Domingo 19 de septiembre, 2021

TEATRO | 27-11-2020 15:39

Yo, Claudio

“Yo, Claudio” de Robert Graves. Versión: José Luis Alonso de Santos. Con Héctor Alterio y elenco. Dirección: José Carlos Plaza. Gratis en Teatroteca.

**** Este cronista recuerda ver, por televisión abierta, la excelente y entonces popular miniserie inglesa “Yo, Claudio” producida y emitida por la BBC, en 1976, y estrenada en Argentina dos años después. Una de las primeras de calidad y con un impacto global. Allí están las inolvidables actuaciones protagónicas de Derek Jacobi (Claudio), Siân Phillips (Livia), John Hurt (Calígula) y Brian Blessed (Augusto). Filmada en video, en una escenografía casi teatral y sin exteriores, los trece capítulos se basaron en dos novelas del escritor británico Robert Graves (1895-1985): la que le dio título, de 1934; y “Claudio, el dios, y su esposa Mesalina” de 1935.

En la trama se relata el reinado de Augusto y la sucesión de soberanos que le siguieron, a través de una autobiografía ficticia de uno de ellos, el tartamudo y cojo Claudio Druso Nerón Germánico, a quien su familia desprecia.

En julio de 2004, en el Teatro Romano de Mérida, España, durante el Festival de Teatro Clásico, se conoció su primera adaptación escénica, de casi dos horas de duración, perteneciente a José Luis Alonso de Santos, dirigida por José Carlos Plaza, y que contó con el aval de William Graves, hijo del autor. Nada menos.

Su numeroso elenco lo encabezó nuestro compatriota, el gran Héctor Alterio, en una labor formidable como Claudio, que sobrevive y llega a gobernar el imperio, gracias a la inteligencia de hacerse pasar por tonto. Junto a él, estaba Encarna Paso, magnifica en la piel de Livia, la cruel y fría abuela del protagonista, esposa del primer emperador romano, que manejó Roma a su antojo.

Así vemos a este hombre humillado, aunque irónico y perspicaz, primero apartado de las intrigas, y posteriormente obligado a asumir la total autoridad, con el intento frustrado de devolver el poder al Senado para constituir una República, y con la confirmación de que poseerlo, corrompe los ideales. Una trama en la que se van tejiendo cuestiones humanas, políticas y sociales de sorprendente vigencia.

La impecable coproducción multimedia entre el citado Festival y Pentación Producciones, por fortuna, se registró audiovisualmente. Está disponible, de forma gratuita, en Teatroteca, el valioso archivo audiovisual del Inaem.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Jorge Luis Montiel

Jorge Luis Montiel

Periodista crítico de artes y espectáculos.

Comentarios