SHOWBIZ | 21-10-2019 13:38

Panamá Papers: llegó al cine el escándalo que toca a Macri

Soderbergh y la trama de los Panama Papers. Elenco de lujo y aspiraciones al Oscar.

Es sin duda uno de los estrenos más esperados del año en Netflix. La historia de Jurgen Mossack y Ramón Fonseca (interpretados respectivamente por Gary Oldman y Antonio Banderas), dueños del bufete panameño de abogados que armó una red de lavado, se refleja en "The Laundromat" ("La Lavandería"), título de peso en la plataforma on demand que cuenta con los ganadores del Oscar, Steven Soderbergh (se llevó la estatuilla por "Traffic") y Meryl Streep ("Kramer vs. Kramer", "La decisión de Sophie" y "La dama de hierro"), y que suena para competir en febrero por varios galardones: su presentación en los festivales de Toronto y San Sebastián lo confirma.

Trama. "The Laundromat", disponible desde el 18 de octubre, cuenta la historia de los Papeles de Panamá: la gran estafa fiscal que armó la compañía de fideicomisos Mossack & Fonseca, que creó más de 214.000 empresas fantasmas hasta que un anónimo filtró los datos y el escándalo salió a relucir.

La película de Soderbergh se inspira en el libro del ganador del Pulitzer Jake Bernstein, "Secrecy World". Pero no es un thriller de investigación, sino una película que explota -con mirada cómica- lo grotesco de estos dos abogados piratas. Y como en una historia de corsarios, el disparador es un naufragio: el accidente de una pequeña excursión en barco por las Cataratas del Niágara. Veinte personas mueren, incluído el esposo de Ellen Martin (Streep). Cuando ella no recibe compensación como resultado de un seguro de viaje fraudulento, comienza una investigación que la lleva a los cimientos del escandaloso fraude construido por Mossack & Fonseca.

(Te puede interesar: Apuesta en grande: Disney va por Netflix)

La película insiste en ese aspecto con diferentes anécdotas, como cuando la muerte de un empleado del bufete deja sin director financiero -de una sola vez- a 25.000 compañías falsas.

"The Laundromat" es el racconto del entramado de la "Gran Estafa" (así se llama la trilogía con George Clooney y Brad Pitt de la que Soderbergh es artífice), y como en "The Big Short" (peli de Adam McKay; Mejor Guión en los Oscar de 2016), sobre la burbuja inmobiliaria que detonó la economía estadounidense a fines de los 2000, el dúo Banderas-Oldman explica -de frente a cámara y rompiendo la cuarta pared-, los diferentes procesos y técnicas tributarias para esconder el dinero de empresarios y empresas, pero también de políticos y estrellas.

La película cierra con la presentación de los Papeles de Panamá y su impacto mundial, y un breve epílogo para cuestionar el orden de las cosas, y como los que más tienen siempre se burlan de los ciudadanos de a pie. El largometraje, de poco más de hora y media de duración, termina con una ingeniosa escena donde Streep utiliza las identidades de ambos personajes y la suya propia en un pequeño speech que resume el sentido de la película.

Personajes. Gary Oldman es Jürgen Mossack, hijo de un ex soldado nazi de las Waffen-SS (Erhard Mossack), y una de las mentes criminales detrás del estudio de abogados que se convirtió en un conglomerado de 42 oficinas y 6.000 empleados consagrado al lavado de dinero y la evasión fiscal. La otra pata es Ramón Enrique Fonseca Mora (Banderas), abogado con contactos políticos y diplomáticos, pero con cierto desdén por el sistema de castas que rige los países caribeños (¿herencia quizás de su abuela dentista reconvertida en guerrillera?). Los dos descubren los agujeros en la legislación del paraíso fiscal y los explotan ad infinitum.

(Te puede interesar: Fenómeno Netflix: secretos de un imperio)

Del otro lado están Meryl Streep, la jubilada que investiga una póliza de seguros falsa tras el terrible accidente en el que pierde la vida su marido. El personaje no es real pero la historia sí: entre los 11 millones de documentos de Mossack&Fonseca filtrados, se encontraba el hundimiento de un barco turístico en 2005 en Lake George (Nueva York). Después de que los sobrevivientes y las familias de los fallecidos demandaran a la compañía, se descubrió que no tenían un seguro porque les habían vendido una póliza falsa.

David Schwimmer y Robert Patrick son los dueños del ferry hundido: en este casi sí, personajes reales. Y lo mismo pasa con Malchus Irvin Boncamper (interpretado por Jeffrey Wright), el contable contratado por Mossack&Fonseca como testaferro. Boncamper se declaró culpable de cargos de lavado de dinero relacionados con el fraude de seguros en 2011, y fue sentenciado a prisión federal. Mossack y Fonseca adulteraron los registros para que pareciera que Boncamper había sido despedido hacía tiempo (una década antes), y que había trabajado por su cuenta. Pero él aportaría pruebas para incriminar a la dupla.

Oscar. Como sucedió este año con "Roma" ("Mejor Director" para Alfonso Cuarón y "Mejor película extranjera"), "The Laundromat" ya inició su campaña para "colarse" en los Oscar a pesar de no haber pasado por el cine. "Entiendo a la gente que busca cierto romanticismo en las películas, y quiere verlas en una pantalla grande, en un lugar oscuro y rodeado de gente a la que no conoce. Pero también es cierto que gracias a los diferentes formatos más gente está viendo más películas que antes. Hay que adaptarse", apuntó Banderas. "Me hubiese encantado contar con un espacio así cuando recién arrancaba mi carrera para poder hacer cine y televisión, tener las oportunidades que tienen estos chicos", agregó el actor español.

(Te puede interesar: Netflix: el rey ya no está solo)

"Netflix es una plataforma que tiene 133 millones de suscriptores a lo largo de todo el mundo. La película llegará a lugares a los que normalmente no llegaría, y eso es genial", se sumó Streep.

El mismo argumento seguramente repitan actores y director de "The Irishman", la cinta de Martin Scorsese (que también produce Netflix y que suena como favorita para la temporada de premios: estará disponible en la plataforma el 27 de noviembre) que reune a Robert De Niro, Al Pacino, Harvey Keitel y Joe Pesci haciendo de mafiosos: Frank Sheeran, veterano de la Segunda Guerra Mundial, estafador y asesino a sueldo, recuerda su participación en el asesinato del sindicalista Jimmy Hoffa (su desaparición es uno de los grandes misterios sin resolver en Estados Unidos).

La película que inauguró el Festival de Nueva York es otra biopic con trama conocida y elenco estelar, el combo que el abultado presupuesto del ondemand pude permitirse.

Galería de imágenes

Maximiliano Sardi

Maximiliano Sardi

Editor de Internacionales.

Comentarios

Argentina y el mundo

La información más importante del martes 12 de noviembre

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario