maíz mote, panceta, rabanito, lima, tostada), el tamal con queso trenzado y mole poblano, el mole verde (salda de pepita de calabaza, sobre matambre de cerdo con verduras salteadas) y la cochinita pibil (cerdo adobado en achiote y hoja de plátano, con tortillas para armar).

Se recomienda pedir dos platos por persona, pero con tres para dos es más que suficiente (no es barato).

Para beber, la propuesta del sommelier Freddy Morales Peregrina son los vinos argentinos, todos naturales o de baja intervención, como marca la filosofía de Chacarita.

Galería de imágenes

En esta Nota

Cayetana Vidal Buzzi

Cayetana Vidal Buzzi

Crítica gastronómica.

Comentarios