Tuesday 25 de June, 2024

SHOWBIZ | 15-08-2023 09:52

Fenómeno musical: el revival póstumo

A poco del fallecimiento de Sinéad O'Connor, su catálogo se revaloriza. El fenómeno de las herencias musicales.

La noticia de la muerte de Sinéad O'Connor tomó a casi todos por sorpresa. Desde la difusión de su deceso, las redes sociales volvieron virales la imagen de la cantante irlandesa famosa por su interpretación de “Nothing Compares 2 U”. 
O'Connor era una bomba de tiempo. En los últimos diez años las noticias sobre ella giraban en torno a la gravedad de su salud mental. “No había terapia cuando yo estaba creciendo. Así que la razón por la que entré en un grupo de música fue la terapia”, había expresado hace unos años la artista. 

Mientras todos veían los videos de Sinéad pidiendo ayuda como algo con lo que entretenerse, nadie más, aparte de su psiquiatra, realmente se preocupaba por ella. “Su sello discográfico la dejó caer después de vender 7 millones de álbumes para ellos. Se volvió loca, sí, pero poco interesante, nunca. Hay cierto odio en la industria de la música hacia los cantantes que no ‘encajan’ (esto lo sé muy bien), y nunca son elogiados hasta la muerte, cuando, finalmente, no pueden responder”, expresó el artista británico Morrissey.
Al momento de su fallecimiento, Sinéad O'Connor, según el sitio web “Celebrity Net Worth” (que informa las estimaciones de los activos totales y las actividades financieras de las celebridades), contaba con una riqueza de 500 mil dólares. Su crisis económica de los últimos años era real. En un momento hasta había llegado a vivir en un hostel. 

Sinead O'Connor

Pero en los últimos días, la compositora formó parte del ranking “Los 50 más virales: Global”, una de las playlist más importantes de Spotify, y la canción que la llevó al estrellato sigue siendo la más escuchada en su perfil, casi 300 mil millones de clicks
Catálogo. Su primer disco, Lion and the Cobra (1987), está siendo más reproducido que el resto (el del famoso tema “Mandinka”), lo que demuestra que hay un cierto grupo de personas que estén surfeando en su pasado para entender el presente. Quizás, una posible nueva oleada de fans centennials está en camino. 

La curiosidad por O'Connor luego de su muerte es lógica, porque no sólo forma una parte importante de la historia de la música, sino también la de toda Irlanda. A partir de ahora, cada click en las plataformas musicales, cualquier obra que la nombre, se convertirá en oro por el propio peso que conlleva lo que fue su vida. Que no sorprenda que pronto se cree una fundación o un musical con su nombre. 
Cuando un artista fallece, su patrimonio se vuelve único y todos quieren tener algo nuevo o viejo de ellos, porque es lo único que puede mantener viva su memoria. En 2022, David Bowie llegó a los 250 millones de dólares en ingresos, por la venta del catálogo editorial y sus masters a Warner Chappell. 

David Bowie

Michael Jackson no se quedó atrás, ya que recaudó 75 millones por el espectáculo del Cirque de Soleil con su temática en Las Vegas, junto con el catálogo de música Mijac. Además, “MJ the Musical”, en Broadway, no para de recaudar millones desde su estreno. Su próxima parada será en la primavera londinense del 2024, lo que comprueba que un proyecto sólido puede funcionar durante años y convertirse en un clásico de la cultura popular. 

Y en ese lote imposible no nombrar a Elvis Presley, que el año pasado generó 110 millones de dólares en ingresos. 5 millones del total, han llegado por los derechos de “Elvis”, su película biográfica. Para llevar a cabo todo este tipo de proyectos, los que deciden al final son los herederos del artista. Durante 70 años posteriores a su muerte, son los que toman decisiones sobre la obra y el nombre de la persona en cuestión. 

Elvis

Allí es muy conocido el caso de Prince, quien murió en 2016, y dejó todos los derechos repartidos entre sus seis hermanos. En vida, el catálogo musical del estadounidense en las plataformas de streaming era escaso, y desde 2017 hasta ahora salieron a la luz nueve álbumes que reúnen reediciones, rarezas y material inédito. 

En 2021, los tres hermanos más jóvenes de Prince, vendieron su parte de la herencia musical al sello discográfico Primary Wave, quienes también poseen el catálogo de Nirvana y Ray Charles. Mientras que los hermanos mayores aseguraron que nunca venderán sus derechos: “Conocemos el precio”, declararon en aquel momento.

Legado

Más allá de lo económico, por lo general, la vida de los herederos se basa en defender el legado. Tal es el caso de la familia de la leyenda del soul, Marvin Gaye, que en 2015 ganó una sentencia de 5,3 millones de dólares por una demanda en la que se alegaba que la canción “Blurred Lines” (2013), de Robin Thicke y Pharrell Williams, copiaba “Got To Give It Up” (1977), de Gaye. 

Marvin Gaye

En 2017 volvieron a la corte, esta vez demandando a Ed Sheeran, por supuestamente haber plagiado el tema “Let’s Get It On” (1973) para componer su exitoso “Thinking Out Loud” (2014). Finalmente, esa vez no tuvieron suerte, y Sheeran fue absuelto. Su defensa había argumentado que cualquier similitud entre las canciones implicaba “bloques de construcción” musicales básicos que no podían ser objeto de derechos de autor.

También hay casos de herencias que causan problemas, como cuando falleció George Michael en 2016 y sus ex parejas Kenny Goss y Fadi Fawaz reclamaron su parte. Michael había dejado todo para sus hermanas Melanie y Yioda. En un apartado del testamento, el artista determinó que Yioda era la que debía tomar la decisión de a quién de sus amigos iba a repartir una parte de lo que dejó.  Además, se destinó un porcentaje a su padre, empleados y organizaciones benéficas como “Childline”, de atención a menores, o “Angel Food”, que da comidas en Los Ángeles a personas con enfermedades crónicas.

George Michael

Tras demandar a la familia de George y reclamarles una indemnización de 15 mil libras esterlinas al mes, Goss llegó a un acuerdo con la familia de Michael. Kenny había firmado previamente un documento que dependía por completo del dinero del antiguo líder de Wham! para mantenerse, porque en su momento tomó la decisión de abandonar su propia carrera para cuidar de él. 

Por otro lado, Fawaz tardó varios años en abandonar la mansión de George Michael en Londres, y cuando lo hizo, se encargó de destruirla por completo. Desde que los familiares de la estrella del pop lo echaron de la casa, fue visto pernoctando en diferentes hoteles de Inglaterra, e incluso, en la calle. Además, se le han sumado sus problemas con las drogas.

Herencia

En 1991, Freddie Mercury dejó la mitad de su fortuna valorada en más de nueve millones de euros, sin contar sus futuras ganancias derivadas de los derechos de autor, a su ex novia Mary Austin. También dejó por escrito su deseo de que se quedara con su mansión de Garden Lodge (Londres), valorada en 22 millones y medio de euros de entonces.

Freddie Mercury

Su herencia también se repartió entre su última pareja, Jim Hutton, su asistente personal Peter Freestone y para su cocinero Joe Fanelli. A su hermana, Kashmira Bulsara, el 25 por ciento de su patrimonio, y a sus padres, Bomi y Jer Bulsara, el otro 25 por ciento restante. Austin sigue viviendo en la imponente mansión de Garden Lodge que heredó del cantante de “Bohemian Rhapsody”.

Amy Winehouse, quien murió a los 27 años, no estaba casada, no tenía hijos y tampoco había dejado un testamento. Por defecto, su herencia pasó a manos de sus padres, Mitchell y Janis. En 2011, dos meses después de la muerte de la compositora de “Rehab”, utilizaron parte del dinero para crear la “Fundación Amy Winehouse”. Su objetivo es crear conciencia y prevenir daños por el uso indebido de drogas y alcohol, especialmente entre los jóvenes. Se estima que su fortuna aumentó sustancialmente en los años posteriores a su muerte, debido a las regalías. 

En mayo, la noticia del fallecimiento de Tina Turner a los 83 años sacudió al mundo del rock. Se le estima un patrimonio de alrededor de 250 millones de dólares, aunque parece que es una cantidad mucho mayor. Antes de morir, la artista vendió todo su catálogo musical a la discográfica BMG por 50 millones de dólares, lo que habría incrementado de forma considerable la cifra.

Tina Turner

Aunque todavía no se sabe qué dice el testamento de manera oficial, todo indicaría que la herencia se repartiría entre su marido, Erwin Bach, y los dos hijos que adoptó de su ex, Ike Turner, Ike Jr. y Michael. Sus dos hijos biológicos habían fallecido, Craig en 2018, y Ronnie en 2022. Pero recientemente, Afida (la esposa de Ronnie) contó que Tina nunca completó el papeleo para convertirse en madre de los hijos de Ike a efectos legales. Por lo tanto, peligra que puedan reclamar algo. Con respecto a dónde irá a parar el patrimonio de Sinéad O'Connor, se estipula que serán las manos de sus tres hijos: Jake, de 36 años, Róisín, de 27, y Yeshua, de 16

por R.N.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios