domingo, diciembre 8, 2019

TECNOLOGíA | 02-12-2019 12:24

Geopolítica e internet: TikTok, más que video

La aplicación china es furor entre adolescentes. Pese a su liviandad de contenidos, en EE.UU. la ven como un riesgo para la seguridad.

Es muy posible que quienes tienen más de 25 años no hayan oído hablar nunca de una aplicación para celulares que se llama TikTok o que, si la hubieran instalado a pedido de hijos o sobrinos no hayan comprendido de qué se trataba. No es extraño, la aplicación china de videos que se ubicó en el primer lugar entre las más bajadas de los últimos meses le habla directo a los integrantes de la generación Z, los nacidos entre 1995 y 2010, dueños de un ver y un oír muy propios. La primera impresión es de que se trata de una disparatada red social, aparentemente sin pies ni cabeza, porque ¿qué decir de un espacio cibernético que muestra a una persona que lanza una sandía en el techo de un supermercado, corre para que la fruta no se caiga sobre su cabeza y… allí termina todo. Esa impresión puede persistir en la segunda incursión, y también en la tercera, pero el hecho es que más de 500 millones de personas hicieron download de la aplicación, y el programa está influyendo sobre el modo en que ellas cantan, bailan, se visten y hasta cuentan un chiste.

Aquellos que logran arrastrar millones de espectadores a la pantalla del teléfono inteligente son promovidos al grado de tiktoker, algo así como "maestro en el arte de hacer videos de hasta un minuto". Ninguna red hasta ahora había alcanzado tan rápidamente al público muy joven. Los tiktokers más populares pueden llegar a tener más de 850.000 seguidores y contratos publicitarios de todo tipo.

TikTok es ideal para este momento, en un mundo leve, líquido, y cada vez más afecto a las imágenes. “Un fuerte rasgo de la generación que nació con la era de las redes es la preferencia por los videos breves  en lugar de los textos largos. Los menores de 24 años leen, sí, pero buscan información rápida”, analiza Francisco Brito Curz, director de InternetLab, en la Universidad de San Pablo (Brasil). 

La espontaneidad es la gran característica de los videos, sean protagonizados por un adolescente que canta debajo de la ducha cuando sale de una sesión de box (el hashtag “cantando bajo la lluvia” tuvo 4,1 millones de menciones) o por un dúo de gemelos que bailan de manera coordinada (3,6 millones de visitantes). 

“Elija un menú de 21 platos. Aquí usted hallará opciones con un poco de todo: drama, comedia, música, danza”, dice el crítico de televisión estadounidense James Poniewozik. Por todo, habrá que entender a personas que actúan sin ataduras ni preocupaciones por el qué pensarán o  qué dirán los demás. 

Mark Zuckerberg

Orígenes y competencias. Creado en el año 2017 por el conglomerado ByteDance, gigante de la tecnología en China, TikTok bebió de la fuente del extinto aplicativo de vinos Vine y compró el coterráneo Musical.Ly con su base de usuarios para dar el puntapié inicial en un negocio cuya facturación anual está rondando los 2,5 mil millones de dólares. 

La empresa no da a conocer cifras, pero lo que se sabe es que semejante facturación proviene de los anuncios colocados en su página y de una parte de lo que los fans donan a los tiktokers. Entre los chinos, la aplicación captó la atención de los adolescentes casi inmediatamente, a pesar de acusaciones referentes a que la censura local la habría filtrado un poco. Luego, muy rápidamente, llegó a los Estados Unidos y a Brasil, para luego expandirse hacia el resto de América Latina. 

Mark Zuckerberg, el fundador de Facebook, sintió el golpe: hace casi un año creó una aplicación a imagen y semejanza de TikTok, con el nombre de Lasso. Fue bajada unas 250 mil veces en los Estados Unidos, nada, si se lo compara con los mil millones de downloads que logró la aplicación china. “Veremos si podemos hacer que Lasso funcione en países donde TikTok aún no es muy fuerte, antes que competir con él donde ya es muy popular”, dijo Zuckerberg en una reunión interna cuyo contenido se filtró a los medios de comunicación.La verdad es que Mark Zuckerberg tiene casi una obsesión con TikTok, y no es nueva.

Corría el año 2016 cuando Facebook inició conversaciones para comprar Musycal.li, la aplicación a partir de la cual fue creada TikTok y que es la base de su conversión en un boom. Pero las reuniones no llegaron a ningún lado y entonces, en el 2017, la empresa fue comprada por la china ByteDance, que pagó mil millones de dólares, y a partir de allí emergió TikTok. Resumiendo: a Zuckerberger se le escurrió de las manos la posibilidad de tener un negocio de miles de millones... y una base de datos de otros cientos de millones de usuarios.

Tal la obsesión del creador de Facebook, que el medio estadounidense BuzzFeed acaba de revelar que Zuckerberg tiene una cuenta personal en TikTok, bajo el nick @finkd, la misma que utiliza en Twitter y que está vinculada a su cuenta de Instagram. El hombre solo sigue a 61 personas y no ha posteado nada. Evidentemente, estar alerta en primera persona a lo que hace la competencia es su lema. 

Originalidad. Si de otras redes sociales se habla, Instagram también ofrece, con sus stories, la posibilidad de filmar y editar píldoras visuales, aunque con menos herramientas. Pero las diferencias entre las dos aplicaciones son de otro tipo. TikTok libera los usuarios de ritos como la creación de un perfil, la invitación a amigos, el pedido de ser seguido. Quien quiere postear precisa registrarse, y los demás abren la aplicación y van viendo.

Para los niños y los adolescentes parece ser un ambiente más leve, donde las relaciones se dan por una afinidad momentánea. “No es como Instagram, en el que uno tratar de convencer a otro de su alegría, ni como Twitter, en el que la persuación se da a partir de las ideas expresadas. En TikTok todo se trata de mira que cool es lo que hago, y vos también podes hacerlo. Es inclusivo”, resume Poniewozik. Uno de los motores para la socialización son los desafíos: imitar a un personaje de videogame, copiar una coreografía funk, formar el ala de un cisne con una pierna. De allí van surgiendo modas y conexiones, con un mundo de desconocidos que empiezan a seguirnos. Esa multitud es la que catapulta a figuras como el rapero estadounidense Lil Nas X, de 20 años, que de anónimo ilustre se disparó en los ránkings de la Billboard y fue premiado en los Video Music Awards después de que la canción Old Town Road se viralizara en uno de esos desafíos. Eso es TikTok.

TikTok

Guerra comercial. Pero nadie crea que crear y comercializar una aplicación para adolescentes, basada en videos ligeros, breves, casi insustanciales es sencillo, cometerá un enorme, inmeso error de concepto.
El gobierno de los Estados Unidos lanzó hace pocos días un examen nacional de seguridad sobre los dueños de ByteDance Technology y sobre la misma TikTok. La preocupación, al menos es lo que se le ha dicho a medios de comunicación estadounidenses, es que la empresa china podría estar censurando contenido políticamente sensible. Pero, sobre todo, lo que le quita el sueño al Comité sobre Inversión Extranjera de los Estados Unidos (CFIUS), es cómo los chinos almacenan los datos personales de sus usuarios. Y es que TikTok es cada vez más popular entre los adolescentes estadounidenses. Cerca del 60 por ciento de los 26,5 millones de usuarios activos mensuales en los EE.UU. tienen entre 16 y 24 años. 

Algunos senadores del país de América del Norte creen que, además, TikTok podría ser usada como blanco para introducir campañas con fines políticos sobre la población de los EE.UU. "Nos preocupa que la aplicación pueda llegar a significar serios riesgos para millones de americanos, y por eso merece que llevemos a cabo un profundo escrutinio". dice un email dado a conocer por la agencia de noticias Reuters. Los videos son leves, pero la red no lo es en absoluto. Y cada vez menos. 

Alerta abuso infantil. No solo adolescentes usan TikTok, también niños y niñas muy chicos, aún cuando el límite de uso comience en los 13 años, algo muy fácil de sortear con solo utilizar una fecha de nacimiento falsa. Un punto que los padres deben tener en cuenta es que cuando alguien se registra en la aplicación, la cuenta está configurada por defecto para ser pública, es decir que cualquier otro usuario puede ver los videos subidos, enviar mensajes directos y utilizar la información sobre la ubicación del chico registrado. Por eso es importante activar las características de privacidad, de modo tal que solo las personas con quienes los niños van a interactuar puedan entrar en contacto con ellos. 

Y es que las redes sociales siempre pueden ser usadas con fines non sanctos. Es factible sortear las precauciones. Facebook, por ejemplo, informó esta semana que 11,6 millones de imágenes sobre abuso sexual infantil fueron subidas al sitio entre los meses de julio y setiembre, contra los 6,9 millones registrados de abril a junio. De acuerdo con los encargados de la red social más popular, lograron remover el 99 por ciento de esas imágenes gracias a "una mejor detección". 

Pero también las cuentas falsas son un problema difícil: 3.200 millones fueron removidas entre abril y setiembre. 

Galería de imágenes

En esta Nota

Andrea Gentil

Andrea Gentil

Editora de Ciencia, Medicina y Tecnología. Docente.

Comentarios

Todo lo que hay que saber

La información más importante de este martes en un breve video

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario