TELEVISIóN | 01-08-2020 13:00

Dark Horse: Amigos y Cervezas

“Dark Horse: Amigos y Cervezas”. Docuserie. Con Aaron Morse y amigos. Domingos, a las 23.25, por HISTORY.

*** Desde el origen hasta su evolución, la cerveza es una de las bebidas fermentadas más antiguas de la humanidad. Luego, al ser industrializada, se convirtió en un refresco alcohólico a nivel mundial. Quizás por eso, el notorio auge de las artesanales, en todo el orbe, encuentra cabida en la televisión actual.

Justamente, la nueva docuserie de doce episodios que el canal HISTORY estrenó en Latinoamérica, está ambientada en las instalaciones de Dark Horse Brewing Company, una empresa cervecera situada en el pequeño pueblo de Marshall, a las afueras de Battle Creek, en el centro sur del estado de Michigan, Estados Unidos.

Su fundador, el rebelde, visionario e intrépido empresario Aaron Morse, lidera un círculo íntimo de corpulentos y barbudos amigos y empleados, a quienes siempre vemos vestidos con buzos, ropa de trabajo, y redes para el cabello de sus barbas. En conjunto, resulta un cuarteto de hombres simpáticos, motivados y distintivos hasta el punto de la excentricidad.

En los primeros envíos, conocemos los pasatiempos de Morse: pesca en hielo, karts y pistolas de tiro; al igual que impactan escenas de fuertes nevadas invernales. Pero la mayor parte distinguimos a John “Cabe” Churchill, el jefe de mantenimiento, ocupado en construir cosas, algunas relacionadas con la elaboración de cerveza, y otras no.

Porque cada emisión de 30 minutos combina un suceso en la cervecería con algo completamente ajeno. Por ejemplo, para el químico Bryan Wiggs, la desafiante idea de preparar una cerveza de panceta; o para Ryan “Chappi” Chapman, formular el pedido de carne más extraña posible. En sendos casos, destinadas a la concurrida, bulliciosa y opípara fiesta anual de compradores denominada “cuatro elfos”.

Es que Morse y su grupo han estado haciendo un nombre desde 1997, cuando comenzó a embotellar su única línea de cervezas artesanales. Ahora distribuido en 16 estados, el equipo está decidido a convertir su negocio en un nombre familiar. Su base de fanáticos acérrimos incluso tiene su propio apodo: Dark Horse Nation.

Sin embargo, no se trata solo de elaborar variedades, es un estilo de vida. Su receta para el éxito se basa tanto en la experimentación y la resolución de problemas como en la habilidad y determinación autodidacta. Todas las semanas, hay un nuevo proyecto, desde la creación de inventos extravagantes hasta pensar en valores agregados a su compuesto para que sea mucho mejor y original. Por aquí, todo se hace a mano, a la antigua usanza, o como les gusta decirlo, “Dark Horse Way”.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Alejandro Ullúa

Alejandro Ullúa

Periodista crítico de televisión.

Comentarios