Jueves 8 de diciembre, 2022

TELEVISIóN | 18-10-2022 07:54

VIDEO: momentos memorables del confesionario de Gran Hermano

La sala donde los participantes dialogan con el "ojo que todo lo ve" ha sido el escenario de llantos, traiciones y bromas.

Gran Hermano volvió a la pantalla de Telefe tras una década de ausencia, y lo hizo con 23 puntos de rating generando un gran revuelo en redes, donde abundaron los debates por los participantes y los memes. Conducido por Santiago Del Moro, ya probado en la conducción de los realities más vistos del canal, este GH es la gran apuesta del canal del grupo Paramount para reencaminarse en el rating luego de que "Quién es la máscara?", la competencia de canto con famosos que terminó esta semana sin mayor revuelo, acercara el tanteador con El Trece y el programa de Marcelo Tinelli. 

La casa de este Gran Hermano es la más grande del reality en América Latina, con un jardín gigante que incluye con pileta y sauna (el programa se extenderà durante todo el verano, hasta febrero. El interior tiene dos dormitorios para nueve concursantes cada uno (los 18 que competirán por el premio de 15 millones de pesos), living y cocina, un espacio para fiestas y el famoso “confesionario”, ese lugar donde surgen las internas y algunas de las mejores anécdotas históricas del GH argentino. Aquì algunos de esos momentos. 

"¡Y vino con extensiones!", fue la frase que Griselda Sánchez escupió en el confesionario en la edición 2007, al ver que Claudia Ciardone reingresaba de punta en blanco al juego. "Se me vio enojada, pero lo que quise decir es que Claudia entraba con ventaja. Entraba linda y con extensiones, por eso me quejé ante Gran Hermano", aseguró la morocha luego en diálogo con la revista Caras.

Y dijo, refiriéndose a su enemiga blonda: "A ella las extensiones no se le pueden caer porque tiene el pelo cortito como los hombres. No la sentí como competencia porque tenemos bellezas diferentes". "Yo llegué con extensiones hasta la cintura y se me enredaron todas. Al mes, se me cayeron algunas y los chicos me ayudaron a quitarme las pocas que me quedaron. Sin extensiones no me veía linda. Me sentía fea", sostuvo.

 

También en 2007, Silvina Scheffer, participante de Gran Hermano apodada “La profe” (porque se desempeñaba como profesora de educación física), protagonizó unos de los momentos más icónicos del programa. “Yo pido pocas cosas, pero la crema la necesito, la necesito con urgencia", dijo la profe en el confesionario. “Cualquier crema humectante. Si es para estrías, mejor. Pero sino, cualquier crema para el cuerpo porque no tenemos nada y las estrías me salen a full. Y eso no tiene vuelta atrás”, lloró.  ¿Podés tranquilizarte?, le preguntó la voz de GH, pero no hubo consuelo. 

En ese 2007, la ganadora fue Marianela Mirra, una de las participantes más polémicas de Gran Hermano. Su estrategia de juego fue muy criticada por muchos, pero le resultó eficaz. Odiada y festajada, su momento clave en el reality fue cuando utilizó la famosa "nominación espontánea" en contra de uno de sus aliados dentro de la casa.

Mirra entró al confesionario de Gran Hermano donde pidió utilizar esa carta letal para mandar directo a la placa de nominados Diego Leonardi, con quien tenía mejor relación dentro de la casa más famosa del país. Pero estando cerca de la final, lo veía como un rival fuerte, por lo que decidió sentenciarlo y empujarlo fuera de la casa: Leonardi fue eliminado de Gran Hermano con el 43% de los votos del público.

 

por R.N.

Galería de imágenes

Comentarios