domingo, diciembre 8, 2019

TEATRO | 21-11-2019 11:36

"Trastorno": eficaz regreso del grotesco

La adaptación, con astucia, abrevia los tres actos originales y acentúa las tintas de los personajes para resaltar el choque de clases a través de la humorada.

En los últimos años, el actor y director argentino Pompeyo Audivert, abrevó en clásicos nacionales como “Muñeca” de Armando Discépolo y “La farsa de los ausentes” de Roberto Arlt. Ahora estrenó “Trastorno”, basada en “El pasado” de Florencio Sánchez.

Destacado exponente de fines del siglo XIX y comienzos del XX, Sánchez es el autor de piezas que forman parte del acervo popular como “Barranca abajo”, “En familia” o “M’hijo el dotor”. El rioplatense fue todo un especialista en reflejar las diferencias sociales, el ascenso de los humildes a la vida proletaria y las esperanzas de sobrevivir en medio de la miseria cotidiana.

Afectada por el implacable paso del tiempo, la trama de esta nueva versión (se representó antes con Carlos Belloso) virada hacia el grotesco, hace hincapié en observar la decadencia de una familia de alta burguesía porteña cuando, a causa de la vieja historia de amor de la señora Rosario (Pompeyo Audivert), queda al descubierto la imposibilidad de su vástago menor Ernesto (Juan Manuel Correa), para sostener un romance con la hija de otro matrimonio de similar condición económica.

La adaptación, con astucia, abrevia los tres actos originales y acentúa las tintas de los personajes para resaltar el choque de clases a través de la humorada. Claro ejemplo de este fin es la inclusión de la enfermera Tití (Julieta Carrera) que atiende las continuas jaquecas de la anciana protagonista. Además, en el camino de ensalzar el desparpajo, Audivert no sólo se encarga de representar a la mujer cuyas vivencias la persiguen, también elige a otro actor para el rol de la abuela Mameca (Fernando Khabie), acentuando así el comportamiento feroz de estas dignas representantes del matriarcado autóctono.

Semejante propuesta, guiada en colaboración con Andrés Mangone, requiere actuaciones sólidas obligadas a transitar una cuerda floja que Correa, actor dúctil cuyos pasos conviene seguir, Carrera, todo un hallazgo, y el mismo Audivert recorren airosos.

En los rubros artísticos se destacan los proverbiales talentos de consagrados creativos: la sugerente iluminación de Leandra Rodríguez y el imaginativo vestuario de Julio Suárez.

Calificación: ***

“Trastorno” de Pompeyo Audivert. Con P. Audivert y elenco. Dirección P. Audivert y A. Mangone. CCC, Av. Corrientes 1543.

Galería de imágenes

En esta Nota

Jorge Luis Montiel

Jorge Luis Montiel

Periodista crítico de artes y espectáculos.

Comentarios

Todo lo que hay que saber

La información más importante de este martes en un breve video

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario