Martes 7 de abril, 2020

TEATRO | 12-03-2020 18:46

El remordimiento en carne viva

“La culpa” de D. Mamet. Con Diego de Paula y elenco. Dir.: H. Urquijo. Centro Cultural de la Cooperación, Av. Corrientes 1543.

*****“La culpa” fue estrenada en New York, en 2017, y el año pasado en Buenos Aires. Es la última obra del novelista, ensayista, dramaturgo, guionista y director de cine estadounidense David Mamet, ganador de un Pulitzer en 1984, por “Glengarry Glen Ross”. También autor de “Oleanna”, “Perversidad sexual en Chicago” y “Speed the plow” (retitulada “Pirañas”) todas representadas en la cartelera porteña.

Su talento y estilo como dramaturgo cuestionan el feroz modo de vida contemporáneo. Aunados en una impecable estructura dramática, los personajes resplandecen en la fluida conexión de sus variados temperamentos y el tenso relato de las relaciones que los vinculan.

El título original de la pieza es “The Penitent” y su traducción literal “El penitente”. Es decir, la compunción o el remordimiento que se siente tras realizar algo malo o que, por algún motivo, se cree que no fue bueno haberlo concretado. El concepto también se emplea a nivel religioso, y da nombre al sacramento que brinda el perdón de los pecados cuando éstos son confesados con dolor y bajo ciertas condiciones.

Justamente, la trama aborda la historia de un psiquiatra (Diego de Paula), que es requerido para testificar a favor de un joven paciente acusado de cometer una violenta serie de asesinatos. Cuando se niega a entregar las notas de las sesiones; su carrera, su ética y sus creencias son cuestionadas. Eso desencadena una espiral de acontecimientos que convulsionan no solo su vida, sino la de la persona que más quiere; su esposa Eliana (Adriana Salonia). Asimismo, es engañado por Julián (Martín Urbaneja) su amigo abogado, y manipulado por el letrado (Martín Ruíz) que representa al imputado.

Bajo la guía minuciosa del director Hugo Urquijo, el elenco ofrece actuaciones sobresalientes y en carne viva: de Paula, refleja muy bien el desconcierto, la ira y la derrota del protagonista; Salonia el desprecio y la impotencia de su criatura; Urbaneja, uno de los mejores actores de su generación, asume la dualidad de ayudar con artimañas y aprovechar el contexto. Finalmente, Ruiz, reconocido intérprete del género musical, demuestra que aquí también está en un territorio que le pertenece. Sin duda, una opción imperdible.

Galería de imágenes

En esta Nota

Jorge Luis Montiel

Jorge Luis Montiel

Periodista crítico de artes y espectáculos.

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario